El Congreso relega el problema educativo de los trabajos para la reconstrucción

La comunidad educativa lamenta el escaso peso que se le concede a la materia en la nueva comisión parlamentaria

El Ayuntamiento de Murcia despliega un dispositivo de desinfección en los colegios.
El Ayuntamiento de Murcia despliega un dispositivo de desinfección en los colegios.Europa Press

La comisión constituida en el Congreso con el objetivo de “lograr un consenso político sobre la reconstrucción social y económica” de España tras el coronavirus no tiene a la educación como uno de sus elementos centrales, a pesar de que cerca de 9,5 millones de alumnos van a pasar seis meses sin pisar las escuelas, los institutos y las facultades. Los grupos parlamentarios justifican el lugar poco relevante que ocupará la educación con el argumento de que la comisión necesita agilidad (se prevé que concluya a principios de julio). La comunidad educativa lamenta la poca importancia que se le ha concedido, en línea con una postergación histórica. España es el séptimo país de la UE que menos invierte en educación en relación con su PIB, en torno al 4,2%.

El plan de trabajo planteado inicialmente por el PSOE al resto de grupos contaba con cuatro bloques: sanidad, reactivación económica, políticas sociales y Unión Europea. Y la educación aparecía mencionada dentro del de reactivación económica. En el documento aprobado el miércoles, el número total de bloques, se ha mantenido, y educación ha pasado al de políticas sociales sin ganar protagonismo. La finalidad de dicho apartado, que será abordado por uno de los cuatro grupos de trabajo de la comisión, se describe así: “Acordar medidas para el refuerzo de nuestro sistema de protección social y de los cuidados, de forma que se pueda garantizar la dignidad y el bienestar de las personas que resulten más vulnerables como consecuencia de esta crisis. Se tratarán también las políticas educativas y culturales. Las políticas de igualdad efectiva entre mujeres y hombres tendrán también un papel importante. Y se incluirán, asimismo, propuestas de mejora del sistema fiscal que ha de contribuir a la financiación de las políticas públicas y al pleno ejercicio de aquellos derechos sociales”.

El plan de trabajo fue aprobado con 168 votos a favor, ninguno en contra y 162 abstenciones. Hubo dos propuestas para crear un quinto bloque, pero ninguno referido a educación (ERC, sobre fiscalidad; y BNG y Compromís, sobre nuevo marco institucional).

Más información
MADRID, 14/05/2020.- Captura tomada de la señal institucional del Ministerio de Educación, de la ministra de Educación, Isabel Celaá, mientras participa en la Conferencia Sectorial telemática con los consejeros autonómicos, este jueves, en Madrid. EFE/Ministerio de Educación SOLO USO EDITORIAL PROHIBIDA SU VENTA
Las autonomías descartan la apertura de las escuelas para niños de 0 a 6 años este curso
Las asociaciones de familias de alumnos piden medidas urgentes para conciliar

Mercedes Cabrera, que fue ministra de Educación en el Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, considera que el hecho de que la comisión para la reconstrucción social y económica preste una atención tan escasa a la educación constituye un “error tremendo”. “Es un pilar central del futuro que ya estaba viviendo una revolución antes de la pandemia y que ahora necesita el doble de atención”, ha asegurado a preguntas de este periódico. Cabrera fue primero ministra de Educación y Ciencia y después de Educación y Políticas Sociales, y subraya la dificultad de compaginar estas dos últimas áreas sociales, como sucederá ahora en la comisión del Congreso.

Ismael Sanz, ex director general de Innovación de la Comunidad de Madrid con el PP y profesor de Economía Aplicada en la Universidad Rey Juan Carlos, también ha opinado que educación debería constituir un área independiente. “Hay que prepararse para el gran impacto en términos de desigualdad que va a tener este periodo", ha afirmado.

Miquel Martínez, catedrático de Pedagogía de la Universidad de Barcelona, lamenta que España vuelva a infravalorar la escuela mientras otros países la han puesto a la cabeza de sus prioridades en esta situación de emergencia. “La educación nunca ha recibido aquí la importancia que se merece, que es fundamental para el desarrollo de un país y que sí tiene desde hace mucho tiempo en otros países europeos. Si se queda fuera de la hoja de ruta de la reconstrucción, nos habremos equivocado de nuevo”.

“La referencia a la educación aparece desdibujada, cuando es una de las patas fundamentales del Estado del Bienestar junto a la sanidad y los derechos y políticas sociales. Necesita un tratamiento monográfico porque hay que hablar de presupuesto, de cómo atender la brecha digital, del acceso de los niños en situación de vulnerabilidad, de infraestructuras en los colegios y de equipos de protección individual”, afirma Francisco García, responsable de Educación de CC OO. Una opinión que coincide en lo esencial el presidente de Anpe, Nicolás Fernández.

“Han metido a la educación en un cajón de sastre con las políticas para colectivos vulnerables y la fiscalidad en el que queda difuminada”, lamenta Lidón Gasull, directora de la federación de Asociaciones de Madres y Padres (Ampas) catalanas Fapac. “No se entiende como se puede despachar un pilar del presente y futuro de la sociedad en una sola mención dentro de una comisión que abarca tantos asuntos”, señala Sergio de la Fe, de la confederación canaria de Ampas Confapa.

Raimundo de los Reyes, presidente de la asociación de directores de instituto (Adimad), y Vicent Mañes, de la federación de asociaciones directores de infantil y primaria (Fedeip), también consideran insuficiente el tratamiento. “La educación tiene la suficiente envergadura para ser atendida específicamente. Lo grueso en educación es la pedagogía y eso no se va a ver en esta comisión”, indica el primero.

Cada uno de los cuatro grupos de trabajo de la comisión estará constituido por 20 personas: un diputado propuesto por cada grupo parlamentario acompañado del experto o asistente que elijan. El miércoles, durante el debate para aprobar el plan de trabajo, el PNV propuso reducir los asuntos a tratar a uno solo, el de la reactivación económica, con el argumento de que quien mucho abarca, poco aprieta. La portavoz socialista de Educación en el Congreso, Luz Martín Seijo, ha afirmado este jueves: “Educación va a tener un peso importante dentro del grupo de trabajo, pero se acordó que hubiese solo cuatro subcomisiones, para intentar establecerlo según los miembros de la mesa. Posiblemente tenga relación con mi subcomisión [ella va a coordinar el grupo de trabajo de reactivación económica], pero la educación no universitaria tiene mucha relación con la preparación del día de mañana y tiene sentido en políticas sociales”.

Óscar Clavell, portavoz de Educación del PP y docente, ha asegurado que a él le hubiera gustado que educación constituyese un bloque suficiente, aunque su grupo no lo ha planteado, y ha apuntado como explicación al tiempo limitado que se ha dado a la comisión. “Se puede trabajar fuera, por ejemplo desde la comisión de educación que ya existe. Pero se necesita que la presidencia de la comisión, del partido socialista, nos convoque y tenga ganas de trabajar. Podríamos extraer conclusiones buenísimas y aportarlas a la mesa de reconstrucción”. Podemos, el otro partido de Gobierno, que presidirá el grupo de trabajo de políticas sociales de la comisión, ha declinado dar su opinión al respecto.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Sobre la firma

Ignacio Zafra

Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS