Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yemen promete investigar la muerte de una niña de 8 años en su noche de bodas

"Los responsables serán llevados ante la justicia", promete el Gobierno

La UE y las ONG presionan para que el país prohíba los matrimonios infantiles

Las autoridades yemeníes se han comprometido a investigar la supuesta muerte de una niña de ocho años fallecida por hemorragia interna en su noche de bodas y garantiza que castigará a los responsables en un caso que ha recibido la condena internacional y ha vuelto a poner de relevancia la situación de miles de niñas obligadas a convertirse en esposas.

La niña, identificada como Rawan, falleció por una perforación uterina al ser violada por su marido, un hombre de cuarenta años, en la ciudad de Meedi, provincia de Hajjah (noroeste de Yemen), según informaron en primer momento y confirmaron después residentes del lugar, según la agencia Reuters. La veracidad del suceso había sido puesta en duda tras publicarse en el diario kuwaití Al Watan.

"Estamos tratando seriamente esta cuestión, será investigada y sus responsables serán llevados ante la justicia", aseguró Rajeh Badi, portavoz del primer ministro, Mohammed Salem Basindwa, a Reuters. La misma fuente dijo a AFP que se ha formado un comité para verificar la muerte. "El crimen no ha sido confirmado aún", matizó, y no se ha recibido información de la policía.

Sin embargo, el presidente de la organización por los derechos de la infancia Siyaj, Ahmed al-Quraishi, dijo que sus miembros tienen información de la provincia de Hajjah que prácticamente confirma el caso. "Estamos casi seguros de la muerte de la niña y de que las autoridades están tratando de tapar el caso". Vecinos de la ciudad de Meedi dijeron que vieron a la niña hace tres semanas con un teléfono móvil y que dijo que iban a casarla con un hombre en los 40. La chica desapareció, al igual que su familia, de acuerdo al responsable de esta ONG. Según el testimonio de vecinos, tras la boda fue llevada al hotel y murió esa misma noche tras ser violada.

Un responsable de seguridad en la zona dijo a este activista que investigaba el caso que tanto la chica como su padre estaban en manos de la policía, sin dar más detalles, según Quraishi, quien añadió que el padre de Rawan tenía otra niña de 10 años, también forzada a casarse.

Este viernes, la máxima responsable de política exterior de la UE, Catherine Ashton, pidió en un comunicado a las autoridades de Saná que "investiguen sin dilación el delito y juzguen a sus responsables", y opinó que el país debería restituir inmediatamente la ley que estipulaba una edad mínima para contraer matrimonio.

La medida es complicada de imponer. Yemen es uno de los países más pobres del mundo y muchas familias sin medios entregan a sus hijas en matrimonio para ahorrarse los gastos en educación y mantenimiento, y ganar algo de dinero con la dote recibida a cambio.

Human Rights Watch (HRW) ha instado a las autoridades yemeníes a elevar la edad mínima para contraer matrimonio a los 18 años para evitar casos como el de la niña. La directora para los Derechos de las Mujeres de HRW, Liesl Gerntholtz, ha denunciado que está demostrado que "a miles de niñas yemeníes les han robado su infancia y han destruido su futuro por obligarlas a casarse".

Más información