Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ministra de Sanidad reconoce una “cadena de errores y responsabilidades acumuladas” en la crisis de la listeria

María Luisa Carcedo asegura que se sugirió a la Junta de Andalucía que ampliara la alerta sanitaria a todos productos de Magrudis

Maríaa Luisa Carcedo en la rueda de prensa de este 5 de septiembre sobre el brote de listeriosis.
Maríaa Luisa Carcedo en la rueda de prensa de este 5 de septiembre sobre el brote de listeriosis. GTRES

La ministra en funciones de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha informado esta mañana en el Parlamento sobre la gestión del Gobierno español en la crisis generada por el mayor brote de listeria de España, que afecta a más de 210 personas, se ha cobrado tres muertes y ha provocado seis abortos. Carcedo ha defendido el buen funcionamiento del sistema de alertas sanitarias para trasladar a las distintas Comunidades Autónomas los datos y novedades sobre la listeriosis, pero ha reconocido que "ha habido una cadena de errores y responsabilidades acumuladas" a lo largo de estas semanas provocada por la falta de cooperación de Magrudis, la empresa fabricante de la carne mechada La Mechá, responsable de la infección. Una ciscunstancia que ha obligado al Ayuntamiento de Sevilla y a Junta de Andalucía a presentar sendas denuncias ante la Fiscalía. Carcedo también ha recalcado que la comunicación con Gobierno de Andalucía, la comunidad origen del foco y la más afectada, ha ido mejorando conforme el brote se iba controlando. También ha desvelado que su departamento sugirió al Ejecutivo andaluz que ampliara la alerta alimentaria sobre otros productos de Magrudis, la empresa fabricante de la carne mechada La Mechá, responsable de la infección.

Junta y Ayuntamiento de Sevilla crean un grupo de trabajo para mejorar el control alimentario

En su segunda reunión desde que se activó la alerta sanitaria, el Gobierno andaluz y el Ayuntameinto de Sevilla buscaron ayer rebajar la tensión generada por la gestión de la crisis en el brote de listeriosis. Entre los acuerdos destaca la creación de un grupo de trabajo en el que tendrán cabida la Federación Andaluza de Municipios y Provincias y los consistorios de Málaga y Granada para establecer las modificaciones legislativas necesarias para aumentar los sistemas de control previo especialmente en industrias y establecimientos cuya actividad pueda suponer un riesgo para la población.

Ambas administraciones acordaron también mantener una línea coordinada y conjunta de intervención en las denuncias formuladas ante la Fiscalía por ambas administraciones y en la investigación judicial contra la empresa Magrudis, a quien hacen única responsable del brote de listeriosis.

La listeria es un patógeno casi inocuo para la mayoría de personas sanas, pero que puede ser letal para aquellas que tienen el sistema inmunológico debilitado y para bebés en gestación.

Carcedo ha tratado de soslayar las críticas por la descoordinación entre las distintas Administraciones a la hora de gestionar el brote: la estatal, la autonómica y la municipal. La ministra en funciones ha sido clara a la hora de señalar que es la empresa la responsable de que los productos lleguen en perfecto estado al mercado tal y como establecen los reglamentos sobre seguridad alimentaria.“Las empresas son las que deben realizar los controles oficiales, las buenas prácticas agrícolas, las correctas prácticas de higiene y el plan de autocontrol”, ha señalado Carcedo. La ministra en funciones ha insistido en la falta de cooperación de Magrudis que ha provocado "una cadena de errores y responsabilidades acumuladas". En esa opacidad ha enmarcado el goteo de nuevos productos de la empresa que se fueron conociendo con posterioridad a la primera alerta. "Ha habido situaciones que no garantizaron el cumplimiento de la legislación".

Los planes de autocontrol que tiene la industra alimentaria provienen de las directivas europeas, ha recalcado la ministra: "Las empresas tienen sus responsabilidades y la legislación les obliga". A la Administración, ha precisado Carcedo, le corresponde la revisión de esos controles: “Las Comunidades son la autoridad competente para evaluar y dar el visto bueno al sistema de autocontrol de las empresas o establecimientos alimentarios”, ha remarcado. Carcedo ha recordado que en 2018 se realizaron 113.000 análisis en industrias cárnicas y 600.000 inspecciones.

Carcedo ha recordado que hay Ayuntamientos -como el de Madrid y Sevilla- que han conservado desde mediados del siglo pasado las competencias en Salud Pública y Seguridad Alimentaria "y la ejercen de manera coordinada con la administración autónoma competente". Con esta precisión ha querido atajar la polémica sobre la asunción de competencias entre ambas instituciones en la gestión e investigación del brote. La ministra ha desvinculado a su ministerio del cruce de reproches a la hora de la abordar el brote entre la Junta y el Ayuntamiento. "No tenemos responsabilidad en la relación existente entre el Ayuntamiento y la Junta. En nuestras redes el interlocutor es la Junta", ha remarcado.

Y en ese sentido, Carcedo ha puntualizado que "la calidad y oportunidad de la información que la Junta ha ido proporcionando a la red de alertas ha mejorado a lo largo de la crisis”. “Una mejora que ha coincidido con la remisión del brote”, ha puntualizado. La ministra en funciones ha señalado que desde el día 20, cinco después de que se activara la alerta sanitaria, el intercambio de datos entre el Gobierno andaluz y la red de alertas, sobre toma de muestras, cantidades retiradas, localización y destino de productos, se ha incrementado. También por parte del ministerio. “Se han realizado sugerencias a la Junta sobre la ampliación de la alerta alimentaria a otros productos; se ha solicitado varias veces aclaración sobre la información remitida y una descripción más precisa de los casos, información esencial para la óptima gestión del brote”, ha indicado Carcedo.

Fuentes del Ministerio de Sanidad han precisado a este diario que esa sugerencia se hizo por escrito el 21 de agosto y que se refería a todos los productos que fabricaba Magrudis. La Junta únicamente la amplió a ocho variedades: lomo al pimentón, lomo al jerez, chicharrón, manteca colorá, pringá, zarrapa de hígado, crema mechá y zurrapa de lomo. Desde el día 20 el Gobierno andaluz contaba con un documento que indicaba que además de esos elaborados, la empresa también anunciaba en su web chorizo dulce y chorizo casero. Sobre esos alimentos la alerta se amplió el 28 de agosto.

El día 15 de agosto, la Junta de Andalucía activó la alerta sanitaria únicamente por la carne mechada el 15 de agosto, pese a que el Ayuntamiento de Sevilla paralizó la producción de todos los productos de Magrudis el 14 de ese mismo mes. El Gobierno andaluz amplió esa alerta el día 21 de agosto a otros ocho productos de Magrudis y el 23 lo hizo a la carne mechada de la empresa que era comercializada sin etiquetar por otra distribuidora. 13 días después de activar por primera vez esa alerta, la Junta la extendió a otros dos clases de chorizo de Magrudis, pese a que desde el 20 sabía que estaban en su página web y a que el director general de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica había recomendado que se incluyeran en la alerta.

La ministra en funciones ha reconocido que hay margen para mejorar y ha anunciado que su departamento está trabajando en un nuevo decreto de vigilancia en Salud Pública para mejorar la calidad de las notificaciones de las enfermedades de declaración obligatoria, como la listeria, agilizar la intervención de las Administraciones sanitarias. También ha anunciado la revisión del sistema y el protocolo de la listeria en el marco de la Ponencia de Vigilancia de la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, del que forman parte las CCAA. "Partiremos de nuestro sistema que está en línea con la legislación europea estudiando los protocolos de otros países", ha señalado Carcedo.

En su turno de preguntas, los partidos de la oposición han recriminado la descoordinación entre las Administraciones, en especial entre el Ayuntamiento de Sevilla y la Junta de Andalucía y han cuestionado que el Ministerio de Sanidad no anunciara la alerta en su página web hasta cuatro días después de que el Gobierno de Andalucía la activara.

Por su parte, el consejero andaluz de Salud, Jesús Aguirre, ha confirmado esta mañana un nuevo caso confirmado de listeriosis en la comunidad, con lo que el número de afectados en la región asciende a 206. Aguirre se ha referido a la muerte de un recién nacido por listeria el pasado mes de enero en Granada y ha señalado que aún no se puede confirmar que la bacteria pertenezca a la misma cepa de la carne mechada de Magrudis. Ayer se confirmó que esta cepa ya existía de manera aislada en el mes de marzo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >