Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid quiere acordar con Airbnb los días de alquiler de los pisos y poner una tasa

La iniciativa está orientada a evitar negocios fuera de la actividad legal de hoteles y pisos turísticos

Aplicación de Airbnb en un dispositivo móvil.
Aplicación de Airbnb en un dispositivo móvil. Bloomberg

El Ayuntamiento de Madrid, dirigido por Manuela Carmena, busca un acuerdo con Airbnb y otras plataformas de alquiler de pisos turísticos para fijar un tope máximo de días que un arrendatario puede permanecer en una vivienda de la capital. La propuesta municipal se inspira en iniciativas adoptadas en otras ciudades europeas, como Berlín y Ámsterdam, para poner coto al alquiler descontrolado de las casas turísticas. Este negocio, además de afectar negativamente al mercado hotelero, influye en los precios de alquiler estable, según alertan asociaciones y asesores inmobiliarios.

La propuesta que el ejecutivo municipal someterá a gigantes como Airbnb, HomeAway y otros, consiste en garantizar que quien sube la vivienda a una de estas plataformas es el propietario que vive en ella, lo que se conseguiría presentando un certificado de empadronamiento. En cuanto al plazo máximo de alquiler, el concejal de Urbanismo, José Manuel Calvo, propone un tope de 60 días. El Consistorio pedirá además a las webs que sancionen a los usuarios que no respeten los acuerdos, anulando temporalmente sus perfiles o imponiendo tasas ad hoc, como ocurre en Holanda.

Mercado en auge

El delegado de Urbanismo apuntó este miércoles a Europa Press que el plazo que se fija el Consistorio para llegar a un acuerdo con las plataformas es "relativamente corto", porque "la proliferación de viviendas turísticas es exponencial". En la capital, en dos años se han duplicado los pisos turísticos, hasta 20.000, según Exceltur.

Por su parte, la plataforma Airbnb indicó en un comunicado que quiere ser "buen socio" de la ciudad con una modalidad de alojamiento que en 2016 generó 447 millones de euros. "Madrid necesita reglas claras que distingan a aquellas personas que comparten su propio hogar de los malos actores", reza el texto.

El portavoz del Gobierno regional, Ángel Garrido, sostuvo que el Ejecutivo está "elaborando una nueva normativa para las viviendas turísticas, pero sin ser prohibicionistas", ni imponer nuevas tasas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información