Claves para tener unas Navidades seguras: con cuántas personas es recomendable cenar y otras medidas

Dos especialistas en epidemiología y salud pública proponen recomendaciones para reducir los riesgos en las reuniones familiares de estas fiestas

Reunión familiar durante las fiestas navideñas.Vídeo: GETTY / BELÉN H. GÓMEZ- MANSILLA/ GIANLUCA BATTISTA

Está claro que las Navidades de 2021 no son las de hace un año. Entre entonces y ahora, ha llegado la vacuna, que en España se ha administrado en cifras y tiempo récord: casi el 80% de la población española ha completado la pauta y cerca del 75% de los mayores de 60 años ya han recibido incluso la tercera dosis. La situación no está en la casilla de salida, pero el auge de la variante ómicron del coronavirus sí que coloca a la población en una situación complicada: el miércoles, se superó en España por segundo día consecutivo el récord de contagios diarios en toda la pandemia, con 60.041 casos reportados. La explosión de nuevas infecciones llega justo en uno de los momentos del año con más reuniones y encuentros familiares: las fiestas de Navidad. ¿Con cuántas personas debo juntarme para cenar? ¿Cuánto me protege la vacuna? ¿Cómo debo ventilar? ¿Es recomendable no juntar a niños y a mayores? Dos especialistas —un catedrático de Epidemiología y una catedrática de Medicina Preventiva y Salud Pública— dan respuesta a qué se puede hacer para intentar tener unas Navidades lo más seguras posibles ante el avance de contagios. En esta vorágine de subidas de casos, el presidente del Gobierno anunció el miércoles la vuelta a la mascarilla en exteriores a partir del viernes 24, día de Nochebuena.

Si he pasado la enfermedad, ¿estoy protegido de un contagio en un encuentro familiar?

No. Haber pasado la covid no es una protección suficiente. “Depende de si has pasado la infección, si estás vacunado y del número de dosis que te hayan puesto”, explica Fernando Rodríguez Artalejo, catedrático de Epidemiología de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). Ana María García, catedrática de Medicina Preventiva y Salud Pública en la Universidad de Valencia, recuerda además que no solo existe el riesgo de volver a infectarse, sino también de ser contagioso: “Es menos probable” que la persona se contagie o contagie a un tercero, añade, “pero no imposible”.

Un test de autodiagnóstico de antígenos de coronavirus.Foto: ALEX ONCIU | Vídeo: EPV

¿Vale la vacuna como protección?

Estar vacunado protege de sufrir una infección grave y del riesgo de ser hospitalizado, pero es menos efectivo de cara a una infección asintomática o leve, coinciden ambos especialistas. Y recuerdan, en cualquier caso, que el riesgo cero no existe.

¿Sirve la tercera dosis de la vacuna? ¿Cuánto protege esa dosis de refuerzo en caso de riesgo de contagio en un evento familiar?

Casi el 75% de la población española de más de 60 años tiene ya puesta esa dosis de refuerzo, según los datos oficiales. Ana María García recuerda que se ha decidido poner esta tercera dosis “porque se ha demostrado que la protección relativa disminuye con las dos dosis anteriores”. Por tanto, ayuda a prevenir la enfermedad grave y la muerte, pero de nuevo, la vacuna no es esterilizante y el riesgo cero no existe.

¿Hay que tomar alguna precaución extra si a la reunión familiar acuden mayores o personas inmunodeprimidas?

Esta es la variable más importante a tener en cuenta, considera Rodríguez Artalejo, porque aunque esas personas tengan las tres dosis, son quienes tienen más riesgo de infectarse y desarrollar la enfermedad. García advierte de que la precaución vale para ese encuentro y para días posteriores: “Puede que la persona mayor o inmunodeprimida no acuda a la cena, pero sí algunos de sus contactos posteriores, por lo que puede acabar contagiada”. Añade que, aunque el riesgo de sufrir una enfermedad grave es mayor en ese grupo, también se dan contagios con consecuencias graves “en todos los grupos de edad y en todas las circunstancias”.

Los niños no vacunados, ¿hasta qué punto son un riesgo?

Desde el punto de vista epidemiológico, las personas con más riesgo de estar infectadas son los menores y también quienes tienen entre 20 y 29 años, señala Rodríguez Artalejo. “Pero eso no significa que no vayan a la cena: la clave es tomar medidas que ya conocemos: limitar el número de comensales para reducir la probabilidad que pueda haber uno infectado y limitar el número de infectables, usar mascarillas siempre que no se esté comiendo y usar pruebas”, explica el epidemiólogo.

¿Hay que hacer ventilación cruzada en las estancias donde nos vayamos a reunir?

