Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIS

Más preocupados por la sanidad, la educación y la falta de Gobierno

El paro, la corrupción, los políticos y la crisis económica siguen como problemas principales, pero desciende el nivel de descontento

Los principales problemas se mantienen: el paro, la corrupción, los políticos y la crisis económica. Le siguen la educación y la sanidad, que además repuntan en la última encuesta del CIS. Más de la mitad de los ciudadanos consideran que la enseñanza y la asistencia sanitaria no funcionan satisfactoriamente. Después de dos elecciones generales y siete meses con un Ejecutivo en funciones, sube también la intranquilidad por la falta de Gobierno.

El presidente en funciones, Mariano Rajoy, el pasado 3 de agosto.
El presidente en funciones, Mariano Rajoy, el pasado 3 de agosto. AFP

Uno de cada 10 ciudadanos sitúa la educación entre los principales problemas de España y el 12% considera asimismo que la sanidad lo es. Todavía están lejos de la percepción que tiene la mayoría sobre el paro, la corrupción, la situación económica o los políticos. Pero, mientras estas últimas bajan como preocupación, los dos primeros suben. En ambos casos, ha habido un repunte respecto al mes pasado de más de un punto.

Más de la mitad de los españoles están además descontentos con el funcionamiento de la enseñanza (55,4%) y con el de la asistencia sanitaria (51,6%). Y la mayoría consideran que no están bien financiados y son los servicios públicos a los que menos fondos se destinan, junto con la investigación y ciencia y tecnología y por debajo de la ayuda a personas dependientes. El 67,3% cree que llega “muy poco” dinero de los presupuestos para la dependencia, un dato que contrasta con el sentir mayoritario en el lado opuesto: se destinan demasiados fondos a defensa, a juicio del 38,2%.

El CIS pregunta a los encuestados cuáles son los principales problemas en estos momentos. Tres de cada cuatro (75,6%) señalan el paro. Más de cuatro millones de ciudadanos están sin trabajo en España. El nivel de preocupación, no obstante, ha bajado a la par que mejoran las cifras durante el verano gracias a los trabajos estacionales. La situación económica es el desvelo del 22,8% de los encuestados, aunque también desciende. En junio la señalaba uno de cada cuatro ciudadanos, casi tres puntos más que en el último barómetro.

El descontento por la corrupción y el fraude también desciende más de un punto aunque sigue en cabeza. La recogida de datos para esta última encuesta del CIS se produjo durante las dos primeras semanas de julio. Esos días, la Guardia Civil destapó una operación contra la corrupción en 23 Ayuntamientos de 10 provincias. Aún coleaba además el escándalo por las grabaciones de una conversación del ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz con el entonces director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, en las que se interesaba por casos que podrían afectar a partidos soberanistas catalanes.

Refugiados a la cola

 

Tras dos convocatorias de elecciones generales y siete meses de Gobierno en funciones, entre los encuestados repunta la consideración de que la falta de Gobierno es uno de los principales problemas de España, pasando del 4,8 al 6,4%. Las encuestas se realizaron apenas una semana después de las últimas elecciones, cuando ya empezaban a vislumbrarse las dificultades de los partidos para alcanzar un pacto de Gobierno tras el resultado abierto de los comicios. A pesar de todo, desciende levemente la preocupación referida a los políticos en general. En el barómetro de junio, lo señalaron el 21,1% de los encuestados. Un mes después, ha bajado punto y medio, aunque sigue en el grupo de las cuestiones más citadas en esta encuesta.

En el lado opuesto, los temas en los que los españoles se sienten menos concernidos son el desafío secesionista catalán, que solo citan el 0,2% de los encuestados. La falta de preocupación llega también a cifras irrisorias en el caso de los desahucios (0,7%), el fraude fiscal (0,5%) o los refugiados (0,1%).

Más información