Brasil revela un vídeo de una tribu india para asegurar su supervivencia

La Fundación Nacional del Indio quiere demostrar la existencia de los kawahiva para protegerles contra los latifundistas

El programa 'Jornal Hoje' muestra las imágenes inéditas cedidas por Funai.

Desnudos y pertrechados con grandes arcos y flechas aparecen los indios kawahiva en unas imágenes inéditas que grabaron en 2011 miembros de la Fundación Nacional del Indio (Funai), una organización estatal brasileña defensora de los pueblos indígenas. Dos años después, la entidad ha decidido sacar a la luz un vídeo de dos minutos y medio para demostrar la existencia de esta tribu y protegerles contra los latifundistas que pretenden apropiarse de sus territorios, en el municipio de Colniza, entre Mato Grosso y el Amazonas.

Hasta ahora, la Funai había documentado la existencia de los kawahivas, de la que tiene constancia desde 1999, mediante fotografías de sus utensilios, sus huellas y el rastro de sus desplazamientos. Gracias a su trabajo de investigación, se sabe que es una tribu nómada que basa su subsistencia en la caza, la pesca y la recolección de frutos. Como no practican la agricultura, cuando los alimentos se terminan, trasladan su campamento a otra zona, por lo que precisan de un territorio amplio. Viven en grupos y permanecen aislados de cualquier contacto con el hombre blanco y con otras tribus.

En 2005, el territorio de los kawahivas, un área dos veces y media mayor que la ciudad de Sao Paolo que es propiedad del Estado, comenzó a ser vendido de manera ilegal. Cuando se construyeron una granja y más de 15 casas, las autoridades decidieron tomar cartas en el asunto. La justicia ordenó el cese de todas las actividades y delimitó una zona de 411.848 hectáreas a la que no se puede acceder sin permiso gubernamental.

La población de kawahivas fue víctima de una sangría en las décadas de los setenta y los ochenta, cuando los gobiernos dictatoriales de la época respaldaron la colonización del territorio, y durante los últimos 20 años ha sufrido las consecuencias de la explotación del territorio y el expolio de los recursos naturales, según explica Carlos Travassos, coordinador general de Indios Aislados de la Funai. "Los datos muestran que era un grupo mucho más populoso que el actual", señala, "hay relatos de masacres y ataques violentos".

La Funai quiere que el Gobierno declare la zona territorio indígena. No obstante, no puede crear oficialmente la reserva hasta que se resuelva un litigio con los hacendados y el Ministerio de Justicia emita un análisis final. "Los kawahivas viven en tierras del Estado, pero hay propietarios que tienen haciendas en su territorio, que han puesto demandas judiciales diciendo que los datos [de la Funai] eran una falacia, inconsistentes", cuenta Travassos. Con el vídeo se pretende demostrar la existencia y necesidad de este grupo humano.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS