Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco farmacéuticas avisan de riesgos por impagos en España

Laboratorios de EE UU informan del efecto de las deudas a sus inversores

En los informes al regulador bursátil también aluden a problemas con Italia, Portugal y Grecia

Una investigadora trabaja en un laboratorio de Pfizer.
Una investigadora trabaja en un laboratorio de Pfizer.

La asfixia financiera que atenaza a las Administraciones públicas españolas preocupa a la gran industria farmacéutica. Laboratorios estadounidenses como Pfizer, Merck, Abbott Laboratories, Bristol-Myers Squibb y Teva reflejan en los últimos informes trimestrales remitidos a la Comisión del Mercado de Valores de ese país (la Securities and Exchange Commission, SEC) los riesgos que les supone soportar en sus balances las deudas que arrastran en España. La advertencia es siempre extensiva a la situación de Italia, Portugal, Grecia y, en algún caso, Irlanda, con alusiones al escenario de tensión económica que se vive en estos países y a las medidas que están tomando para minimizar el impacto derivado de los retrasos en el pago.

Pese a ello, ni las compañías con las que ha contactado este diario (Teva, Pfizer), ni Farmaindustria, la patronal de los laboratorios en España, tienen previsto alterar su política de cobro o abastecimiento que, señalan, se mantiene sin cambios. Farmaindustria va más allá y destaca que ha habido momentos peores que el actual. La deuda global de las comunidades autónomas por los medicamentos vendidos a los hospitales públicos y no pagados asciende a más de 4.100 millones de euros según esta entidad. A finales del año pasado, la suma superó los 7.000 millones de euros.

Farmaindustria confía en que el segundo Plan de Pago a Proveedores —el programa de créditos a las autonomías con mayores problemas de liquidez— que recientemente ha anunciado el Gobierno, sirva para que las autonomías salden los 3.500 millones de deuda acumulada hasta el mes de mayo. “Ayer mismo [por el martes] el Ministerio de Industria trasladó que este programa priorizará el sector sanitario”, apuntan desde Farmaindustria. “Sería muy importante para devolver la confianza al sector y mejorar la imagen internacional [que se da con los impagos]”, añaden estas fuentes.

Algunos laboratorios dan el detalle de la deuda por países, como adelantó ayer eldiario.es. Es el caso de Abbott, por ejemplo, que en el último informe trimestral de información a los inversores remitido al regulador federal de la Bolsa en Estados Unidos se detiene en el caso de España (120 millones de euros pendientes de pago), Italia (227), Portugal (34) y Grecia (20 millones) a fecha del 30 de septiembre de este año. En el documento financiero, la compañía señala que analiza “de cerca” tanto “las condiciones económicas como presupuestarias” de estos países.

Pfizer refleja una deuda global de 966 millones de euros de estos cuatro países además de Irlanda. En todos ellos, “las condiciones económicas permanecen desafiantes e inciertas”, expone. De toda esta cantidad, la deuda que supera el año de retraso respecto a la fecha prevista de pago es de 237 millones de euros, de los que 90 corresponden a Italia y 85,5 a España.

Fuentes de la compañía en España insisten en que no se ha planteado ningún cambio respecto a la situación actual. Indican que siempre se ha pagado tarde a los laboratorios, y con la crisis algo más. Y, sin embargo, “ello no ha supuesto ningún cambio en nuestro comportamiento ni se han planteado nunca medidas que vayan en menoscabo del suministro”.

Merck eleva a los 892 millones de euros las cuentas pendientes de cobro en España, Italia, Portugal y Grecia, de los que la mayoría (631 millones) son deudas del sector público. De ellas, la mitad (el 48%, 302 millones) corresponde a España.

Bristol Myers Squibb no desciende al detalle, más allá de reflejar en el informe financiero del tercer trimestre de este año que los impagos de los cuatro países ascendían a 195 millones hasta septiembre.

Teva tan solo plantea la suma total de los impagos que afronta: 371 millones de euros. La empresa expone que está monitorizando las cuentas pendientes de pago de los países que sufren una situación de “tensión económica considerable”. Se refiere a Grecia, Italia, Portugal y España, “que se han visto significativamente afectados por la crisis” y donde esperan que se alargue el plazo de cobro de impagados. Además, el laboratorio advierte de que se están tomando medidas para limitar el riesgo en algunos de estos países. En España, sin embargo, no se esperan novedades según un portavoz de la compañía: “No se nos ha trasladado ningún tipo de acción a tomar”.