Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corea del Sur prohíbe importar pescado de la zona de Fukushima

“La decisión viene de la creciente preocupación del pueblo por la radiación del agua que fluye al mar", dicen desde el Gobierno

La zona del reactor número 5 de la central de Fukushima.
La zona del reactor número 5 de la central de Fukushima. Reuters

Corea del Sur ha prohibido la importación de pescado de la zona que rodea la problemática planta nuclear de Fukushima, debido a un incremento de la preocupación del público que ha llevado a un menor consumo de pescado.

“La decisión viene de la creciente preocupación del pueblo por la radiación de los cientos de toneladas de agua contaminada que fluyen al mar cada día, la incertidumbre del futuro de Japón, y la dificultad de predecir el futuro con sólo los datos facilitados por el gobierno nipón,” dijo un portavoz del primer ministro Chung Hong won.

Según las autoridades, todos los productos de pesca procedentes de las prefecturas de Fukushima, Aomori, Ibaraki, Gunma, Miyagi, Iwate, Tochigi y Chiba tendrán prohibido entrar Corea del Sur. La decisión se tomó el viernes tras una reunión entre agencias del gobierno, presidido por el primer ministro y Saenuridang, el partido en el poder.

“Hasta ahora, estaban prohibidas las importaciones de 50 productos pesqueros de ocho prefecturas de alrededor de Fukushima, pero con esta medida se prohíbe todo producto pesquero de la zona, independientemente de los niveles de contaminación radiactiva ,” dijo el Ministerio de Océanos y Pesca de Corea del Sur en un comunicado.

Grupos de consumo y medio ambientales han pedido a Seúl que detenga la importación de productos pesqueros procedentes de Japón hasta que se pueda asegurar al público que sus productos son seguros.

“Cada vez hay menos gente que viene a comer,” explica a EL PAÍS el dueño de un restaurante de sashimi al noroeste de Seúl. “Da igual que le explique a la gente que sólo utilizamos pescado de piscifactorías coreanas, es mejor que no haya productos japoneses. A lo mejor ahora volverá la gente.”

Esta decisión se produce poco después de la revelación de que 300 toneladas de agua contaminada se filtran diariamente al mar.