Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta de Andalucía lanza una nueva alerta por listeria en otra marca de carne mechada contaminada

Las autoridades clausuran la fábrica gaditana Sabores de Paterna, que distribuyó el producto también en Huelva, Málaga y Madrid. Séptimo aborto causado por el brote

Un inspector se lleva muestras de carne de la fábrica Sabores de Paterna, en Paterna de Rivera (Cádiz).

La Junta de Andalucía acaba de lanzar una alerta nacional por listeriosis tras detectar una nueva marca de carne mechada, Sabores de Paterna —fabricada en Paterna de Rivera (Cádiz)—, que ha dado positivo en la bacteria. Así lo ha anunciado el consejero de Sanidad andaluz, Jesús Aguirre, que ha informado de que se ha decretado el cierre cautelar de la empresa, el cese de toda su producción y la retirada del producto del mercado. Se está analizando si la cepa es la misma que la de la carne La Mechá, fabricada por Magrudis, origen del mayor brote de listeria de España. La Consejería no tiene constancia de ningún afectado vinculado a esta nueva infección.

Las autoridades están llamando a proveedores de Cádiz y también de las provincias de Huelva, Madrid y Málaga, donde se sabe que ha sido distribuido el producto contaminado. La alerta, en todo caso, es nacional y toda la carne mechada de esa marca debe ser retirada del mercado. Por el momento se desconoce la cantidad de ese producto que está en circulación.

Fue un adolescente de 14 años que ingresó en un hospital de Móstoles con síntomas de listeriosis quien comunicó a los médicos que el día 19 de agosto había comido un bocadillo de la carne mechada Sabores de Paterna que su familia compró en un establecimiento de Conil (Cádiz). Los otros cuatro familiares que también tomaron el producto no tuvieron ningún síntoma. Aunque el chico dio negativo en listeria, la Dirección General de Salud Pública de Madrid se puso en contacto con la Consejería andaluza de Salud el 30 de agosto para advertirles de un posible nuevo caso. Ese mismo día, técnicos de la Junta se personaron en el local de Conil y en la fábrica y tomaron muestras de la carne, que enviaron el 3 de septiembre a los laboratorios autonómicos de Almería. El día 5 todas las muestras de la carne tomadas en el establecimiento dieron negativo. Este viernes se ha conocido el positivo de la prueba de la fábrica.

La cantidad de listeria encontrada, 11.000 unidades por gramo, supera el máximo permitido de 100 unidades por gramo, y por ello la Junta ha decidido activar la alerta sanitaria a nivel nacional a las 12.58 de este 6 de septiembre. La empresa Sabores de Paterna comercializa otros productos, sobre los que, de momento, no se ha extendido la alerta, según ha confirmado el consejero.

Tanto Aguirre como el portavoz del gabinete de seguimiento del brote, el médico José Miguel Cisneros, han querido dejar claro que de todos los casos analizados hasta el momento, en ninguna encuesta epidemiológica ha aparecido el nombre de carne mechada Sabores de Paterna y todos los pacientes afectados habían comido el producto de La Mechá. El último caso de listeriosis, detectado en Cádiz, es del 22 de agosto, de una persona que había comido productos de La Mechá unos días antes. "No hay ningún caso conocido vinculado a la cepa de esta nueva empresa", ha señalado Cisneros.

La coincidencia en la aparición en el tiempo de la bacteria en dos fábricas diferentes de carne mechada de una misma comunidad ha llevado a la Junta a analizar cualquier conexión existente entre ambas fábricas, pese a estar a la espera de que el Centro Nacional de Microbiología del Instituto Carlos III determine si la cepa es la misma. "Estamos cruzando los proveedores de los ingredientes y productos que se utilizan para elaborar y envasar la carne mechada de ambas marcas. También estamos analizando los puntos en común en los procesos de producción de este alimento”, ha señalado Aguirre.

Sabores de Paterna es una reconocida firma que goza de importante prestigio en la provincia de Cádiz, especialmente por la venta de chicharrones especiales, piezas fritas de panceta de cerdo que se consumen cortadas en lonchas. Bartolo Rodríguez, dueño de la empresa, ha asegurado que su compañía cumple con todas las medidas de autocontrol. Precisamente, el pasado 23 de agosto un laboratorio independiente de Chiclana realizó una analítica de sus instalaciones “y todo salió correcto”, ha asegurado. Ya fue el pasado 30 de agosto cuando la Junta de Andalucía se llevó hasta cinco piezas para analizarlas y una de ellas dio positiva.

