Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los farmacéuticos minimizan el impacto de la retirada de productos homeopáticos

Sanidad asegura que se seguirán los protocolos habituales para apartar del mercado los preparados que no aparezcan en la resolución ministerial

Productos homeopáticos en una tienda.
Productos homeopáticos en una tienda. getty

La resolución del Ministerio de Sanidad para empezar a poner orden entre el abanico de productos homeopáticos que dispensan las farmacias ya está en marcha. La publicación recoge una lista de 2.008 preparados homeopáticos que seguirán el cauce administrativo para regularizar su situación y que puedan seguir en el mercado. Todo aquel producto que esté en la lista se puede seguir comercializando; el que esté fuera de ella, ha de ser retirado de los puntos de venta. El problema es que ni los farmacéuticos ni la Administración saben cuántos se han quedado fuera. Coinciden, no obstante, en que la retirada no será masiva: ni las cifras de ventas de estos preparados son astronómicas ni las boticas suelen tener en stock estos productos homeopáticos.

"Esta resolución clarifica el panorama porque los medicamentos homeopáticos se movían en un limbo legal que había que aclarar", celebra Teodomiro Hidalgo, vocal nacional de Farmacia del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. Los profesionales aseguran que la venta de homeopatía es "residual" y las farmacias no suelen disponer de existencias adicionales. "Con la homeopatía, el 99% de las farmacias funcionamos bajo demanda. Si te llega una indicación de un médico, se le pide el medicamento homeopático a la distribuidora, que a su vez, lo pide al laboratorio", apunta Hidalgo. De ahí que la resolución de la Agencia Española del Medicamento (Aemps), que traza la primera línea roja para poner orden entre este tipo de productos, no haya alterado el día a día en las oficinas de farmacia. "Tenemos una lista positiva muy clara: lo que no esté en ella hay que retirarlo", zanja el vocal del órgano profesional. Los farmacéuticos tampoco esperan un impacto económico derivado de esta resolución, que prohíbe la venta de todo producto homeopático que no esté en la lista de los 2.000.

El Ministerio de Sanidad tampoco ha articulado ningún mecanismo adicional para monitorizar la retirada de los productos homeopáticos que hayan quedado automáticamente prohibidos con la resolución de la Aemps. "Se trata de una retirada ordinaria: las farmacias devuelven los productos a la distribuidora y se destruyen", apunta un portavoz. Al tratarse de un procedimiento de retirada normal, Sanidad dispone de las tradicionales herramientas para vigilar si se ha efectuado correctamente la retirada de los productos. Esto es, la inspección farmacéutica.

Al otro lado de la balanza, la gran compañía de fabricación de productos homeopáticos, Boiron, también ha celebrado la resolución. "La Resolución de la Aemps incluye todos los medicamentos comunicados por Boiron, que corresponden a una amplia mayoría del vademécum que actualmente manejan tantos los profesionales de la oficina de farmacia como los médicos", apunta una portavoz de la empresa. Con todo, aclara, los productos declarados corresponden a "cepas", que se traducen a su vez en varias "diluciones" distintas. Los 2.008 productos son los formatos originales, pero éstos pueden derivar en muchas diluciones o presentaciones diferentes.  La Aemps apuntaba hace unos años a que había 6.000 preparados básicos que derivaban en unos 19.000 productos a la venta. Otro informe de 2013 de Sanidad reducía esa cantidad a los 14.000.

Boiron no aclara cuántos de sus productos homeopáticos se han quedado fuera del listado del Ministerio, pero asegura que el "impacto es limitado" porque la mayoría de sus preparados están en la lista. "Respecto a aquellos que no se han comunicado y que no aparecen en la ANEXO I de la resolución de la Aemps, pueden ser devueltos por la oficina de farmacia a través de su canal habitual", aclara una portavoz. La retirada  ya está en marcha y la regularización de los 2.008 que están en la lista será larga. Los plazos administrativos terminan en 2022.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información