La obesidad preescolar baja un 43% en la última década en Estados Unidos

Es la primera vez que cae la incidencia de la enfermedad en niños de dos a cinco años Obama aplaude los resultados

En los últimos 10 años, la incidencia de obesos en menores de dos a cinco años desciende más un 40% en EE UU.
En los últimos 10 años, la incidencia de obesos en menores de dos a cinco años desciende más un 40% en EE UU. Seth Wenig (AP)

En la última década, el número de niños obesos entre los dos y los cinco años ha descendido un 43% en Estados Unidos, según fuentes federales. Y es la primera vez que ocurre algo similar en la nación.

Según los expertos, este resultado es una muestra de los esfuerzos del país para luchar contra la obesidad, tras años de dominar los rankings mundiales de una enfermedad cuyas consecuencias son: la diabetes tipo II; las patologías cardiovasculares; los problemas de hígado; los trastornos degenerativos, e incluso algunos tipos de cáncer.

Aunque el número de obesos adultos no ha sufrido una modificación significativa en estos años, los investigadores del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de EE UU (CDC, en sus siglas en inglés) han anunciado que, exactamente, la incidencia de esta enfermedad en menores de dos a cinco años ha pasado del 14% en el curso 2003- 2004 a un 8% en el 2011-2012.

El presidente de EE UU, Barack Obama, ha asegurado este martes que "su audiencia más joven le ha llegado al corazón". Obama participó en un episodio de Barrio Sésamo para hablar a los niños de nutrición. "Estoy impresionado del progreso que hemos hecho para erradicar la obesidad de nuestros estadounidenses más jóvenes. Cada vez más, los hábitos sanos se están convirtiendo en una norma", ha explicado el mandatario en un comunicado.

Una batalla en pro de la salud que también ha hecho suya la primera dama de EE UU, Michelle Obama, con su campaña Let's Move, en la que educa a padres y a niños sobre la importancia de comer sano y practicar ejercicio de forma rutinaria.

Según el CDC, el descenso se debe a que ha bajado el consumo de refrescos azucarados y a que las madres amamantan cada vez más a sus bebés. "Estamos viendo señales de que los datos en los niños son cambiantes", ha explicado el director del CDC, Tom Frieden, en un comunicado. "Los datos confirman que, al menos a lo que los menores se refiere, podemos cambiar el rumbo y empezar a revertir la epidemia de la obesidad", ha añadido en el texto.

"Los datos son muy emocionantes. Esta es la primera vez que hemos visto alguna indicación de descenso en algún grupo edad", ha dicho Cynthia Ogden, investigadora del CDC, y una de las autoras del estudio que se publicará en el Journal of American Medical Association (JAMA), a The New York Times. Aunque todavía hay poco que celebrar.

Según los datos del CDC, el 18% de los niños entre seis y 11 años años son obesos; el 20,5% de los de entre 12 y 19 años también padecen la enfermedad, y la incidencia entre las mujeres de más de 60 años ha crecido en este lapso de tiempo del 31% al 35,4%.

En EE UU, se considera obesidad, categorizada desde hace poco como enfermedad por la Asociación Nacional de Médicos, a toda persona que tenga un índice de masa corporal (basado en la relación entre el peso y la altura, y no distingue entre masa muscular y masa grasa) de 30 o superior.

El estudio analizó a 9.120 participantes y la incidencia ha ido en aumento hasta los años 2009-2010, según ha informado el CDC. Estos últimos datos, hacen que los expertos aborden la obesidad en EE UU en términos de epidemia.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Carolina García

La coordinadora y redactora de Mamas & Papas está especializada en temas de crianza, salud y psicología, y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Es autora de 'Más amor y menos química' (Aguilar) y 'Sesenta y tantos' (Ediciones CEAC). Es licenciada en Psicología, Máster en Psicooncología y Máster en Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS