La crisis del coronavirus

La escalada de casos expone a nuevas cuarentenas a los viajeros procedentes de España

PSOE y Ciudadanos respaldan la carta de Bruselas contra el cierre desordenado de fronteras

Un hombre camina por la Grand Place de Bruselas, el pasado miércoles.
Un hombre camina por la Grand Place de Bruselas, el pasado miércoles.YVES HERMAN / Reuters

La escalada de casos de covid-19 ha llevado a España a estar muy cerca de convertirse en el país europeo con más contagios contabilizados en las últimas dos semanas. Así lo indican los datos del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), que han ido recogiendo en los últimos días la imparable ascensión española, quinta de la lista hace apenas tres semanas, y ahora segunda con 115,7 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días.

La tendencia de las últimas jornadas deja entrever que España reemplazará esta semana a Luxemburgo (121,2 casos) como el país con más infectados detectados, lo que amenaza con situarla en el epicentro de los recelos del resto de países y expone a sus viajeros a nuevas cuarentenas y restricciones tras las anunciadas ya por el Reino Unido o Suiza, entre otros. En una carta dirigida a los Estados miembros hace 10 días, la Comisión pidió a las capitales que limiten las restricciones a las regiones más afectadas y no las apliquen a todo el país. Pero movimientos como el de Berlín el viernes, cuando amplió su recomendación de no viajar a toda España salvo las islas Canarias, al incluirla en su lista de “zonas de riesgo”, muestran que los ruegos de Bruselas pueden acabar cayendo en saco roto.

El dato de incidencia de contagios, muy tenido en cuenta en las cancillerías para lanzarse a nuevas restricciones, está fuertemente influido por el número de tests que realiza cada país. Buena prueba de ello es Luxemburgo, que lleva varias semanas en primera posición en número de positivos debido a que es, con diferencia, el país europeo que más tests realiza. Según un reciente informe del ECDC, el Gran Ducado realizó la semana del 20 al 26 de julio 10.659 pruebas por cada 100.000 habitantes, casi 20 veces más que España o Italia en el mismo periodo.

La paradoja de que el país que realiza más tests pueda ser a la vez el más penalizado y el que sufra, no solo un mayor coste reputacional, sino también económico por volverse objeto de cuarentenas, ha sido criticada por las autoridades luxemburguesas, que vieron con incredulidad cómo el Reino Unido obligaba a recluirse a los ciudadanos procedentes de su país. Esa incongruencia ha llevado a la Comisión Europea a advertir a los Estados miembros por carta de que no deben tener en cuenta únicamente las cifras de contagios, sino también la tasa de positividad, esto es, el resultado de dividir el número de test hechos entre los que han dado positivo. Ahí, Luxemburgo, que también realiza exámenes para descubrir casos asintomáticos, solo tenía en la cuarta semana de julio un porcentaje de positivos del 1,2%. Mientras que España, con el 4,5%, tenía la cuarta mayor tasa solo por detrás de Croacia, Rumania y Bulgaria.

PSOE y Ciudadanos respaldan el mensaje de Bruselas

Ante la posibilidad de que los Estados miembros pongan en marcha cierres de frontera unilaterales o restricciones de viaje sin avisar al socio al que se las aplican, Bruselas ha insistido en la misiva dirigida a los Veintisiete acerca de la necesidad de tomar medidas proporcionadas, así como que sean comunicadas previamente al país afectado. “Estamos viendo que se están tomando decisiones, sobre todo por parte de Reino Unido, que si miras las estadísticas no se sostienen. Me parece que la carta es razonable: las decisiones deben estar respaldadas por evidencias científicas. Y coincido en que la ratio más significativa debe ser la de positivos por test realizados, por lo que se debe garantizar que haya suficientes test para todos”, afirma por vía telefónica la eurodiputada socialista Inmaculada Rodríguez-Piñero.

El eurodiputado de Ciudadanos José Ramón Bauzá, expresidente de Baleares, una de las comunidades más dependientes del turismo, respalda la posición de la Comisión de mantener las fronteras abiertas. “Uno de los principales errores de la primera ola fue el cierre de fronteras internas. No solo es absurdo a efectos epidemiológicos (¿un extranjero cumpliendo nuestras restricciones contamina más que un nacional?) sino que además mata poco a poco la UE”.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50