La nueva fabricante señalada por la listeria es una empresa familiar, como se define en su propia página web, constituida como Sociedad Limitada Laboral desde 2003. La empresa se anuncia en su web como garante "del sabor de la antigua matanza”. Entre sus productos comercializados se encuentran los chicharrones especiales, longanizas, lomo en manteca, butifarras, morcillas y la carne mechada, el único elaborado sobre el que se ha activado la alerta. Desde el entorno de la empresa aseguran que han detenido todas sus líneas de producción hasta que se aclare el caso.

La empresa presume de vender productos a diversos puntos de España y de ser proveedor de destacados chefs y restaurantes españoles. De todas sus líneas de negocio, es el chicharrón especial el que goza de mayor prestigio. “Aquí lo vendemos, al igual que en todos los bares de Cádiz”, ha asegurado un hostelero gaditano con evidente preocupación. La fama de sus chicharrones ha llevado a la empresa incluso a ser referenciada y recomendada en diversas ocasiones por distintos críticos en gastronomía de la provincia y el resto de España. A diferencia de Magrudis, inmersa en un cúmulo de irregularidades administrativas, Sabores de Paterna sí conta en el registro de Industrias Agroalimentarias de la Junta, un requisito imprescidible para realizar su actividad de elaboración de productos cárnicos.

Un nuevo aborto

El brote de listeriosis, el mayor registrado en España hasta la fecha, ha causado hasta el momento tres muertes, siete abortos y afectado a más de 200 personas. Las autoridades lo daban por controlado. Ahora se abre este nuevo frente. Cisneros ha informado la mañana de este viernes de un nuevo caso confirmado, que eleva a 207 el número de afectados en Andalucía, y otro aborto, el sexto en la comunidad y el séptimo en todo el país. Se trata de una mujer embarazada de Sevilla, de 23 semanas de gestación, y que había ingerido la carne mechada La Mechá hace unas semanas, sin haber presentado síntomas. El número de hospitalizados es de 45 frente a 40 en el día anterior (el jueves 5 de septiembre), de los que 19 son mujeres embarazadas. Dos pacientes siguen en la UCI.

La listeria es un patógeno casi inocuo para la mayoría de personas sanas, pero que puede ser letal para aquellas que tienen el sistema inmunológico debilitado y para bebés en gestación, como se está confirmando en el brote registrado hasta ahora por los productos contaminados de la marca La Mechá, de la empresa sevillana Magrudis.

El dueño de Sabores de Paterna: "Dicen que una muestra no está bien, pero no me lo creo"

“No me lo creo. La listeriosis se contagia a temperaturas menores de 65 grados y nuestra carne sale a 90 grados”, ha confirmado el dueño de la empresa, Bartolo Rodríguez, en conversación telefónica con EL PAÍS. El responsable de la firma ha asegurado que del establecimiento de Conil se llevaron dos piezas de su producto, “una pieza abierta y otra cerrada”, antes del 20 de agosto.

Todavía sin tener conocimiento de este hecho, en Sabores de Paterna decidieron hacer una analítica de toda la empresa con unos laboratorios externos de Chiclana con los que trabajan, aunque no han precisado si fue de la planta y de la producción o solo de una de las dos. Fue el pasado 23 de agosto. “Era una analítica de control habitual que decidimos adelantar ante el caso de listeria de la otra empresa como forma de prevención”, explica Rodríguez. El 28 de agosto el empresario recibió el resultado del análisis. “Salió todo correcto”, ha asegurado.

Ya fue el pasado 30 de agosto cuando dos técnicos de la Junta de Andalucía se presentaron en la empresa y se llevaron cinco piezas de carne mechada. “Dicen que una no está bien, pero no me lo creo”, ha repetido el empresario con tono de preocupación. Rodríguez fundó la empresa en 2003, aunque siempre ha estado vinculado profesionalmente al sector de las carnicerías, según asegura. Actualmente, su compañía cuenta con ocho trabajadores. “Ni tiempo me ha dado a pensar cómo estoy ante todo esto”, ha asegurado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >