Así será la baja por regla dolorosa del Gobierno: ¿Cuándo hay que pedirla? ¿Cuánto durará?

Las mujeres con menstruaciones incapacitantes deberán tener un diagnóstico médico previo para poder acogerse a esta medida

Una joven con dolores menstruales en su casa, en Valencia, en mayo de 2022.
Una joven con dolores menstruales en su casa, en Valencia, en mayo de 2022.Mònica Torres

No va a ocurrir mañana ni pasado. Tardará, como mínimo, unos meses, pero la reforma de la ley del aborto que lleva preparando un año el Ministerio de Igualdad dio el martes un paso más: su salida del Consejo de Ministros. Aunque se vaya a tramitar por la vía de urgencia (que acorta, en principio, los plazos a la mitad), ahora tendrá que pasar los trámites legislativos de los órganos consultivos, el Congreso y el Senado. La aprobación llega tras una semana de debates entre ministerios para pulir algunos flecos y llegar a consensos en cuestiones como los permisos preparto —que Igualdad quería desde la semana 36 y finalmente ha quedado en la 39, es decir, la última semana de embarazo—, la eliminación del IVA de los productos para la menstruación —a lo que Hacienda no ha cedido y la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha asegurado que trabajarán para los Presupuestos Generales del Estado— y las bajas para las reglas dolorosas, lo que sí ha quedado tal y como Igualdad llevaba en el borrador.

Estas son las claves de las futuras bajas, desde qué suponen a cuál es el proceso para pedirlas que propone el Gobierno una vez que se apruebe la normativa.

¿Qué son?

Bajas temporales especiales para reglas incapacitantes, es decir, que no permitan hacer la vida habitual, como también lo son las que se dan por embarazo de riesgo. En el anteproyecto se denominan menstruaciones incapacitantes secundarias.

¿Cómo están previstas en el anteproyecto de ley?

Como bajas para las que no es necesario tener días previos de cotización y pagadas desde el inicio por la Seguridad Social; los empresarios no se harán cargo de ese coste en ningún momento. Estarán sujetas al Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, donde ya se incluyen como especiales las prestaciones por riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural. “Estas incapacidades por reglas dolorosas funcionarán exactamente igual”, explican fuentes del ministerio.

¿Cuánto durarán?

No tienen límite de días, ni mínimo ni máximo, ni tampoco un número de veces al año. Cubrirán el tiempo que cada mujer necesite, tanto si son ocho horas, como un día o tres, y tanto si son cuatro veces al año como una o 10.

¿Cómo propone el Ejecutivo que sea este proceso?

Igualdad explica que esta incapacidad temporal funciona como cualquier otra. En primer lugar, hará falta un diagnóstico médico por un especialista de ginecología. En un correcto funcionamiento del sistema, cualquier adolescente debería acudir al especialista con la menarquia, la primera regla —tanto si son reglas que pasan sin muchas complicaciones como las que sí las acarrean—, y acudir anualmente para una revisión y control médicos.

En caso de que eso no hubiese sucedido, que no haya un diagnóstico médico, si una mujer tiene menstruaciones tan dolorosas como para ser incapacitantes, deberá acudir al especialista para recibir esa evaluación y que pueda aparecer en su historial clínico. “Si una mujer no notifica al sistema de salud que tiene problemas con la menstruación, el sistema no sabrá que esos problemas existen y no se podrá tramitar esa incapacidad”, explican fuentes de Igualdad.

Una vez hecho el diagnóstico, cuando baje la regla y sea una de esas menstruaciones incapacitantes, la mujer deberá coger cita en su centro de salud, presencial o telefónica, para comunicar cómo se encuentra. Y llamar a su centro de trabajo para hacer lo mismo.

¿Y si es imposible coger cita en atención primaria?

Esas mismas fuentes aluden a que se hará “como cualquier otra incapacidad”. Es decir, que se comunica a la empresa y, cuando se pueda, se avisará al centro de salud para que la tramite con efecto retroactivo.

¿Habrá que llamar cada vez que suceda?

Sí, porque habrá mujeres a las que no todos los meses las reglas dolorosas les supongan incapacidad para hacer las rutinas normales, ni tienen por qué durar los mismos días cada vez que suceda.


50% de descuento

Contenido exclusivo para suscriptores

Lee sin límites

Sobre la firma

Isabel Valdés

Corresponsal de género de EL PAÍS, antes pasó por Sanidad en Madrid, donde cubrió la pandemia. Está especializada en feminismo y violencia sexual y escribió 'Violadas o muertas', sobre el caso de La Manada y el movimiento feminista. Es licenciada en Periodismo por la Complutense y Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS. Su segundo apellido es Aragonés.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS