Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salud investiga un brote de gastroenteritis por beber agua envasada

La distribuidora Eden retira 6.000 garrafas de 925 empresas de Barcelona y Tarragona

agua envasada
Garrafas y surtidor de agua Eden.

La Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPCAT) investiga un brote de gastroenteritis provocado por el consumo de agua embotellada en mal estado. La distribuidora Eden, responsable del reparto del agua contaminada, ha reconocido este viernes haber retirado, “de forma preventiva”, 6.158 garrafas de 925 empresas en Barcelona y Tarragona.

El Servicio de Vigilancia Epidemiológica del Departamento de Salud ha registrado 330 personas afectadas por este brote, aunque se espera que la cifra se incremente progresivamente en las próximas horas. Además, los casos contabilizados por Salud son los que se notifican desde atención primaria o urgencias a la ASPCAT, pero hay muchas personas afectadas que, al tratarse de una intoxicación leve, no acudirán al médico y no serán computadas dentro de este brote.

“Todos son trabajadores de distintas empresas ubicadas en Barcelona ciudad y el área metropolitana. Todos los casos presentan un cuadro clínico leve y sólo una persona requirió ingreso pero evoluciona favorablemente”, ha explicado una portavoz de Salud. La sintomatología de la gastroenteritis, que remite en unas 48 horas, consiste en náuseas, vómitos, diarrea, febrícula y dolor abdominal.

Eden ha informado a través de un comunicado que retiró seis lotes distribuidos en los días 7,8,11, 12 y 13 de abril del agua procedente del manantial de Arinsal, en Andorra. La empresa ha asegurado que todos sus clientes afectados están siendo contactados para retirar el agua de dichos lotes y sustituirla por garrafas de otro manantial. Además, la entidad se ha comprometido a limpiar, de forma preventiva, todas las fuentes que hubiesen suministrado el agua contaminada. “Tomamos todas las precauciones necesarias para asegurar que el producto que colocamos en el mercado sigue las normas españolas y europeas más exigentes”, ha defendido su director general, Antonio Alarcón.

Por su parte, Salud Pública ha verificado la retirada de los lotes afectados y ha comenzado a hacer encuestas epidemiológicas y toma de muestras para análisis clínicos a los afectados. Además, Salud ha comunicado el brote a la Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) “para activar los mecanismos de coordinación internacional previstos”.