Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Richard Yu (Huawei): “Están utilizando el arma política para dejarnos fuera de EE UU”

El CEO de la unidad de Consumo del gigante chino tilda de "entendible" que haya móviles que cuesten 1.000 euros porque cada vez se añade más valor a los terminales.

Richard Yu, CEO de Huawei Technologies Consumer Business Group.
Richard Yu, CEO de Huawei Technologies Consumer Business Group. EL PAÍS

Huawei no sorprendió este año con un nuevo y potente smartphone. El gigante tecnológico chino prefirió reservarse el anuncio de su esperado P20 para dentro de unas semanas y dar la campanada en un evento propio, sin que le robe protagonismo el S9 de Samsung, su acérrimo rival. Richard Yu, jefe mundial del negocio de Consumo de la compañía, justifica en un encuentro con varios medios internacionales el alto precio de algunos smartphones como el iPhone X o el último S9, y habla sin tapujos del “arma política” que, según dice, se está utilizando para dejar a su empresa fuera de EE UU.

¿Por qué no han lanzado el P20 en la feria móvil de Barcelona y lo han dejado para el 27 de marzo en París?

Este año hemos querido enfocarnos más en el negocio profesional y por eso lanzamos un portátil, una serie de tabletas y un dispositivo de conectividad 5G. Pero, además, es que necesitábamos más tiempo para introducir más innovación, y el próximo 27 de marzo volveremos a ser disruptivos. Vamos a incluir una cámara que revolucionará el mercado. Además, puedo avanzar que la comercialización del dispositivo será inmediatamente, porque nuestras fábricas ya están produciéndolo.

Vamos a incluir una cámara que revolucionará el mercado

 En seis años, Huawei se ha convertido en el tercer mayor fabricante de smartphones del mundo y en el segundo en España. ¿Qué peso prevé que van a tener los portátiles y las tabletas en el negocio de la compañía?

En tabletas ya estamos en el top tres junto a Apple y Samsung, e incluso en algunos países ya somos número uno. Somos muy jóvenes en este negocio, donde empezamos de cero, igual que en su día hicimos con los smartphones, pero crecemos rápidamente. En los teléfonos pasamos de vender uno a distribuir 153 millones en 2017, con un incremento interanual en ingresos del 30%. Creemos que en los ordenadores alcanzaremos también los mismos crecimientos y será un negocio tan importante para la compañía como los smartphones. El lanzamiento del MateBook X Pro en Barcelona es un claro ejemplo de nuestra ambición por desarrollar el mejor ordenador. Nuestro equipo no tiene nada que envidiar a los de Lenovo, HP, Dell o Apple. Aquí también estamos aportando innovación a la industria.

 ¿Y qué está ocurriendo en EE UU? ¿Por qué ese boicot a Huawei?

Quiero ser muy franco en esto. Todos los operadores desean fuertemente trabajar con nosotros, pero nuestros competidores están utilizando al gobierno y argumentos políticos para dejarnos a un lado. Huawei no tiene ningún problema en temas de seguridad y privacidad; hemos pasado las pruebas más estrictas de la industria, y cumplimos todos los estándares. Vendemos en más de 170 países, y solo tenemos problemas en uno. ¿Pero cuál es el problema? La razón es que están utilizando el arma de la política para dejarnos fuera. Todo el mundo lo sabe. Pero la realidad es que somos uno de los grupos más grandes en tecnología e innovación, porque lo estamos haciendo mejor que nuestros competidores. Excepto en EE UU.

Huawei está apostando fuerte por la inteligencia artificial. Pero también Samsung, Apple, LG están haciendo sus propios desarrollos en este terreno. ¿Cómo resolverán que unos dispositivos se entiendan con otros, porque en los hogares lo habitual es que haya equipos de diferentes fabricantes?

Es posible que, en unos años la gente necesite pantallas más grandes, que se puedan doblar y hacerse de diferentes tamaños, que se peguen y se amolden al cuerpo

Nuestro ecosistema de inteligencia artificial es abierto e invitamos a terceros a utilizar nuestro protocolo para sacar un mayor partido a la inteligencia artificial. Usamos estándares abiertos para que los desarrolladores puedan utilizar todas las capacidades que ofrece nuestra tecnología. Además, soportamos todos los estándares de la industria, el de Google, Microsoft, Amazon… para establecer interacciones. En la inteligencia artificial necesitamos a la industria para utilizar todas las capacidades y añadir valor a los smartphones y a otros dispositivos, y que el valor llegue al consumidor. La inteligencia artificial será uno de los avances más importantes en los próximos 10 años y estamos construyendo un lenguaje común para que todos los productos del hogar puedan hablar entre sí.

¿Y trabajan en móviles plegables u otros dispositivos futuros?

La industria se mueve hoy entre smartphones, wereables, y mucha gente me pregunta si habrá algo que los reemplace. Lo importante no es tanto la forma que adopten los dispositivos, lo esencial es que todo el mundo quiere equipos conectados e inteligentes. Pero es posible que, en unos años, la gente necesite pantallas más grandes, que se puedan doblar y hacerse de diferentes tamaños, que se peguen y se amolden al cuerpo. Nada es imposible con la innovación. En Huawei estamos trabajando en diferentes equipos wereables, como gafas que nos permitirán ver diferentes formatos de pantalla y ofrecernos información sobre lo que tenemos delante. Por ejemplo, si es unas personas descargarnos su background desde la red.

Si dividimos 1.000 euros por 36 meses, el gasto saldría a unos 30 euros por mes, mucho menos que otros gastos ligados otros hábitos diarios

¿Y cómo ve los precios de algunos móviles premium como el iPhone X, que sobrepasó los 1.000 euros, o los últimos Galaxy S9 que rondan esa cifra. ¿No resulta prohibitivo? ¿Van a subir ustedes también sus precios?

Entiendo que la industria esté subiendo los precios porque también está elevando el precio que da a cambio. Cuando lanzamos el P6 costaba 400 euros, pero nuestros últimos modelos premium rondan los 700- 800 euros. El precio se ha convertido en un verdadero quebradero de cabeza para todos los participantes de la industria, pero la innovación en los chips, en las cámaras y en los materiales está haciendo que se encarezcan. Además, en los smartphones el precio aumenta más porque tienen una construcción más complicada que los PC por tamaño y diseño, y requieren una inversión más alta. En cualquier caso, piense que la gente utiliza su mismo teléfono tres años y lo usa a diario. Si dividimos esos 1.000 euros por 36 meses saldría a unos 30 euros por mes. Un gasto mucho menor que otros gastos ligados otros hábitos diarios. La subida de precios es algo que está experimentando toda la industria, pero  si los fabricantes no ponemos el precio adecuado, perderíamos dinero y acabaríamos en bancarrota, y no podríamos aportar valor a los consumidores.

Según Gartner, el mercado de smartphones ha decrecido por primera vez en la historia en 2017, un 5,6%. ¿Cómo ve la situación? ¿Y cómo afronta Huawei la competencia de otros rivales chinos como Xiaomi, Oppo o Vivo?

Es cierto que ha decrecido, pero nosotros crecimos un 30%. Y este año incluso puede ser que nuestro crecimiento sea mayor, tras ver cómo ha ido la compañía en enero y febrero. La industria está cayendo porque el mercado está saturado; mucha gente no cambia de móvil, pero nuestros consumidores si lo hacen y seguimos ganando cuota de mercado. Respecto a los fabricantes chinos, muchos van desapareciendo. El año pasado, desaparecieron dos, igual que había ocurrido el año anterior, y en 2018 puede que ocurra lo mismo. Parece que cada vez vamos a quedar menos. En el mercado chino, Huawei es hoy líder. Los número uno, dos, tres y cinco son empresas chinas, mientras la cuarta plaza es Apple, que se mantiene estable con una cuota del 10% o el 11%. Nuestro objetivo es tener entre el 30% y el 40% del mercado. Samsung, por el contrario, ha pasado de ser número uno a estar por debajo del 2%, en concreto un 1,8%. Tenemos una industria muy complicada.

Más información