Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La orden de los marianistas abre una investigación por el ‘caso Manuel Briñas’

El fraile, que fue fundador de la escuela deportiva del Atlético de Madrid, ha admitido abusos a un niño en un colegio de Madrid

Caso Briñas
Manuel Briñas, con sombrero, durante la presentación de Álvaro Morata en el Wanda Metropolitano. EL PAÍS

La orden religiosa de los marianistas ha anunciado este miércoles la apertura de una investigación para lograr "el total esclarecimiento" de los abusos sufridos por un niño del colegio Hermanos Amorós, situado en el barrio madrileño de Carabanchel, en los años setenta. El autor de los abusos es el fraile Manuel Briñas, quien ha sido durante más de dos décadas responsable de la cantera del Atlético de Madrid.

El caso ha sido destapado por EL PAÍS, a quien la víctima hizo llegar su denuncia por lo ocurrido. Según esta versión, Briñas abusó repetidamente de él entre los años 1973 y 1975, entre los 12 y 14 años de la víctima. El fraile ha admitido los abusos, aunque les ha quitado importancia, alegando que ocurrieron "solo una o dos veces".

En un comunicado, los marianistas piden "perdón a la persona que sufrió los abusos por parte de este religioso y a su familia". "Aunque sabemos que nada podrá borrar lo ocurrido, queremos encontrarnos con ella, escucharla, pedirle personalmente perdón y ofrecerle nuestra ayuda en la medida de nuestras posibilidades", sigue la nota.

La orden asegura que en la investigación anunciada "respetará siempre la voluntad de las posibles víctimas y el derecho de presunción de inocencia", pero que "en función de los resultados se tomarán las medidas oportunas".

Briñas tiene hoy 88 años y, pese a su larga trayectoria en la cantera del Atlético, nunca se ha desvinculado de la orden religiosa. Actualmente vive en una de sus residencias en Madrid capital.

Los marianistas han mostrado su apoyo al papa Francisco en su lucha contra la pederastia en la Iglesia: "Compartimos el esfuerzo para superar malas prácticas y mentalidades equivocadas que, en el presente o en el pasado, han servido para encubrir estos hechos tan lamentables".

La orden cierra su comunicado con un mensaje a las familias de sus colegios: "Pedimos confianza en nuestra labor ante la seguridad de que atajaremos cualquier hecho de este tipo que pudiera surgir, y con la tranquilidad de que trabajamos cada día para proteger a los menores y de hacer de nuestras escuelas espacios seguros".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información