La crisis del coronavirus

Cómo va la vacunación en cada comunidad autónoma y a qué grupos les toca ahora

La inmunización avanza de forma dispar en cada autonomía, pero se mantiene el objetivo de tener protegido al 70% para este verano

Cientos de personas hacen cola para ser vacunadas, este lunes en el exterior del hospital Isabel Zendal (Madrid).
Cientos de personas hacen cola para ser vacunadas, este lunes en el exterior del hospital Isabel Zendal (Madrid).Olmo Calvo / EL PAÍS

España culmina sus dos primeros meses de vacunación con 4,5 millones de dosis administradas y 1,2 millones de personas ya con la pauta completada (las tres vacunas disponibles —Pfizer, Moderna y AstraZeneca— requieren dos dosis). Aunque cada una en su tiempo y forma, las comunidades avanzan en la estrategia común de vacunación: el primer grupo prioritario a pinchar —personal y usuarios de residencias—, ya está casi completado y el segundo —sanitarios de primera línea— acelera con las segundas dosis.

Las autonomías solapan ahora la inmunización a los demás grupos preferentes (otro personal sanitario, grandes dependientes, mayores de 80 años y personal esencial, que a su vez se dividen en subgrupos) y despliegan sus dispositivos particulares: mientras unas optan por vacunar en centros de salud y con unidades móviles puerta a puerta, otras recurren a habilitar grandes recintos.

De los 20 subgrupos que ha priorizado hasta el momento Sanidad, ya hay 11 que están recibiendo los viales simultáneamente en toda España: desde los más rezagados en las residencias hasta uno que está incluso sin definir, ya que Cataluña se ha adelantado inmunizando a los trasplantados. Entre los que están en la estrategia, faltan por comenzar los que tienen entre 55 y 80 años (divididos por subtramos de edad) y los trabajadores esenciales de más de 55 (con vacunas de ARN mensajero); así como la población general de entre 45 y 55 años que no son trabajadores esenciales, que recibirán la de AstraZeneca. El Gobierno mantiene su objetivo de tener vacunada al 70% de la población en verano.

Más información

Daniel López-Acuña, exdirector de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud, valora: “Estamos aplicando unas 170.000 dosis diarias y necesitamos llegar a 300.000 para cumplir el objetivo. Todavía no tenemos la intensidad de vacunación que deberíamos. Hay un cuello de botella, ya que solo han llegado cuatro millones de vacunas en dos meses, pero otro punto a resaltar es que solo se ha administrado, de media, el 80%. Y hay comunidades por debajo de esa media. Hay un espacio para incrementar la eficiencia”. El País Vasco solo ha administrado el 65,7% de las dosis recibidas y Baleares, el 77%. En la otra cara de la moneda están Andalucía, Aragón, Galicia, Ceuta y Melilla, que superan el 90%.

Hay una estrategia vacunal conjunta, pero cada comunidad la aterriza a su manera. Algunas guardan un stock para garantizar segundas dosis, otras gastan todo lo que reciben y casi todas han empezado a solapar, en mayor o menor medida, los grupos prioritarios. Incluso a cambiar el orden, como Madrid, que pinchó a los sanitarios antes que a muchos residentes. Amós García, presidente de la Asociación Española de Vacunología, se muestra molesto con esta situación: “En la medida de lo posible, para evitar situaciones que creen tensión, hay un plan nacional que debería cumplirse. Esto no es una carrera”.

Dificultades tras las residencias

Tras inmunizar a las residencias, que eran sitios acotados y controlados, la logística de la vacunación se ha hecho más compleja. Los perfiles son más complicados: mayores de 80 que viven en sus casas, algunos con dificultades de movilidad, grandes dependientes que no salen de su vivienda… Las autonomías han optado por estrategias tan dispares como habilitar dispositivos móviles y hacer rutas de vacunación casa a casa, citarlos en el centro de salud o montar un dispositivo en grandes recintos, como el Wanda Metropolitano, en Madrid. También están utilizando pabellones deportivos Murcia y Andalucía. Esta última contempla el uso de grandes estadios de fútbol, como La Cartuja en Sevilla o el de Los Cármenes, en Granada, o la plaza de toros de Córdoba, que todavía no se han utilizado.

Amós García opina: “Hay que proteger a los mayores y grandes dependientes y a ellos no los puedes llevar a un vacunódromo. La estrategia tendrá que ser en el domicilio o en el centro sanitario. Cuando aumentemos la vacunación y entren grupos más amplios, los grandes recintos tendrán sentido, pero siempre que estén preparados y se garantice la seguridad, por si hay que actuar de emergencia”.

El epidemiólogo Salvador Peiró señala, además, que otro de los retos, a medida que avance la vacunación, será perfeccionar los sistemas de información para estratificar bien a la población diana a inmunizar. El experto valora: “El plan del ministerio [de Sanidad] deja holguras sobre el paciente con cáncer o el paciente de riesgo porque hay diferencias entre comunidades para poder identificar bien a esta población según sus comorbilidades y riesgo”.

El Ministerio de Sanidad cuenta con recibir, al menos, 887.000 dosis de vacunas (520.000 de las de Pfizer y 367.000 de las de AstraZeneca) esta semana. El departamento que dirige Carolina Darias informó este lunes de que esta semana empezará a publicar datos detallados del avance de la vacunación por grupos. Hasta ahora, esa información es heterogénea: no todas las comunidades la publican ni la facilitan de la misma forma, y pocas lo hacen con datos exhaustivos. EL PAÍS ha consultado a todas ellas y estas son las previsiones de vacunación de esta semana.

ANDALUCÍA. Sigue vacunando a mayores de 80 años, sanitarios de primera y segunda línea, médicos de atención primaria y ayuda a domicilio. También avanza con la inmunización domiciliaria a los grandes dependientes y a los profesores. Esta semana se añadirán también los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. El plan de vacunación andaluz contempla el uso de grandes espacios como estadios. Sí están sirviendo como puntos de vacunación masiva el estadio Nuevo Colombino, en Huelva, el palacio de congresos de Cádiz, el palacio municipal de Vista Alegre, en Córdoba, la feria de muestras Fermasa, en Granada, o el polideportivo Las Fuentezuelas, en Jaén. Las Universidades también han ofrecido sus instalaciones y, de momento, las de la Universidad de Sevilla se están utilizando para vacunar a mayores de 80, a profesionales sanitarios o a profesores.

La Consejería de Salud reserva por seguridad un 20% y un 40%, respectivamente, del stock de vacunas de Pfizer y de Moderna. De AstraZeneca, como el plazo para la inyección de la segunda dosis es de tres meses, no se está guardando remesa y “se inyectan casi como llegan”, explican fuentes de ese departamento. En Andalucía, ocho de cada 10 sanitarios ya tiene la pauta completa. En cuanto a los ancianos de más de 80 años, el 37,7% tiene puesta la primera inyección y el 5,35% cuenta con la segunda, según los últimos datos actualizados, del 23 de febrero.

Sanitarios administran la vacuna de AstraZeneca en un pabellón deportivo de la Universidad de Sevilla.
Sanitarios administran la vacuna de AstraZeneca en un pabellón deportivo de la Universidad de Sevilla.PACO PUENTES/EL PAIS

ARAGÓN. Esta semana tiene previsto vacunar a 27.000 personas. Se continuará vacunando al personal sanitario de primera línea, las residencias, grandes dependientes, mayores de 80, otros sanitarios, personal esencial y profesionales de la sanidad privada. El personal esencial —se ha empezado por bomberos, policía local y protección civil— y los sanitarios de segunda línea se vacunan con el sistema de autocita, donde pueden apuntarse para pincharse en uno de los ocho puntos habilitados en la comunidad.

ASTURIAS. Ya ha terminado con las residencias y los sanitarios de primera línea y seguirá vacunando al resto de personal sanitario, los grandes dependientes y los mayores de 80 años. En otras zonas, también se han abierto instalaciones municipales para determinados grupos. A los grandes dependientes se les vacuna en su casa.

BALEARES. Tras completar la pauta en residencias y sanitarios de primera línea, se continúa inmunizando a grandes dependientes y el resto del personal sanitario. Además, desde el fin de semana se empezó a vacunar a alrededor de 25.000 docentes y el lunes comenzaron con los mayores de 95 años (hay unos 2.500). Los docentes están citados en los puntos Covid Express que se han habilitado en las distintas islas y en los que funcionan varias líneas de vacunación de forma simultánea. A los mayores de 95 años se les ha citado en sus centros de salud.

