Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comunidades del PP piden a Wert que se centre en la Primaria y la FP Básica

Los populares quieren aplazar el debate sobre los currículos de Secundaria y Bachillerato

País Vasco, Andalucía, Asturias, Canarias y Cataluña hacen frente común contra la reforma

José Ignacio Wert se ha reunido con los Consejeros de Educación.
José Ignacio Wert se ha reunido con los Consejeros de Educación. EL PAÍS

Los consejeros populares pedirán esta tarde al ministro de Educación José Ignacio Wert que se centre en los currículos de la Primaria y la FP Básica –las etapas que se reformarán ya el curso que viene–, y que deje sin aprobar hoy los de la Secundaria y el Bachillerato, cursos que no cambian hasta el 2015-2016. Realizarán la petición durante la Conferencia Sectorial que ha reunido a los responsables de Educación del Gobierno, incluido el ministro José Ignacio Wert, y los de cada Comunidad Autónoma.

“Es algo que agradeceríamos todos, y estoy segura de que el ministerio va a estudiar y a encontrar los medios técnicos para hacerlo”, ha afirmado poco antes de la reunión la consejera madrileña Lucía Figar. Madrid teme también no contar para la aplicación de la LOMCE con los fondos europeos que ha solicitado el Gobierno. “Si llegan no habrá problema con las FP, que es lo costoso. En la primaria no hay que cambiar nada”, ha señalado Figar. También ha recordado que con la anterior ley hubo cambios en los decretos hasta abril “y dio tiempo” a implantarlos.

Madrid teme no contar para la aplicación de la LOMCE con los fondos europeos que ha solicitado el Gobierno

El ministro de Educación anunció el martes en el Senado que estaba dispuesto a revisar qué cambios, de todos los previstos, se irán incorporando cada curso. Sin embargo, advirtió de que no iba a cambiar "en ningún caso" la fecha de entrada en vigor de la norma: el curso 2014-2015.

Momentos antes de la reunión con Wert, la consejera valenciana, Maria José Catalá, se ha mostrado orgullosa de que en su comunidad haya bajado el abandono escolar un 4,6% –adelantando, asegura, medidas de la LOMCE– y ha defendido la ley. Sin embargo, ha precisado que los consejeros han venido "a consensuar un calendario correcto". Marcial Marín, el castellano-manchego, ha criticado duramente el acto que esta mañana ha reunido a los consejeros de las cinco autonomías que están en contra de la reforma (Andalucía, Cataluña, Asturias, Canarias y País Vasco). Lo ha considerado "un boicot en toda regla", una "insumisión" cuando las leyes están para cumplirlas y hay calendario suficiente. Especialmente no entiende el rechazo a la ley en los casos de Andalucía, Cataluña y Canarias, "con unas tasas de abandono superiores a la media".

Cinco comunidades contra la 'Ley Wert'

En una rueda de prensa conjunta organizada esta mañana, los responsables de Educación de las autonomías no gobernadas por el Partido Popular han mostrado su rechazo a la ley. La consideran clasista, recentralizadora, retrógrada y segregadora. En la foto de familia aparecen las consejeras que más han amagado con la insumisión –la vasca Cristina Uriarte y la catalana Irene Rigau–, junto con los socialistas –el andaluz Luciano Alonso y la asturiana Ana González– y la viceconsejera canaria Manuela de Armas.

Los consejeros de educación no populares se han reunido este miércoles contra la LOMCE.

Todos los consejeros esta mañana han coincidido en señalar la “falta de lealtad institucional” del Gobierno que no ha dialogado, ni después de aprobar la ley, con las autonomías y que ha actuado con “improvisación”. De Armas, presente en la reunión técnica, ha puesto el ejemplo del decreto de FP Básica, que aún no han podido estudiar porque se ha vuelto a cambiar con la incorporación de seis nuevos títulos.

Calculan que necesitarán nueve meses para desarrollar su parte del contenido. “En cualquier ley educativa hay un rango de cinco a diez años para aplicarla, no se intenta desde dos meses después”, ha subrayado Rigau. También han lamentado la exhaustividad del currículo, de más de mil páginas, que deja poco margen de autonomía a las regiones y centros. Rigau ha puesto el ejemplo de la centralista Francia, con un currículo de primaria de 30 páginas, o las de menos de 200 de los países anglosajones.

Los consejeros no populares calculan que necesitarán nueve meses para desarrollar su parte del contenido

Alonso ha anunciado que su comunidad necesita 150 millones solo para la primaria, la FP Básica y para mantener la gratuidad de los libros de texto. El hecho de que el presupuesto total para toda España es de 408 millones en tres años da idea de la asfixia económica que en privado reconocen las comunidades del PP.

Aunque algunas fuentes hablan de finales de febrero o marzo para que se publiquen los reales decretos del ministerio, este dice que “no hay plazos” y la consejera Uriarte ha asegurado que barajan la fecha “de marzo a abril”. El Gobierno autonómico vasco lleva trabajando desde el pasado diciembre en el programa del próximo curso, ha declarado, “y no podemos cerrarlo y volver a empezar”. Ve “imposible” en menos de nueve meses “consensuar, informar y aprobar” su propia normativa.

En Andalucía apuestan por un currículum “más integral y humanista” que se preocupe de desarrollar las capacidades, como se pide en las directrices de la Unión Europea. Además, la consejería se rebela en varios frentes: asegura que no financiará a los centros que segreguen por sexos y que las pruebas finales las evaluarán funcionarios de carrera en todos los centros (como ocurre ahora con selectividad). Además, el Gobierno autonómico no publicará los resultados de estas para no propiciar la competencia entre centros, pretende recuperar la asignatura Educación para la Ciudadanía, asegura que los profesores se mantendrán dos cursos con sus alumnos y buscará una salida a quienes no aprueben la reválida.