Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diagnosticado en Sevilla el primer contagio local del coronavirus en España

Los expertos consideran que con este caso "queda acreditado" que el patógeno circula desde hace días sin ser detectado

El hospital Virgen del Rocío de Sevilla. En vídeo, primer contagiado local en coronavirus en Sevilla.
Barcelona / Sevilla

Un hombre de 62 años, ingresado por una neumonía desde el pasado día 20 en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla, se ha convertido en el primer caso de contagio del coronavirus registrado en España. El diagnóstico tiene una gran trascendencia ya que confirma la sospecha que muchos especialistas albergaban tras el súbito aumento de casos en Italia. “El virus lleva varios días circulando por España y no lo habíamos detectado”, afirmó este miércoles el jefe de servicio de enfermedades infecciosas de un gran hospital.

El enfermo es originario de Huelva y residente en Sevilla que no ha salido de España en las últimas semanas, confirmó la Junta de Andalucía, que apuntó a “una reunión celebrada en Málaga” como posible momento del contagio. El de Sevilla es uno de los cuatro diagnósticos conocidos ayer. Los otros tres —en Madrid, Barcelona y La Gomera— fueron, como los nueve anteriores, en personas que se habían infectado en el extranjero.

El repentino aumento registrado en los dos últimos días y la confirmación de que el virus ya se transmite en España abre “un nuevo escenario en el que el sistema sanitario y la sociedad deberán aprender a convivir con el virus”, coinciden todos los expertos consultados. Algo relevante, pero que no es acogido con especial dramatismo. “La mortalidad del coronavirus es relativamente baja, de entre el 2% y el 3%, y menor fuera de China. Y la transmisibilidad, aunque no desdeñable, tampoco es explosiva. No vamos a ver hospitales colapsados con miles de enfermos. El sistema sanitario español está sobradamente preparado para hacer frente a lo que viene”, explica Pere Godoy, presidente de la Sociedad Española de Epidemiología.

Un ejemplo sirve para dimensionar el problema. Todos los casos diagnosticados en Italia hasta ayer —400, la mayoría leves— son aproximadamente los mismos que los que cualquier gran hospital español atiende en una semana por la gripe durante el pico anual de la enfermedad.

Mapa de expansión y claves para entender el coronavirus de Wuhan

Qué es, cómo se transmite, cuál es la población más vulnerable y dimensiones del contagio en el mundo

Ver gráfico -->

El hallazgo del contagio local del coronavirus no es fruto de una casualidad, sino del cambio en los protocolos clínicos que llevó a los hospitales, tras lo ocurrido en Italia, a buscar el virus donde antes no se hacía: en sus propios enfermos ingresados por neumonías de origen desconocido. El cambio, formalizado el martes por el Ministerio de Sanidad, empezó a fraguarse el lunes cuando infectólogos y microbiólogos echaron cuentas: “El virus tarda entre 7 y 12 días en causar una neumonía e Italia no detectó la primera en una persona que no había salido del país hasta el viernes día 20. Esto significa que el virus estuvo circulando allí sin ser detectado durante más de una semana. Con las estrechas relaciones que hay entre los dos países, era previsible que el virus también hubiera llegado aquí”, explica el jefe de microbiología de otro gran centro sanitario.

Pero el protocolo vigente hasta el lunes solo contemplaba realizar las pruebas diagnósticas a personas que hubieran viajado a China. “No las podíamos hacer ni siquiera a los pacientes con neumonía de origen desconocido. Con el antecedente de Italia, estos enfermos pasaron a ser una buena muestra para descubrir si el virus ya circulaba por España. La respuesta no ha tardado mucho”, explica el jefe de servicio de enfermedades infecciosas.

Nuevo protocolo

El nuevo protocolo no solo amplía geográficamente las zonas de riesgo para contraer el virus —cuatro regiones italianas, Japón, Corea del Sur, Irán, Singapur y toda China— sino que indica que también hay que hacer las pruebas del coronavirus a todos los enfermos respiratorios que tengan criterios de gravedad como neumonía, ingreso en la UCI y sepsis, entre otros.

Para la Junta de Andalucía empieza ahora una ingente labor de salud pública para dimensionar el alcance de los contagios. “Estamos como Italia el pasado viernes. Los infectados pueden ser cinco, 10 o 100, no lo sabemos”, explican las fuentes consultadas. El Gobierno andaluz ha empezado por investigar a todos los contactos mantenidos por el enfermo, que permanece ingresado en una habitación de aislamiento, aunque su estado no es grave.

“Estamos investigando todos los contactos que tuvo el paciente. Somos sumamente precavidos, no queremos que se nos escape ninguno. Desde las 13.30 de hoy [por ayer] hemos empezado la trazabilidad del caso”, explicó Inmaculada Salcedo, portavoz del comité asesor para el coronavirus en Andalucía. De momento, todas las pruebas hechas en el entorno del paciente han dado negativo, según la Junta.

El nuevo protocolo, que también prevé que la enfermedad pueda pasarse en casa en los casos más leves, evidencia cómo la sanidad pública española ha empezado a adaptarse a la nueva realidad. Los expertos consultados dan por imposible, al menos a medio plazo, que el coronavirus pueda ser erradicado, como sí se logró con el primer SARS, del que no se tiene noticia desde 2004 tras causar más de 8.000 casos y 774 muertos.

El Ministerio de Sanidad ha elevado el riesgo de transmisión local de bajo a moderado en todo el territorio nacional, explicó el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, antes de que trascendiera el contagio local de Sevilla. Una medida que se adopta “por prudencia” y “para que los sistemas sanitarios estén alerta”. Simón matizó que “en la mayoría del país [España] el riesgo es bajo. En las zonas donde hay casos, claramente es moderado, y puede ser incluso alto”, añadió.

Por ahora, la mayor concentración de enfermos en España es el hotel de Tenerife en el que permanecen confinadas 800 personas. Allí han sido diagnosticados cuatro turistas italianos que contrajeron el virus en su país.

"Hay que hacer más test y hacerlos antes"

Varios jefes de servicio de grandes hospitales españoles, que piden el anonimato, han hecho llegar al Ministerio de Sanidad su malestar por los cambios introducidos en el protocolo, que consideran "insuficientes". "Los criterios de gravedad que define son demasiado restrictivos. Nos obligan a descartar todas las demás causas posibles de una neumonía y otras dolencias antes de hacer las pruebas por el coronavirus. Esto retrasa el diagnóstico dos o tres días. Hay que hacer más pruebas y hacerlas antes", lamentan. Cuatro especialistas en enfermedades infecciosas y microbiología consultados por EL PAÍS consideran que Sanidad y la agencia de salud pública de la UE, el ECDC, "tienen que ser más ambiciosos".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información