Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta de Andalucía ordena retirar todos los productos de Sabores de Paterna

Los elaborados de la marca sobre la que este viernes se lanzó una alerta por listeria se distribuyen en toda España, salvo Asturias, Ceuta y Melilla

Fábrica Sabores de Paterna, en Paterna de Rivera (Cádiz).

La Junta de Andalucía amplió en la noche del viernes la alerta alimentaria a todos los productos que elabora Sabores de Paterna. El Gobierno andaluz se lo comunicó a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), dependiente del Ministerio de Sanidad, horas después de haber activado esa alerta sobre la carne mechada de la empresa gaditana. En su página web, la Aesan advierte a los consumidores que tengan cualquier tipo de alimento de esta marca de que se abstengan de comerlo e informa de que ha ordenado a la fabricante que retire todas las existencias del mercado de todos sus elaborados y que avise a sus clientes.

Tres nuevos casos en Andalucía

La Consejería andaluza de Salud ha confirmado tres nuevos casos de listeriosis en la comunidad, lo que eleva a 210 el número de afectados en esta comunidad y a 218 los de todo el país. Hay 48 pacientes hospitalizados, de los que 21 son embarazadas. Dos personas permanecen en la UCI.

Los productos a los que se extiende la alerta son la butifarra, carne en manteca, chicharrón especial, chorizo Rosario, lomo en manteca, longaniza, manteca blanca, morcilla, paté de chorizo, paté de morcilla, pringá, zurrapa roja y zurrapa blanca. Se trata de elaborados que han sido distribuidos en todas las comunidades autónomas, salvo el Principado de Asturias y Ceuta y Melilla. “Como en el caso de Magrudis, hay que pensar que la listeria ha aparecido en un proceso posterior al de horneado, es decir, una contaminación ambiental que debería llevar a la retirada de todos los productos”, explica José Juan Rodríguez, profesor titular de Nutrición y Bromatología por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Seguridad Alimentaria.

A diferencia de lo que ha ocurrido con la empresa Magrudis, la responsable del mayor brote de listeriosis de España, donde la Junta ha ido ampliando hasta en cuatro ocasiones las alertas sanitarias sobre sus diferentes productos, en este nuevo caso el Gobierno andaluz ha ordenado la retirada de todos los elaborados de Sabores de Paterna casi de manera inmediata. El viernes, además de lanzar la alerta sobre la carne mechada, la Consejería de Salud también ordenó la paralización de toda la producción en la planta gaditana y su clausura.

La Junta tomó esta medida a las 12.58 del viernes, horas después de confirmar que una de las muestras que se tomó a un lote de carne mechada de Sabores de Paterna había dado positivo en listeria. Los técnicos de la administración tomaron hasta 10 muestras de cuatro porciones distintas de ese producto -dos de sendas partidas de carne de un supermercado de Conil (Cádiz), tres de un lote de la fábrica y cinco de otra pieza que también estaba almacenada en la fábrica-, de ellas solo una dio positivo, con 11.000 unidades por gramo de listeria, cuando el máximo permitido es de 100 unidades por gramo.

El hecho de que solo una de las muestras haya aparecido contaminada, unido a que el propietario de la empresa hubiera adelantado los controles ordinarios a la fábrica y que todos los análisis de producto dieran negativo el día 28 de agosto, lleva a varios expertos consultados a suponer que quizás el error pueda derivarse de las pruebas en el laboratorio autonómico. "Es muy raro que solo una muestra haya dado positivo", explica José Luis Carrillo, inspector veterinario y miembro de la comisión de salud del Colegio Andaluz de Veterinarios. El propietario de Sabores de Paterna, Bartolo Rodríguez, avanzó el viernes a este diario que tiene previsto pedir un contraanálisis para confirmar la infección.

Sabores de Paterna es una empresa familiar de reconocida reputación en la provincia de Cádiz y que presume en su página web de proveer a chefs y restaurantes en toda España. Distribuye productos, en especial el chicharrón, su alimento estrella, por todo el país. En el caso de la carne mechada, la fábrica distribuyó 298 kilos, la mayoría en Andalucía, salvo 7,1 vendidos a un establecimiento de Madrid. Los técnicos de la Junta empezaron este viernes a contactar con clientes de las provincias de Huelva, Cádiz y Málaga, donde consta que la carne mechada se había comercializado.

Aún se desconoce si la cepa encontrada en la fábrica de Paterna coincide con la que ha causado el brote en Magrudis. La Junta de Andalucía está cruzando todos los proveedores y elementos del proceso de producción de ambas empresas para ver si encuentran un punto en común. En cuanto a afectados, el portavoz del grupo de seguimiento de la crisis del Gobierno andaluz, el médico José Miguel Cisneros, fue el viernes muy claro, asegurando que no había ningún contagio vinculado a la cepa de Sabores de Paterna y que todos los afectados con listeria confirmada habían comido carne mechada de La Mechá.

Fue un adolescente de 14 años quien puso sobre la pista de Sabores de Paterna a las autoridades sanitarias. El chaval ingresó en un hospital de Móstoles con síntomas de listeriosis y aseguró que el día 19 de agosto había comido un bocadillo de carne mechada de esa marca que su familia había comprado en un establecimiento de Conil. Aunque el chico dio negativo en listeria, el 30 de agosto la Dirección General de Salud Pública de Madrid comunicó lo sucedido a la Junta, quien ese mismo día tomó muestras a diferentes lotes de la carne mechada elaborada por la fábrica de Paterna. El 3 de septiembre se llevaron a analizar al laboratorio autonómico de Almería. El 5, casi todas las pruebas dieron negativos y el 6 a las 10.00 se confirmó el positivo en una de las muestras de carne tomadas en la fábrica, de acuerdo con la cronología facilitada por la Junta.

Continúan las desavenencias entre las Administraciones

La Consejería andaluza de Salud ha informado este sábado de que a las 12.58 del viernes comunicó al Ministerio de Sanidad la activación de una alerta sanitaria sobre la carne mechada Sabores de Paterna y que recibió "acuse de recibo" por parte de ese departamento. Es la respuesta del Gobierno andaluz a las declaraciones que anoche hizo la ministra en funciones de Sanidad, María Luisa Carcedo, en las que aseguraba que se había enterado de la alerta por los medios de comunicación y que su homólogo regional, Jesús Aguirre, no se había puesto en contacto con ella.

Desde que estalló la crisis por el brote de listeriosis los recproches y cruces de acusaciones entre las tres administraciones implicadas en la gestión, la estatal, la autonómica y la local no ha cesado. El viernes 30, el consejero Aguirre responsabilzaba al Ayuntamiento de Sevilla de "dificultar" la labor de la Junta y de ofrecer información a "cuentagotas". El jueves, era la ministra Carcedo quien censuraba al Gobierno andaluz "la calidad y la oportunidad" de los datos que le ofrecía había mejorado conforme el brote iba remitiendo.

La Junta y el Consistorio sevillano acercaron posturas el pasado jueves tras una reunión entre el consejero de Salud, el de Presidencia, Elías Bendodo, y el alcalde de la capital andaluza, Juan Espadas. Se acordó trabajar juntos para aumentar y mejorar los controles previos a industrias de riesgo y mantener una línea coordinada y conjunta de intervención en las denuncias formuladas ante la Fiscalía por ambas administraciones y en la investigación judicial contra la empresa Magrudis, a quien hacen única responsable del brote de listeriosis.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información