Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asturianos, vascos y navarros son los que más valoran la sanidad pública

El sistema obtiene un 6,8 y encadena cuatro años de subida en su apreciación

 Sala de espera en el hospital de Bellvitge en septiembre de 2018.
Sala de espera en el hospital de Bellvitge en septiembre de 2018.

Los asturianos son los habitantes de España que más valoran la sanidad pública, según el Barómetro Sanitario que ha hecho público hoy el Ministerio de Sanidad. En total, consideran que el sistema está bien o necesita algunos cambios el 82,2% de los encuestados por el CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) en 2018. La media para el conjunto de España está en el 68,3%. El mínimo lo dan los canarios (54%) y los ciudadanos de Melilla (un 51,8%), la ciudad autónoma cuya gestión corresponde al Ministerio de Sanidad.

También por encima del 80% de satisfacción están los ciudadanos vascos y navarros. Por debajo del 60% están los andaluces. Precisamente el País Vasco, Asturias y Navarra son, por este orden, las comunidades que más presupuestaron gastar en sanidad por persona en 2018, según los cálculos de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública.  Andalucía es la última en esta lista, y Canarias, la quinta por la cola.

BARÓMETRO SANITARIO

Porcentaje de entrevistados que responden que “el sistema funciona bien o bastante bien”

Fuente: Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). ANTONIO ALONSO /

Si se observa la evolución, dentro de que los datos del barómetro son siempre positivos y tienen pocas variaciones interanuales, ese 68,3% de ciudadanos que lo aprueban supone el cuarto año de ascenso consecutivo, desde el mínimo de aceptación por el 62,7% de 2014, al que había bajado desde el 73,88% de 2010. Esta variación se corresponde bastante bien con los recortes de la crisis (primeras medidas en 2010 con el PSOE, segundas y más drásticas en 2012 con el PP) y la posterior recuperación.

Entre las personas que respondieron que el sistema necesitaba cambios profundos o ser repensado por completo, un 86,8% señaló que el principal defecto del sistema estaba en las listas de espera. Le siguen la masificación en urgencias (lo menciona el 67,7%), el poco tiempo que les dedican los médicos (el 38,8%) y el copago de los medicamentos (el 36,4%). Esta pregunta no figura como en la encuesta de otros años, por lo que no se puede comparar cómo ha evolucionado.

ASPECTOS DE LA SANIDAD QUE HAY QUE MEJORAR

Fuente: Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). ANTONIO ALONSO /

Además, el barómetro incorpora como novedad este año la comparación con otros países occidentales, y la satisfacción de los usuarios españoles, con datos de 2016, es la mayor, seguida de la de los alemanes, noruegos y suizos.

Aparte de las preguntas que se repiten año tras año, la encuesta del CIS suele incorporar preguntas que indican qué temas interesan al Gobierno de turno. En esta ocasión, se han incluido preguntas sobre el cigarrillo electrónico y los nuevos dispositivos de tabaco sin combustión. Sobre ambos hay una opinión mayoritaria acerca de que representan un riesgo para la salud (un 56,7% y un 63,2% de respuestas afirmativas respectivamente), y también son más (el 62%) los que opinan que debe regularse "de igual forma que se ha hecho con el tabaco tradicional".

Al respecto el Ejecutivo ha sondeado por un posible aumento de las zonas en las que se prohíbe fumar, de acuerdo con las recomendaciones de especialistas como el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo. Aquí son más los que se oponen (el 46,2%) que los que están a favor (el 41,3%). Entre estos últimos hay tres opociones claramente favoritas: que no se fume en los coches (tanto si van niños como si van otras personas en él) y en los estadios deportivos. Solo el 1% del total apoya que se prohíba el tabaco en espacios públicos como parques y playas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información