Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Europa comienza la evacuación de sus ciudadanos aislados en Wuhan

El Gobierno gestiona que los españoles atrapados puedan regresar en los próximos días junto a franceses o británicos. Los repatriados deberán pasar una cuarentena

Dos pasajeros llegan desde Pekín al aeropuerto de París. En vídeo, así es el día a día en Wuhan a través del testimonio de españoles atrapados en la ciudad china.

La Unión Europea se ha sumado al plan de evacuación de los ciudadanos extranjeros atrapados en Wuhan por el brote del coronavirus 2019-nCoV. La Comisión anunció este martes que ha activado el mecanismo de protección civil a petición de Francia y que cofinanciará dos vuelos: uno que saldrá para Wuhan hoy miércoles y llevará de vuelta a 250 ciudadanos franceses, y otro que partirá más tarde esta misma semana y repatriará a 100 ciudadanos de otros países europeos. Anoche, ni el Ministerio de Asuntos Exteriores español ni su homólogo francés ni la Unión Europea pudieron confirmar si la veintena de españoles recluidos en el epicentro del brote figurarán entre esos 100 pasajeros. Los españoles atrapados en Wuhan confían en que así sea. La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, se limitó a anunciar por la mañana, tras el Consejo de Ministros, que el Ejecutivo estaba ya en contacto tanto con Francia como con el Reino Unido para que dichos españoles se puedan incorporar a los vuelos que ambos países fletarán en breve.

En París, la ministra de Salud francesa, Agnès Buzyn, también mostró por la mañana su predisposición para ayudar a los ciudadanos extranjeros que lo pidieran “siempre que haya posibilidad”, informa Silvia Ayuso.

Una vez que regresen, el Gobierno francés hospitalizará a sus repatriados de inmediato. No ha especificado qué pasará con los de otras nacionalidades. Todo aquel ciudadano francés que decida ser repatriado deberá pasar una cuarentena incluso si no presenta síntomas. Para ello, el Ministerio de Salud ha identificado “un centro en la región parisina” y “próximo a un hospital” que Buzyn no quiso detallar y donde deberán pasar 14 días —el periodo máximo de incubación— en observación antes de poder regresar a sus lugares de origen.

Todo indica que España seguirá ese mismo protocolo, aunque Sanidad evita confirmarlo. Preguntado al respecto, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, dijo este martes que los expertos están estudiando la situación y que se procederá de la mejor forma tanto para los evacuados como para la salud pública “en coordinación con los organismos internacionales”.

Sobre quiénes podrán embarcar en los aviones de evacuación, el secretario de Estado de Transporte francés, Jean-Baptiste Djebbari, explicó que el plan es no mezclar a personas potencialmente infectadas con otras sanas. Detalló que un primer avión transportará a quienes no presenten síntomas, y en un segundo vuelo serán repatriados posteriormente quienes tengan el virus.

Una mujer con mascarilla compra este martes en un supermercado suministros para celebrar el año nuevo chino. En vídeo, el coronavirus sigue expandiéndose a gran velocidad.

Corea ya había anunciado que podría negar el embarque en sus vuelos de evacuación a los coreanos que presentasen fiebre alta. Otros países que han anunciado su intención de repatriar a sus compatriotas, como el Reino Unido, Portugal u Holanda, no ofrecieron este martes más detalles de cómo lo harían.

Recomendaciones de China

Quienes ya han iniciado el operativo fueron los estadounidenses. Algunos comenzaron a abandonar este martes los hoteles de Wuhan. Sin embargo, en sus rostros había más preocupación que alivio, informa Jaime Santirso. “Han dispuesto varios autobuses para llevarnos al aeropuerto y ahí estará esperándonos un avión, pero ya veremos si podemos salir”, apuntaba uno de ellos, que pidió no ser identificado. Anoche (de madrugada en China) no estaba confirmado el despegue del vuelo estadounidense, ni tampoco el de otro avión anunciado para repatriar a los nacionales japoneses.

Mientras, el Gobierno chino recomendó al resto de países que no saquen a sus nacionales de Wuhan. El departamento de Exteriores convocó este martes a todos los representantes diplomáticos acreditados en Pekín para exponerles los detalles de la lucha contra la epidemia y pedirles que mantengan la calma. Fuentes diplomáticas indicaron a Efe que las autoridades chinas no van a prohibir sacar a los extranjeros de la ciudad pero sí intentan desmotivar a sus Gobiernos para que lo hagan, al considerar que puede suponer un riesgo añadido para la propagación de la enfermedad.

Tras una reunión con las autoridades chinas, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidió a la comunidad internacional que “mantenga la calma” y que no reaccione “de manera exagerada”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información