Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El déficit del Consell corta la ayuda a la investigación en las universidades

La Ley de Estabilidad impide las subvenciones si la deuda autonómica es elevada

Los cinco rectores de las universidades valencianas tras el director de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, Francisco Oltra.
Los cinco rectores de las universidades valencianas tras el director de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, Francisco Oltra.

La Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad financiera amenaza el futuro de la investigación en los campus valencianos. La citada ley establece en su artículo 20.3 que en los “supuestos de incumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria, de deuda pública o de la regla de gasto, la concesión de subvenciones por parte de la Administración central con comunidades autónomas incumplidoras precisará de un informe previo favorable del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas”.

Una medida coercitiva que en la práctica congela las ayudas del Gobierno a la investigación, que concede principalmente el Ministerio de Industria. El problema es que, por ahora la Generalitat no está claro que esté cumpliendo, y la autorización escrita por parte del Ministerio de Hacienda no llega a los beneficiarios.

Según fuentes de los campus consultados, la OEPM (Oficina Española de Patentes y Marcas) ha denegado ciertas ayudas a las universidades valencianas “alegando que no han recibido ese informe favorable” del Ministerio de Hacienda.

Las universidades preparan un recurso conjunto para intentar desbloquear el problema. Amparo Navarro, vicerrectora de Investigación en la Universidad de Alicante, considera que “este artículo de la Ley no es, de momento, aplicable ya que el Ministerio no ha publicado ningún informe o advertencia sobre el cumplimiento del objetivo de estabilidad, ya que ni se ha ejecutado de momento el presupuesto 2012, ni se ha aprobado el de 2013”, advierte. Las ayudas, por ejemplo, para el registro de patentes de investigación están bloqueadas a la espera de que el Ministerio de Hacienda certifique si la Comunidad Valenciana está cumpliendo su objetivo de estabilidad.

Pedro Carrasco, vicerrector de Investigación y Política Científica en la Universitat de València, confirma que Hacienda ya les ha vetado la financiación para dos proyectos, uno Avanza y otro Innova. “A las empresas privadas sí que les han concedido las subvenciones, pero a nosotros nos dicen que no”, se queja.

Las universidades coinciden en que la situación es “grave y delicada”. Carrasco admite que “está todo parado, y lo peor es que con los problemas de tesorería no podemos avanzar dinero”. Los vicerrectores consultados advierten de que el problema puede ser muy serio porque si se aplica el mismo criterio “la parálisis del sistema de investigación sería total”. Los vicerrectores recuerdan que todos los proyectos de investigación que están ahora en aire fueron “aprobados, el personal ciéntifico está pendiente y se deben cumplir unos plazos muy concretos”.

Por otro lado, el colectivo Carta Abierta por la Ciencia, que reúne a sociedades y organizaciones científicas, sindicatos y representantes de las universidades, ha convocado concentraciones en distintas ciudades para protestar por los recortes en I+D+i, que “han comprometido la viabilidad del sistema”. Las movilizaciones serán el próximo miércoles, y en Valencia, se ha convocado un acto a las 12.00 en la Estació del Nord para escenificar “la fuga de cerebros que estamos sufriendo”.

Colapso financiero y científico en los campus

A los investigadores de los campus valencianos les preocupa la inminente resolución de ayudas del Plan Nacional de Investigación. “Si se aplica el mismo criterio, y se quedan sin ayuda sería un golpe muy duro para los campus”, coinciden los vicerrectores. El veto de Hacienda a las ayudas a la investigación se suma al colapso financiero que arrastran los campus valencianos. La Generalitat acumula un retraso de entre dos y tres meses en el ingreso de las transferencias de gastos para pagar facturas y nóminas. Las becas de 2011 todavía no se han liquidado y las ayudas a la investigación tampoco.

Los rectores de las cinco universidades públicas advirtieron la semana pasada, mediante un comunicado conjunto de la CRUE (Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas) que el sistema está “fuertemente amenazado si no se le dota de suficiencia financiera”. El rector de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y vicepresidente de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), Juan Juliá consideró que “no contar con estabilidad financiera supondría dejar de tener un buen sistema y peligraría el futuro”. El rector de la Universitat de València (UV), Esteban Morcillo, se quejó de que “las políticas que se emprenden afectan a la sociedad del futuro”. El rector de Alicante, Manuel Palomar, recordó que los impagos obligan a la institución a recurrir a las pólizas de crédito para afrontar los gastos corrientes, y lamentó que la falta de liquidez “afecte especialmente a los proyectos de investigación en curso y a la ejecución de diversas infraestructuras”.

Por su parte, el rector de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche (Alicante), Jesús Tadeo Pastor, también alertó de los recortes en investigación y la disminución de las becas para alumnos. Finalmente, el rector de la Universitat Jaume I de Castellón (UJI), Vicent Climent, destacó que los recortes en I+D+i propiciarán que los grupos de investigación tengan “más dificultades” para acceder a la financiación.