Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nigeria anuncia dos nuevos casos de ébola, pero aclara que están bajo control

Se registran en el país los primeros contagios "por contacto secundario" con infectados

El Ministerio de Salud asegura que los enfermos estaban aislados al ser diagnosticados

El hospital de Lagos donde el miércoles murió uno de los médicos que trató a Patrick Sawyer. Ampliar foto
El hospital de Lagos donde el miércoles murió uno de los médicos que trató a Patrick Sawyer. AP

El ébola se expande lentamente y de forma muy controlada en Nigeria. El Ministerio de Salud ha anunciado este viernes de que dos nuevos casos han sido registrados y que se trata de los primeros infectados por contacto secundario con enfermos. Ellos son el marido y la mujer de dos personas que murieron tras ser contagiadas por Patrick Sawyer, el ciudano liberiano-estadounidense que llevó el virus al país y que murió el pasado 25 de julio. En Nigeria se han registrado hasta ahora cinco fallecidos a causa del actual brote, que azota África occidental.

Los dos nuevos casos, sin embargo, están controlados. En una rueda de prensa en la ciudad de Abuja, el ministro de Salud nigeriano, Onyebuchi Chukwu, ha informado de que ambas personas se encontraban ya en cuarentena en el momento de ser diagnosticadas y reciben tratamiento en un hospital, según informa la agencia France Presse. Con estos dos infectados, el número total de casos confirmados en el país africano aumenta a 14.

"Hace dos días, estas dos personas fueron puestas en cuarentena, pero las demás que ingresaron junto a ellas ya han sido dadas de alta", ha asegurado el ministro, quien ha añadido: "Aquellos que están actualmente en tratamiento y aislados son cuatro: dos que mantuvieron contacto primario y dos, secundario. En total, contamos en estos momentos con 213 personas bajo vigilancia".

Seis de esas 213 personas se encuentran controladas en la ciudad de Enugu, donde viajó una de las enfermeras que trataron a Sawyer, conocido como el paciente cero, antes de que cayera enfermo. El ciudadano estadounidense de 40 años, que se desempeñaba como consultor del Ministerio de Finanzas de Liberia, fue ingresado tras aterrizar en el aeropuerto de Lagos visiblemente enfermo, tras un vuelo desde Monrovia. Dos médicos y dos enfermeras que lo trataron en la capital nigeriana, además de la persona que lo recogió en el aeropuerto, fueron contagiados y han fallecido a causa del ébola. Entre ellos, un endocrino que murió el miércoles.

La Organización Mundial de la Salud declaró el martes que la situación en Nigeria es "alentadora", ya que todos los casos confirmados vienen de una sola cadena de transmisión. De entre las personas que han sido contagiadas, cinco han sido "exitosamente tratadas y dadas de alta".

En total, el actual brote de ébola ha matado ya a 1.350 personas, mayoritariamente en Guinea, Liberia y Sierra Leona.