Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ley hará del castellano lengua vehicular en las escuelas de toda España

El PP acepta una enmienda de UPyD que apuntala la enseñanza en español en Cataluña

El Grupo Popular en el Congreso ha aceptado varias enmiendas transaccionales de UPyD al proyecto de reforma educativa (Lomce). Entre ellas, una que dice: “Las Administraciones educativas garantizarán el derecho de los alumnos a recibir las enseñanzas en castellano, lengua oficial del Estado, y en las demás lenguas cooficiales en sus respectivos territorios. El castellano es lengua vehicular de la enseñanza en todo el Estado y las lenguas cooficiales lo son también en las respectivas comunidades autónomas, de acuerdo con sus estatutos y normativa aplicable”.

A la primera parte de la frase, que estaba ya en la redacción del proyecto, se añade esa segunda parte, que insiste, con más concreción, en la misma idea, introduciendo el concepto de “lengua vehicular”. “Nos parece importante establecer que el castellano no puede quedar excluido en ninguna parte de España, quedando como marginal en la enseñanza, como ha ocurrido en Cataluña”, asegura Carlos Martínez Gorriarán, portavoz de Educación de UPyD. Y añade: “No nos parece suficiente, pero es un pequeño paso adelante”.

La enseñanza en castellano en Cataluña es una de las grandes polémicas del proyecto de ley que se está tramitando en el Congreso, pues la futura Lomce establece que la Generalitat deberá pagar un colegio privado en castellano a los padres que lo exijan si no hay oferta de ese tipo en la escuela pública ni en la concertada. El Tribunal Supremo ha dictaminado en varias sentencias que el Gobierno catalán debe ofrecer la posibilidad de estudiar en castellano como lengua vehicular en una “proporción razonable” de asignaturas, pero no ha dicho cuál es esa proporción, que habrá de fijar la Generalitat. Actualmente, el modelo escolar es el de inmersión lingüística, con el catalán como lengua principal de enseñanza para todos los alumnos.

El Grupo Popular, con las 12 enmiendas transaccionales acordadas con UPyD (y una aceptada íntegramente), aumenta la decena inicial que había aceptado de las 727 presentadas por la oposición a la Lomce. Otra de ellas dice: “El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte promoverá el préstamo gratuito de libros de texto y otros materiales curriculares para educación básica en los centros sostenidos con fondos públicos, en el seno de la Conferencia de Educación”.

Aparte de este acercamiento a UPyD, la reforma educativa, que llegará al Pleno del Congreso previsiblemente el 10 de octubre, avanza sin el más mínimo asomo de acercamiento entre el PP y la mayoría de la oposición. Los grupos de PSOE, IU, CiU y PNV se han ratificado esta semana hoy en su intención de acabar con la futura ley en cuanto cambie la mayoría parlamentaria, porque consideran que la norma “ataca la igualdad de oportunidades, supone un retroceso en la calidad educativa y conlleva una transgresión de las competencias autonómicas”. Una vez aprobado el día 10, el texto será enviado al Senado, donde se introducirán los cambios que crean necesarios antes de mandarlo de vuelta al congreso para su ratificación definitiva.