La crisis del coronavirus

Italia concede un aprobado general a sus estudiantes

Los alumnos pasarán de curso automáticamente si no se retoman las clases. La Selectividad consistirá en un gran examen oral

Un estudiante milanés sigue el miércoles las clases a través de Internet.
Un estudiante milanés sigue el miércoles las clases a través de Internet.Matteo Corner / EFE

La crisis del coronavirus obligará a poner el contador a cero a distintos sectores italianos para poder seguir adelante. Y la educación, en la recta final del curso, valora cómo hacerlo para encajar el complicado puzle de los distintos cursos. Italia ultima un decreto ley para regular la liquidación del año académico y preparar el regreso de septiembre. Todos los alumnos pasarán al próximo curso, sin importar las notas obtenidas en los últimos exámenes. Nadie se quedará rezagado. Los tiempos del coronavirus, de este modo, traerán a Italia un aprobado general que permitirá pasar de curso y reanudar las clases en el siguiente con cierta normalidad. Lo que parece claro, aunque todavía se deje en el aire esa posibilidad, es que las aulas no volverán a abrir hasta septiembre.

La fórmula exacta, cuánto se retoma del año anterior como puente para el nuevo curso, la decidirán los comités educativos que planifiquen la entrada del nuevo año escolar, según detalla el borrador que han confirmado a EL PAÍS fuentes del Ministerio de Educación italiano. Pero el arranque de curso se dedicará, con toda probabilidad, a los alumnos más rezagados del año perdido para que se pongan al día en las materias que no lograron asimilar. Por ello, las clases generales de 2020-21 podrían empezar algo más tarde de lo habitual. El problema es mayor para los que ingresan en la Universidad a partir de septiembre.

La Selectividad —maturità, en términos italianos— es el otro gran hito al que deberá encontrarse solución. Si las clases pudiesen retomarse el 18 de mayo, el decreto prevé un calendario abreviado para llegar a tiempo en un modo relativamente estándar a las pruebas. En caso contrario, como resulta muy probable, los exámenes escritos de final de curso no tendrán lugar y podrán realizar la prueba preuniversitaria todos los alumnos. El examen se mantendrá y será “serio”, según ha señalado la ministra de Educación, Lucia Azzolinia. Pero se celebrará la prueba exclusivamente mediante un examen oral de una hora a través de alguna plataforma online. No se sabe qué peso tendría esa evaluación oral en la nota final.

El secretario de Estado de Educación, Peppe De Cristofaro, explica a este periódico que “era inevitable que fuera así porque es una situación excepcional”. “Es un gran problema, porque la maturità es el primer examen importante en la vida, tiene una gran densidad cultural y formativa, pero no podíamos hacerlo como se hace normalmente”, apunta. Respecto al aprobado general, De Cristofaro apunta que no significa que “los insuficientes se transformen en suficientes”. “Si un chico suspende y estos meses a distancia no ha mejorado, el profesor no le subirá la nota. Se le admitirá, pero con la nota insuficiente que tenía. Al principio del curso tendrá que hacer unas clases de recuperación de la materia”. El arranque general, confirma, podría retrasarse.

La mayoría de universidades tendrán que ceñirse a esos datos para la admisión de alumnos. Otras, como la prestigiosa Bocconi de Milán, ni siquiera lo notarán al no contar con la nota de la maturità. Su rector, Gianmario Verona, explica que el curso se ha podido terminar con cierta normalidad gracias a la infraestructura tecnológica de clases a distancia. “Hemos podido hacer este pasaje, pero el problema es que tuvimos que prepararlo en una semana. Hemos movido 427 cursos en este semestre que implicaban a más de 700 profesores. En una semana lo hemos trasladado todo al online y se ha podido completar el semestre a distancia. Ha sido una experiencia que nos ayudará en el futuro”, señala en referencia a la posibilidad de que el próximo curso tuviese que iniciarse todavía en esas condiciones.

Nadie duda de que las medidas de confinamiento llegarán hasta, como mínimo, comienzos de mayo. De hecho, este viernes Angelo Borrelli, y hombre que a diario transmite los datos, ha asegurado que podría empezar a pensarse en ello a partir del 3 de mayo. Pero la mayoría de expertos señalan que la reapertura de las escuelas será uno de los últimos pasos que se darán.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Más información

Lo más visto en...

Top 50