Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez reduce a 78 millones de dólares la polémica sanción de 289 millones contra Monsanto

El gigante agroquímico no consigue que se repita el juicio por provocar supuestamente cáncer con un pesticida, pero elude tres cuartas partes de la indemnización

El pesticida RoundUp de Monsanto.
El pesticida RoundUp de Monsanto. AP

La compañía agroquímica Monsanto fracasó este lunes en su intento de repetir el juicio en el que fue condenada a pagar 289 millones de dólares de indemnización a un hombre que enfermó de cáncer por culpa de uno de sus pesticidas. La juez Suzanne Bolanos, de la Corte Superior de California, con sede en San Francisco, rebajó sin embargo la indemnización a 78 millones de dólares. La sentencia original abre la puerta a miles de demandas en Estados Unidos de afectados oncológicos que utilizaron este producto.

La juez Bolanos ya había dado a entender en el momento de dictar sentencia que tenía serias dudas sobre el veredicto del jurado popular. El jurado consideró probado que había una relación directa entre el uso del popular pesticida RoundUp, que se vende en todo el mundo, y el cáncer, y además que la empresa ocultó deliberadamente al público ese riesgo. El elemento en el centro de la polémica es el glifosato, componente de ese pesticida. Los reguladores norteamericanos y europeos han descartado que el glifosato provoque cáncer.

El origen del caso es la denuncia de un hombre llamado Dewayne Johnson, de 46 años, que durante años trabajó como jardinero para una pequeña ciudad a las afueras de San Francisco. Johnson utilizaba a diario los pesticidas RoundUp y Ranger Pro. Cuando fue diagnosticado de linfoma no Hodgkins, lo atribuyó al uso de los pesticidas y denunció a Monsanto. El pasado 10 de agosto, un jurado popular le dio la razón y dictó una indemnización de 289 millones de dólares. A Johnson le quedan meses de vida.

De esa indemnización, 250 millones correspondían a daños punitivos (la parte de indemnización que tiene como objetivo el castigo, más allá de la compensación de los daños concretos) determinados por el jurado, que fundamentó su decisión en la supuesta mala fe de Monsanto al no advertir del riesgo de cáncer en el etiquetado. Monsanto no está obligado a hacer esa advertencia. En la decisión de este lunes, la juez reduce esa cantidad a 39 millones, igual que los 39 millones decididos por el jurado por daños económicos y morales, hasta un total de 78 millones.

Johnson debe ahora aceptar esa rebaja en la indemnización. Tiene de plazo hasta el 7 de diciembre. Si no, se repetirá el juicio como quería Monsanto. Los abogados de Johnson no se habían pronunciado el lunes por la noche aún sobre su decisión.

Pero la decisión de este lunes deja intacta la sentencia del jurado en lo que se refiere a la relación probada entre el glifosato y el cáncer. Por eso Monsanto recurrirá pase lo que pase. "La decisión del juzgado de reducir la indemnización punitiva en más de 200 millónes de dólares es un paso en la buena dirección, pero seguimos creyendo que el veredicto de responsabilidad y la indemnización por daños no están sustentadas en las pruebas del juicio ni en la ley, y planeamos presentar un recurso ante la Corte de Apelaciones de California", dijo Bayer en un comunicado citado por Reuters.

La sentencia original abre la puerta a miles de demandas parecidas en Estados Unidos de personas que han desarrollado cáncer y trabajan a diario con glifosatos. Monsanto, que fue adquirida por la alemana Bayer por 66.000 millones de dólares dos meses antes de la sentencia, es una de las empresas con peor reputación en el mundo, hasta el punto de que Bayer planea eliminar la marca.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información