Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EDUCACIÓN

Las estancias escolares anuales en el extranjero crecen un 23% en dos cursos

El sector prevé que la clientela suba hasta un 5%, tras la pérdida de los 50.0000 estudiantes de idiomas que becaban cada curso Educación y las comunidades

Los escolares españoles que cursan todo un año en el extranjero han crecido un 23% en apenas dos años. Ello pone de manifiesto que, pese a la crisis económica, las familias hacen un esfuerzo para que sus hijos vivan esta experiencia idiomática que puede, en el futuro, abrirles puertas en el mercado laboral. Aseproce, la asociación que agrupa aun centenar empresas del sector (el 60%), calcula que se acogen a esta oferta 3.000 alumnos cada año.

Existen convenios bilaterales entre países que facilitan el intercambio, pero no hay ningún elemento regulador de la actividad de estas empresas que coordinan las estancias fuera como ocurre en Francia. Por ello ellas mismas han presentado, en la mañana de hoy miércoles, un sello de calidad propio, que deberán tener todas las compañías afiliadas a Aseproce.  Las normas de calidad establecidas para antes y durante los cursos serán auditadas anualmente por la consultora Lloyd's. Las compañías se encargan del diseño de las clases y programas de formación; de la matricula en el centro de idiomas, el colegio o la universidad; del alojamiento y de los traslados

El sector ha capeado bien la crisis. La cifra de estudiantes --curso intensivo de idiomas, postgrado, año escolar, intercambio o similar- se han mantenido siempre en 100.000, una cifra que les contenta tendiendo en cuenta la bajada de natalidad. Pero las empresas han tenido que afrontar también la pérdida de alumnos becados por el ministerio de Educación y las comunidades. En 2007 disfrutaron de estas ayudas, de hasta 1.700 euros, 50.000 jóvenes y el número se mantuvo fijo hasta 2011. Ese año comenzaron a perderse becas hasta reducirse a cero las ministeriales. En 2012 fue a la mitad y en 2013 se cambiaron por ayudas para cursos de inmersión dentro de España.

Surgió la polémica cuando el ministro José Ignacio Wert declaró: "Son más eficientes los cursos de inmersión lingüística que se realizan en España, que los de turismo lingüístico que llevan a lugares como Australia, Nueva Zelanda o Estados Unidos".

Por contra, son muy pocos los extranjeros que eligen acudir a España a estudiar un curso de secundaria. Las razones van desde la dificultad del sistema educativo español hasta la escasa promoción que el país da a estos intercambios educacionales y multiculturales tan apreciados en otros países. Los destinos preferidos por los españoles son Gran Bretaña (45 %), Irlanda (23 %), EEUU (20 %), Canadá (5 %), Francia (2,5 %) y Alemania (2,5 %).

Más información