Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento Europeo insta a España a acabar con los pozos ilegales de Doñana

La Eurocámara también pide enterrar el proyecto de almacenamiento de gas en el subsuelo del espacio protegido

Parque de Doñana
Uno de los pozos ilegales que rodean al espacio protegido de Doñana.

Consenso de las instituciones europeas: España tiene que hacer frente de una vez al problema de los pozos ilegales que cercan Doñana, que están dañando uno de los espacios protegidos más importantes de la UE. El Parlamento Europeo ha aprobado este jueves un informe en el que pide al Gobierno que cierre estas captaciones que desde hace años esquilman el acuífero del que vive Doñana y detenga de forma "inmediata" el robo del agua de los agricultores. Con esta votación concluye la investigación abierta por la Eurocámara para evaluar algunas denuncias sobre la situación del parque.

El informe de este jueves se une a la denuncia que ha interpuesto contra España la Comisión Europea ante el Tribunal de Justicia de la UE por no luchar contra el robo del agua en el entorno de este enclave único, ubicado en la provincia de Huelva. Las recomendaciones, aprobadas dentro de la Comisión de Peticiones de la Eurocámara, no tienen fuerza legal, pero sí política. Y serán un argumento importante en el proceso contra España que ha abierto la justicia europea.

El Parlamento Europeo cierra también la puerta en su informe al proyecto para transformar el yacimiento de gas existente en el subsuelo de Doñana en un almacén de ese combustible fósil. Pide que se suspendan todos los permisos, recuerda los problemas que se han dado con el almacén de gas Castor e incide en que no es una infraestructura estratégica.

Pero al problema que más espacio dedica el informe (que parte de una inspección realizada por varios europarlamentarios a Doñana en septiembre) es al del robo del agua. La Comisión de Peticiones solicita que aumente la presencia policial y la seguridad en la zona para evitar este robo de agua y cierra la posibilidad a iniciar un proceso de "legalización de los pozos", como ha intentado incluir sin éxito el PP en el informe final. En cambio, sí ha salido adelante una enmienda del PP, con el apoyo de los socialistas, que pide que se realice un trasvase de 19,9 hectómetros cúbicos desde la cuenca del Tinto, Odiel y Piedras para los agricultores del entorno de Doñana. 

En los terrenos que rodean Doñana se estima que existen un millar de captaciones ilegales (según los datos de la organización WWF). Pese a los expedientes iniciados por la Administración y las denuncias de la Guardia Civil, el agua sigue extrayéndose sin control. La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha terminado declarando como sobreexplotado parte del acuífero debido a este problema. El Parlamento Europeo recuerda en el informe la importancia de "reducir el estrés hídrico" eliminando "la extracción ilegal y no controlada de agua".

Florent Marcellesi, europarlamentario de Los Verdes que participó en la inspección de Doñana, ha remarcado la importancia de las recomendaciones aprobadas este jueves: "El uso ilegal y excesivo de agua pone en peligro el parque nacional de Doñana".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información