Crisis del coronavirus

Alemania recomienda no viajar a España, a la que considera “zona de riesgo”

Berlín amplía a toda España, excepto las islas Canarias, el listado de áreas de peligro por el aumento de casos de coronavirus

Llegada de turistas alemanes al aeropuerto de Palma de Mallorca a mediados de junio.
Llegada de turistas alemanes al aeropuerto de Palma de Mallorca a mediados de junio.ENRIQUE CALVO / Reuters

El turismo español recibió el viernes un nuevo golpe, procedente esta vez de Alemania, uno de los países clave para el sector. El Gobierno de Berlín decidió incluir a España, a excepción de las islas Canarias, en el listado de zonas de riesgo por el aumento de casos de coronavirus, según confirmó el Ministerio de Sanidad alemán. Alemania suma así la mayoría del territorio español a cinco comunidades autónomas —Madrid, Navarra, País Vasco, Cataluña y Aragón— que ya formaban parte de la lista alemana de zonas no recomendadas. Alemania, como otros países europeos registra un fuerte repunte de contagios desde finales de julio.

El listado de zonas de riesgo lo componen unas 130 regiones y países, que cumplen el criterio del Instituto Robert Koch de haber registrado más de 50 casos positivos por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días. Amberes (Bélgica), Guatemala, México, Bulgaria y algunas regiones de Rumanía figuran también en la lista, que no supone una prohibición de viajar, pero sí constituye una recomendación disuasoria.

Tras la inclusión de España en la lista de zonas de riesgo, el Ministerio de Exteriores alemán actualizó su web, en la que desaconseja “los viajes turísticos innecesarios a España, con la excepción de las islas Canarias, debido a las altas tasas de infección”.

Quien entre en Alemania después de haber estado en alguna de esas regiones en los últimos 14 días tendrá que someterse obligatoriamente a un test diagnóstico de coronavirus, que se ofrece de forma gratuita en los puntos de entrada al país y cuyo resultado se entrega entre uno y dos días después. Hasta que los viajeros obtengan el resultado deberán permanecer en cuarentena, durante un máximo de dos semanas. Los viajeros pueden optar también por hacerse el test en el país de origen en las 48 horas previas al viaje. Quien viaje a España, recuerda el Ministerio de Sanidad, deberá cumplir las reglas de higiene, entre ellas, la distancia física y llevar la mascarilla.

Una portavoz del Ministerio de Sanidad alemán aseguró que en España se registra “un brote muy dinámico”, que el número de casos sigue subiendo y que cada vez hay más áreas afectadas y de manera más grave. Los datos que maneja Berlín indican que en España se han registrado 56,42 contagios por cada 100.000 habitantes y que la superación del umbral desde el pasado 7 de agosto no ha sido puntual, sino continuada.

La noticia de la inclusión en el listado de zonas de riesgo ocupó en Alemania las portadas de los diarios digitales, ya que España —y muy en particular Mallorca— es uno de los destinos favoritos de los alemanes, muchos de los cuales sin embargo este año han optado por veranear en Alemania, debido a la propagación de la covid-19 en España. El año pasado, un total de 11.176.545 alemanes visitaron a España, según los datos del Instituto Nacional de Estadística. Solo en agosto de 2019, más de un millón de alemanes fueron a España de turismo.

Alemania, que logró contener la primera ola de coronavirus, registra desde finales de julio un aumento de contagios que preocupa a las autoridades. Parte de la propagación la atribuyen al regreso de veraneantes y a la entrada de extranjeros al país. Aun así, en la lista de países de procedencia de los llamados casos importados, España no figura ni mucho menos en cabeza. Kosovo, Turquía, Serbia y Bulgaria son los países de procedencia de la mayor parte de contagios registrados al entrar en Alemania.

Berlín obliga desde el 8 de agosto a los viajeros a realizar test de coronavirus a quien proceda de las consideradas zonas de riesgo. En las últimas 24 horas, Alemania ha registrado 1.449 nuevos contagios, lo que supone un incremento considerable respecto a los últimos meses, cuando la cifra de positivos estaba muy por debajo del millar. Hay que remontarse a principios de mayo para encontrar una cifra tan alta. Desde el inicio de la epidemia, Alemania ha registrado 221.413 casos positivos y 9.225 muertes, según los datos del Instituto Robert Koch. Unas 200.200 personas ya han superado la enfermedad.

El fin de las vacaciones es una considerable fuente de preocupación para el Ejecutivo alemán. Los colegios ya han empezado en los distintos Estados federados, lo que ha acrecentado los temores a que el repunte de casos escape el control de las autoridades sanitarias, que hasta ahora no se han visto desbordadas.

El Gobierno de Baleares afirma que seguirá trabajando con los mercados turísticos emisores para reforzar los mecanismos de seguridad y recuperar lo antes posible los corredores seguros, después de la decisión de Alemania de no recomendar los viajes a España, exceptuando Canarias, informa Lucía Bohórquez. El Ejecutivo de Armengol señala que el plan piloto ha permitido mantener durante semanas las entradas de turismo internacional “a pesar de una temporada compleja y más allá de lo que inicialmente estaba previsto en las perspectivas económicas post primera fase de pandemia”.

El consejero de Trabajo, Turismo y Modelo Económico, Iago Negueruela, ha insistido en que los propios mercados emisores “han mostrado en todo momento la intención de retomar su actividad con las islas”. “Toda adopción de medidas está sujeta a una temporalidad que acaba en el momento en que mejora la situación” ha señalado. Alemania es el principal mercado emisor para Baleares. En 2019 viajaron a las islas más de 4,5 millones de turistas alemanes. El pasado julio, tras la llegada a la llamada nueva normalidad, llegaron solo 19.680 turistas desde este país, un 96,9% menos que en junio del año anterior.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50