Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat no tocará “ni una coma” del modelo lingüístico escolar

El portavoz Francesc Homs reivindica el éxito de la inmersión lingüística

La patronal de la concertada acusa al tribunal de "menospreciar" el caracter privado de sus escuelas

Francesc Homs, portavoz del Gobierno catalán. Ampliar foto
Francesc Homs, portavoz del Gobierno catalán.

El Gobierno catalán ha anunciado hoy que no tocará "ni una coma" del modelo lingüístico de las escuelas, en el que el catalán es única lengua vehicular. El consejero de Presidencia, Francesc Homs, ha explicado que el Gobierno de CiU presentará "todos los recursos pertinentes" para evitar dar cumplimiento a la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que obliga a la Generalitat a impartir en castellano el 25% del horario lectivo si lo pide un alumno. Los autos del TSJC afectan a cinco colegios -cuatro concertados y uno público- y da de plazo un mes a sus directores para acatar la decisión judicial.

En rueda de prensa tras la reunión del Ejecutivo de Mas, Homs ha dicho que el gobierno en bloque ha apoyado la estrategia de la consejera Irene Rigau tras saberse el fallo: recurrir la decisión del TSJC, defender el modelo educativo catalán y mantener la aplicación de la Ley de Educación de Catalunya (LEC).

"No moveremos ni una coma", según Homs, que ha recordado que nadie ha recurrido el modelo lingüístico de la LEC, y ha reivindicado el éxito que la inmersión ha tenido al garantizar que los alumnos tengan un buen conocimiento de catalán y de castellano, y al preservar la cohesión social. Según Homs la prioridad de la Generalitat es cumplir a rajatabla la Ley Catalana de Educación, que a su juicio blinda el actual modelo."La ley está en vigor, no fue impugnada y se mantendrá en vigor", ha insistido.

En una línea parecida se ha expresado la Fundación de Escuelas Cristianas, la patronal que agrupa a los cuatro centros concertados afectados por los últimos autos del TSJC. La junta de la entidad se ha reunido este martes de urgencia para valorar las resoluciones, así como para dar cuenta de la reunión mantenida ayer con la Generalitat. A través un comunicado, la Fundación ha expresado hoy su "sorpresa y preocupación" por los autos, que consideran "graves". "De manera inaudita, un tribunal de justicia se atribuye funciones pedagógicas y de organización curricular", critica la entidad.

La principal patronal de la concertada reprocha al tribunal su "menosprecio por el caracter privado" de los cuatro centros y también le afea que "a petición de una única familia -y sin haber escuchado a las otras-, quiere cambiar las características de la enseñanza que reciben los hijos de otras 24 familias en cada una de las escuelas". Con todo, la Fundación se ha mostrado partidaria a hacer todo lo posible por mantener el modelo de escuela catalana.

Más información