Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los salesianos investigan a otro cura del colegio de Deusto por pederastia

El caso de pederastia señala a cuatro clérigos y acumula una treintena de denuncias de abusos y malos tratos durante dos décadas

Vista actual del colegio salesiano de Deusto (Bilbao).
Vista actual del colegio salesiano de Deusto (Bilbao).

Los abusos sexuales en el colegio salesiano de Deusto (Bilbao) continúan saliendo a la luz. Tras salpicar a tres clérigos —entre ellos el exreligioso José Miguel San Martín, conocido como don Chemi—, por abusar de una treintena de niños, los salesianos han abierto una investigación canónica contra el sacerdote y profesor Pablo Ortega después de que varios exalumnos lo acusasen en las redes sociales de abusar de menores a comienzos de los años setenta en el centro, según han afirmado este lunes a EL PAÍS un portavoz de la congregación. Desde que a comienzos de año este diario publicase el primer caso de abusos, una treintena de personas han denunciado a la policía –26 recogidas por la Ertzaintza, tres por la Guardia Civil y una por los Mossos d'Esquadra– y una decena ha contactado con las autoridades y el grupo de víctimas para hacerlo próximamente. La orden pidió perdón el pasado viernes y ha reconocido que supo que San Martín abusó de dos niños en 1989, pero le mantuvo como profesor hasta 1990.

Los salesianos han comentado que, tras conocer los supuestos hechos a través de mensajes de Whatsapp y comentarios en la red social Facebook, han trasladado al cura de su casa sacerdotal en Santander a Madrid, para apartarlo de menores. “Cuando salió la noticia en los medios, nos pusimos en contacto con la Ertzaintza para colaborar. De momento, no nos han pasado las denuncias que han recibido, por lo que no sabemos qué víctimas han denunciado y a quién”, ha explicado el portavoz. La congregación ha comunicado que esta semana pondrán a disposición de los afectados una comisión independiente de apoyo, compuesta por un mediador jurídico y un psicólogo. Los responsables salesianos han abierto un buzón de abusos y han subrayado que colaborarán con las autoridades para esclarecer la verdad. El portavoz ha dicho que estos delitos "se cometieron hace muchos años" y que, a veces, resulta difícil conocer los hechos a fondo. En estos momentos, han informado, se está realizando la investigación previa, que se enviará a Roma para que decida si se levanta la prescripción de los posibles delitos.

El sacerdote investigado fue profesor en la casa salesiana de Don Juan Bosco de Formación Profesional de 1972 a 1976 y en la casa María Auxiliadora (ambas en Bilbao) de EGB de 1977 a 1979, según un anuario del centro publicado en 1989.También participó en las actividades del grupo scout de la orden. En 1979 se trasladó a Roma "para realizar diversos estudios". En 1982 regresó a Deusto "donde continuó trabajando", según ha precisado la orden. El grupo de víctimas de Deusto ha comentado a EL PAÍS que varios exalumnos han contactado con ellos para denunciar a dicho profesor y que "se están planteando ir a denunciar a la Ertzaintza", algunos relatos describen los abusos durante los campamentos de verano donde también trabajó San Martín.

Perfume con olor a pachuli

Carlos es de las últimas víctimas anónimas que se han animado a ir a la policía a denunciar a San Martín. Estudió en el colegio de 1972 a1980. En su memoria aún se mezclan los abusos, el olor de la colonia del exprofesor a pachuli y los golpes en la cabeza con un compás de madera de 80 centímetros. Tras destaparse los casos de abusos en el colegio, admite que recordar de nuevo dichos episodios le repugna. “Cada vez que teníamos clase con él, nos daba un pavor tremendo. Lo único que podíamos hacer era sobrellevarlo y reírle los chistes”, confiesa Carlos.

Varias víctimas aseguraron hace unas semanas a este diario que conocían más casos de abusos en el que estaban implicados otros salesianos –entre los que se incluyen Ortega– y que la dirección del centro los encubrió moviendo a los acusados de destino. “Mi madre me contó que cuando yo entré en el colegio, en 1975, trasladaron a un profesor al que le llamaba El Picapinos a Roma por esta misma problemática”, escribió G.J. a EL PAÍS. No ha sido el único, otros exalumnos también narran como El Picapinos les golpeaba en clase. “Inolvidable. Me dio lenguaje en 5º de EGB. Te golpeaba con un boli de hierro en la cabeza”, cuenta Julio, víctima de San Martín.

La secretaria del PP vasco pide al Vaticano que investigue los abusos

La secretaria general del Partido Popular del País Vasco, Amaya Fernández, envió el pasado viernes una misiva al Vaticano para solicitar que la Congregación para la Doctrina de la Fe abra “una investigación con garantías que dilucide qué sucedió en el colegio salesianos de Deusto (Bilbao) entre 1975 y 1990, cuántos menores sufrieron abusos sexuales en las décadas denunciadas y cuáles fueron las circunstancias en las que estos se produjeron”. Fernández, que ha dirigido dicha carta al secretario del estado vaticano, el cardenal Pietro Parolin, subraya en el texto que el pronunciamiento del centro educativo ante la treintena de denuncias contra el exreligioso José Miguel San Martín, conocido como don Chemi, no ha sido suficiente y pide al cardenal que medie para que se aclare “el grado de responsabilidad del agresor y de los responsables del centro” que tuvieron conocimiento de “estos execrables crímenes” y no lo denunciaron a las autoridades.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información