CANARIAS. Culminará la vacunación a los sanitarios (la cobertura ya está por encima del 95% en personal de primera línea y al 88% en el resto) y avanzará con grandes dependientes (28%) y mayores de 80 a domicilio (4%). Canarias solapa estos grupos con la inmunización a los cuerpos policiales y a los efectivos de Sanidad Exterior. El Gobierno regional ha optado por acercar los puntos de vacunación a los grupos priorizados. Una portavoz explica: “La estrategia es acercarlos adonde sea más cómodo para el usuario, especialmente en esta fase en que no hay vacunación masiva real. Cuando la haya, habilitaremos recintos feriales. Pero ahora es más eficiente ir a vacunar a los propios lugares de trabajo que hacerlos desplazarse”.

CANTABRIA. Continúa con la vacunación de los mayores de 80 y los grandes dependientes. Tiene previsto iniciar los pinchazos al personal esencial menor de 55 años con la vacuna de AstraZeneca este mes, pero la semana pasada todavía no lo había hecho.

CASTILLA-LA MANCHA. Terminará con los sanitarios de primaria línea y seguirá vacunando otro personal sanitario, como los odontólogos, a través de los servicios de prevención de los hospitales. Se culminará también la vacunación a grandes dependientes y se avanzará con los mayores de 80.

CASTILLA Y LEÓN. Terminará la inmunización al personal sanitario y seguirá vacunando a grandes dependientes y mayores de 80 años a través de los centros de salud o yendo a sus domicilios. El personal sanitario se vacunará en los puntos habilitados.

Personal sanitario administra la segunda dosis de la vacuna en la residencia DomusVi Sabadell.
Personal sanitario administra la segunda dosis de la vacuna en la residencia DomusVi Sabadell.Quique Garcia / EFE

CATALUÑA. Culminará la vacunación en residencias y personal sanitario y continuará con la inmunización a grandes dependientes, mayores de 80 y personal esencial. La cobertura con la primera dosis ya está por encima del 60% entre los Mossos d’Esquadra, bomberos y Guardia Urbana, mientras que entre el personal de centros penitenciarios supera el 76%. El el 14% de los profesores ya ha recibido el primer pinchazo. Cataluña también se ha adelantado a la estrategia nacional y ya ha llamado a los trasplantados. Los puntos de vacunación se reparten entre atención primaria, hospitales y unidades móviles. La Generalitat también plantea usar grandes recintos, como el Camp Nou o la Sagrada Familia, cuando la vacunación sea masiva.

COMUNIDAD VALENCIANA. A partir de este lunes “está previsto aumentar el ritmo hasta administrar 79.400 dosis”, según manifestó el domingo el presidente valenciano, Ximo Puig. Se comenzará a inmunizar a nuevos colectivos como los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, y personal de emergencias (24.000 personas entre los dos grupos) y seguirá la vacunación a grandes dependientes no institucionalizados de más de 55 años y a los mayores de 80 años con 42.000 dosis de Pfizer. A los primeros se las administra en sus domicilios por el personal del centro de salud más cercano, para lo que se han establecido rutas. Los mayores de 80 años son atendidos en los centros de salud y, si no pueden desplazarse, en sus casas. También continuará y concluirá la vacunación a los médicos de la red privada con Pfizer, y AstraZeneca a los menores de 55. Se terminará de pinchar, además, a los sanitarios de segunda línea, a los residentes que queden de los centros donde se habían detectado brotes y a trabajadores de centros de día.

La Generalitat valenciana está recibiendo críticas de la oposición y de diversos colectivos profesionales por la menor cantidad de dosis que recibe la comunidad con respecto a otros territorios. La Consejería de Sanidad responde que hasta ahora el criterio de distribución del Gobierno era por grupos de población diana y que se incrementarán las dosis cuando se empiece a aplicar por edades.

EXTREMADURA. Hasta que no se terminen los grupos esenciales, que han comenzado esta semana, y los mayores de 80 años (que son 70.000), no se planificarán los siguientes grupos etarios, que comenzarán de los 70 a 79 años. A los grupos esenciales se les pondrá AstraZeneca si son menores de 55 años (la mayor parte). Hasta este domingo se habían puesto 3.748 dosis de esta última vacuna y se espera que ese número crezca exponencialmente esta semana.

GALICIA. Con la vacunación completa en las residencias, Galicia continúa inyectando la segunda dosis al personal sanitario de primera línea y ha comenzado a vacunar a otro personal de centros de salud y hospitales, así como a odontólogos, con la vacuna de Pfizer o Moderna. También empieza en marzo la inmunización a grandes dependientes y ya se ha iniciado la vacunación a mayores de 80 y a los profesores. En el caso del profesorado, tras las denuncias por el caótico comienzo de inmunización, la Consejería de Educación ha pactado con los sindicatos una propuesta de priorización de los docentes mayores de 55 años.

LA RIOJA. Se solaparán la vacunación a sanitarios de segunda línea, grandes dependientes, mayores de 80 años y colectivos esenciales. Disponen de dos puntos fijos en el Hospital San Pedro y el Hospital Fundación de Calahorra, y de varios equipos móviles que se desplazan por las distintas zonas básicas de salud para acercar la vacuna a personas mayores y a los colectivos más vulnerables. Dispensan las dosis en dispositivos especiales habilitados para la ocasión y, en caso de ser necesario, se trasladan a los hogares.

MADRID. Continuará con la vacunación al personal sanitario, los mayores de 80 años y el personal esencial, como los docentes, que empezaron la semana pasada. También comenzará a inmunizar a los grandes dependientes. Los sanitarios se vacunarán en los puntos de inmunización habilitados, los colegios profesionales y el Hospital Isabel Zendal. Los grandes dependientes lo harán a través de atención primaria o atención domiciliaria y los mayores de 80, en su centro de salud. Para el personal esencial, además del Zendal y atención primaria, Madrid ha habilitado el estadio Wanda Metropolitano.

Vacunación en el estadio Wanda Metropolitano.
Vacunación en el estadio Wanda Metropolitano.Santi Burgos

MURCIA. Se continuará con la vacunación de los mayores de 80 años y grandes dependientes (los que no puedan desplazarse, se pincharán en su domicilio). También se extiende la vacunación a Policía Nacional y Local y Protección Civil , así como a efectivos de la Guardia Civil. Y se seguirá vacunando a los funcionarios de prisiones en los centros del Ayuntamiento de Murcia. El Gobierno regional ha habilitado lugares de inmunización en 45 centros de salud y en puntos masivos de vacunación.

NAVARRA. Se terminará de inmunizar a los sanitarios y se vacunará de manera ya sistemática a mayores 80 años (priorizando los mayores de 90) y grandes dependientes. Se avanzará con la primera dosis a personal esencial, como cuerpos de seguridad y docentes. Los sanitarios se están vacunando en hospitales; el personal esencial se atiende en una instalación centralizada y los mayores en distintos puntos según su movilidad, como centros de salud, polideportivos, espacios culturales o en el mismo domicilio.

PAÍS VASCO. Se vacunará a los ancianos entre 90 y 99 años después de que unos 800 centenarios, de los 1.880 que estaban censados en Euskadi, hayan desaparecido del radar del Servicio Vasco de Salud, Osakidetza. El método para inmunizar a este colectivo será a través de una citación en determinados puntos a los que pueden ser llevados en coche y vacunados sin bajarse del asiento. Si justifican problemas de movilidad, se les vacunará en su casa.

CEUTA. Es el único territorio que ha agotado las vacunas recibidas, presume su Gobierno, y el pasado jueves tuvo que interrumpir la vacunación por falta de existencias. Con la llegada de más vacunas, esta semana Ceuta pondrá la segunda dosis a personal sanitario, grandes dependientes y mayores de 80. Además, está previsto seguir vacunando a policías y personal de emergencias. Una vez concluyan con ellos, comenzarán con docentes de Educación Infantil y Especial, Primaria y Secundaria, por ese orden y en función de la disponibilidad. El territorio emplea una explanada que habilitó en diciembre para hacer test de covid como punto de vacunación.

MELILLA. Esta semana se vacunará a fuerzas y cuerpos de seguridad y profesionales de emergencias. También se continuará con la vacunación a docentes, personas sanitario (segundas dosis y primera inyección a aquellos no vacunados en su momento), mayores de 80 años y grandes dependientes (se administrará la primera dosis a domicilio a las personas que no pueden desplazarse y se continuará con la segunda dosis en los centros de salud a aquellos que sí pueden acercarse al punto de vacunación). Cada persona es informada de su punto y hora de vacunación y se acercará a uno de los tres dispositivos habilitados en Melilla.

Con información de Eva Saiz, Ferran Bono, Jesús A. Cañas, Pedro Gorospe, Cristina Huete, Laura J. Varo y Lucía Bohórquez, Juan Navarro, Lucía Tolosa y Pablo Linde.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50