Aquí, la recomendación principal es hacer todos los encuentros que se pueda en exteriores. “Hay una diferencia abismal de contagios, el riesgo en interiores es muy alto”, señala García, que recomienda que si solo se puede hacer la reunión en interiores, sea en espacios bien ventilados, intentando mantener la distancia de seguridad y utilizando la mascarilla todo el tiempo que sea posible. Rodríguez Artalejo añade que la clave es “añadir capas de protección o reforzar algunas de esas capas” si, por ejemplo, no es posible una buena ventilación. Es decir, usar la mascarilla todo el tiempo que se pueda, mejor una cena o almuerzo breves que compartir muchas horas, mejor hacerse una prueba antes del encuentro que no hacérsela.

¿A partir de cuántas personas es peligroso reunirse?

Más que en el grupo de comensales, la clave está en las unidades familiares o grupos burbuja, es decir, cuántos grupos diferentes de convivientes (tíos, primos, abuelos…) se juntan para la reunión. “Lo prudente es que no haya más de dos grupos burbuja o tres si son grupos pequeños”, explica Rodríguez Artalejo. García añade que, como en el resto de medidas, cuantas menos personas, mejor: “Para que se produzca un contagio basta con que haya dos”.

Hay que hacerse prueba, ¿sí o no? ¿Son fiables?

La especialista Ana María García considera que los test de antígenos no son del todo fiables porque “un negativo con el test de antígenos no es garantía de nada y un positivo es algo más certero, pero requiere confirmación”. Alerta de la “falsa seguridad” que puede dar una prueba negativa e insiste en que las medidas que protegen son las ya conocidas, desde el aislamiento a la ventilación, pasando por mantener la distancia y estar con mascarilla. Ante la aparición de síntomas, añade, “no recomendaría a nadie ir a estos encuentros familiares ni con test ni sin ellos”. Rodríguez Artalejo los considera “una capa más de protección” que ayuda si el resto de medidas se aplican y en ese sentido recomienda que se haga unas horas antes del encuentro. En caso de escasez de test, añade, “lo lógico es que se lo hagan las personas con más riesgo de contagiar: niños no vacunados, jóvenes de 20 a 29 años y cualquier no vacunado que asista”.

He estado en contacto con un positivo, ¿cuántos días esperar para reunirme con mi familia? ¿qué debo hacer?

Un contacto estrecho de un vacunado con un infectado, según el protocolo en vigor en España, no está obligado a hacer cuarentena —excepto si está inmunodeprimido o es contacto de un positivo por las variantes gamma y beta (muy residuales en el país—. Lo que sí recomendó el miércoles la Comisión de Salud Pública es que, si bien no están obligados a guardar cuarentena, limiten su actividad e interacción social a lo estrictamente esencial. Los dos especialistas, en este caso, recomiendan en cualquier caso guardar cuarentena al menos 10 días.

Varias personas con mascarilla transitan por una calle comercial del centro de Sevilla, el pasado día 18.
Varias personas con mascarilla transitan por una calle comercial del centro de Sevilla, el pasado día 18. PACO PUENTES (EL PAÍS)

¿Es recomendable que la cita para comer o cenar con los allegados sea fuera de casa?

Las precauciones que han ido desgranando los dos expertos valen tanto para quienes coman en una casa como para quienes acudan a un restaurante. Mejor con dos o tres grupos burbuja, mucho más recomendable un exterior que un interior y sin perder de vista que, cuanta más personas a las que no conocemos haya en el sitio al que se acuda, más riesgo hay.

¿Se pueden compartir entrantes en la comida o la cena de esos encuentros familiares?

No existen evidencias de que el virus se transmita ni por la comida ni por los fómites (las pequeñas gotitas de saliva que quedan en las superficies). La recomendación en este caso va en línea con los buenos modales en la mesa: cubiertos específicos para servir y lavarse las manos antes de sentarse a comer.

Así cenan los especialistas

Más allá de las recomendaciones generales, los dos especialistas consultados para elaborar esta información cuentan cómo serán sus propias reuniones familiares en estas vacaciones navideñas. Fernando Rodríguez Artalejo pasará la Nochebuena con la familia de su hermano y con su tía de 93 años. Serán nueve personas y tres grupos burbuja. Todos vacunados. Sus hijos y su sobrino se harán una prueba de antígenos. “La mayor parte del tiempo que no estemos comiendo tendremos una mascarilla, y si ventilamos será un ratito corto en algún momento”, explica el catedrático de Epidemiología. La catedrática de Medicina Preventiva Ana María García cenará sola en Nochebuena y el día de Navidad comerá con sus padres, guardando distancia, con mascarillas y con ventilación.



Sobre la firma

Pilar Álvarez

Es jefa de Última Hora de EL PAÍS. Ha sido la primera corresponsal de género del periódico. Está especializada en temas sociales y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en este diario. Antes trabajó en Efe, Cadena Ser, Onda Cero y el diario La Opinión. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS