Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feng shui, cuencos tibetanos, iridología y otras 70 pseudoterapias

El Gobierno elabora una primera lista de prácticas sin aval científico

Los ministros de Sanidad, María Luisa Carcedo, y Ciencia, Pedro Duque, en la presentación de la campaña contra las pseudoterapias. En vídeo, el anuncio de la campaña.

73 técnicas o productos forman la primera lista sobre pseudoterapias que han puesto en marcha los ministerios de Sanidad y Ciencia. Además, otros 66 serán revisados, han dicho esta mañana los titulares de ambos departamentos, María Luisa Carcedo y Pedro Duque, respectivamente. A falta de un decreto que establezca los límites en el ejercicio y la publicidad, una campaña informativa (www.coNprueba.es) es la primera medida del plan prometido para combatir a los charlatanes que prometen curaciones o medios sin base científica alguna. 

En esta primera lista están prácticas "cuyos nombres llevan a risa", ha dicho Duque, aunque ello no les impide tener una amplia lista de seguidores. Entre ellos están el feng shui, el coaching transformacional, los cuencos tibetanos, la hidroterapia de colon, la iridología, el masaje en la energía de los chacras, las piedras calientes, la sofronización, el tantra y la terapia biomagnética, entre otras.

En una segunda lista de 66 componentes figuran prácticas a revisar figuran las más conocidas, desde las flores de Bach a la homeopatía, la acupuntura, la quiropráctica, el masaje ayurvédico, la osteopatía, el reiki y la terapia craneosacral, entre otras. Y eso pese a que en la presentación de la campaña un cartel avisaba de que el agua con azúcar no cura, en clara alusión a la homeopatía.

Las 73 pseudoterapias

Análisis somatoemocional, análisis transaccional, ángeles de Atlantis, armónicos, arolo tifar, ataraxia, aura soma, biocibernética, breema, cirugía energética, coaching transformacional, constelaciones sistemáticas, cristales de cuarzo, cromopuntura, cuencos de cuarzo, cuencos tibetanos, diafreoterapia, diapasones, digitopuntura, esencias marinas, espinología, fascioterapia, feng shui, flores del alba, frutoterapia, gemoterapia, geobiología, geocromoterapia, geoterapia, grafoterapia, hidroterapia del colon, hipnosis ericksoniana, homeosynthesis, iridología, lama-fera, masaje babandi, masaje californiano, masaje en la energía de los chacras, masaje metamórfico, masaje tibetano, medicina antroposófica, medicina de los mapuches, medicina ortomolecular, metaloterapia, método de orientación corporal Kidoc, método Grinberg, numerología, oligoterapia, orinoterapia, oxigenación biocatalítica, piedras calientes, pirámide vastu, plasma marino, posturología, pranoterapia, psicohomeopatía, psychic healing, quinton, radioestesia, rebirthing, sincronización core, sofronización, sotai, tantra, técnica fosfénica, técnica metamórfica, técnica nimmo de masaje, terapia bioenergética, terapia biomagnética, terapia de renovación de memoria celular (cmrt), terapia floral de California, terapia floral orquídeas, terapia regresiva.

Según han explicado los ministros, el trabajo que se ha hecho hasta ahora ha sido comprobar en la literatura científica si existen estudios publicados que avalen la utilidad de estas prácticas y productos. Para ello se ha usado la web PubMed, que recoge toda la producción científica, y se han revisado las entradas desde 2012 a 2018. Si no había nada, la pseudoterapia entraba en la primera lista, en la de las prácticas de inutilidad demostrada. Si había algo, pasaron a la segunda lista, pero eso no quiere decir que tengan demostrada alguna utilidad, ya que esos artículos serán revisados por la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias (Redets) para decidir si se meten en la lista de las pseudociencias o no.

Ni Carcedo ni Duque han indicado qué va a pasar con lo que se consideren pseudoterapias: si se va a prohibir ofrecerlo, si se va a sancionar la publicidad o si se van a cerrar los establecimientos que se dedican a ellos o cómo se van a regular a los profesionales que las practican. Todo eso queda para un desarrollo posterior, un real decreto que fuentes de Ciencia han explicado que servirár "para evitar la publicidad engañosa y que las pseudoterapias no puedan incluirse en la cartera de servicios de centros sanitarios". Así que, de momento, la única actuación penal es la que se ha ejercido contra Sergi Pàmies por su promoción del MMS (solución mineral milagrosa), un producto que está directamente prohibido, por lo que ni siquiera ha entrado en las listas, que se han elaborado a partir de una primera selección de 139 posibles pseudoterapias.  

Las 66 posibles pseudoterapias pendientes de evaluar

Abrazoterapia, acupresión, acupuntura, aromaterapia, arteterapia, auriculoterapia, ayurveda, biodanza, caballoterapia o hipoterapia, Chi-Kung o Qi-Gong, constelaciones familiares, cromoterapia, crudivorismo, drenaje linfático manual, enfermería naturista, fitoterapia, Gestalt, hidroterapia, hipnosis natural, homeopatía, kinesiología, kundalini yoga, linfodrenaje, luminoterapia, macrobiótica, magnetoterapia, masaje ayurvédico, masaje estructural profundo, masaje tailandés, medicina naturista, medicina natural china, meditación, moxibustión, musicoterapia, naturoterapia, osteopatía, panchakarma, pilates, programación neurolingüística, psicoterapia integrativa, quiromasaje, quiropraxia, reflexología o reflexología podal o reflexoterapia, reiki, respiración consciente integrativa, risoterapia, sanación espiritual activa, seitai, shiatsu o shiatsu namikoshi, sonoterapia, tai chi, técnica Alexander, técnicas de liberación emocional, técnicas de relajación, terapia craneosacral, terapia de polaridad, terapia florar de bach, terapia floral de Bush, terapia herbal, terapia humoral, terapia nutricional, vacuoterapia, visualización, yoga de polaridad, yoga, zero balancing.

Elena Campos, presidenta de la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas ha criticado al acabar la presentación la falta de ambición y concreción de la propuesta, "que no incluye ninguna medida" para obstaculizar en la práctica la labor de los curanderos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >