Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy evita respaldar a Wert ante las peticiones de dimisión

El presidente del Gobierno ha eludido una ocasión de oro para apoyar públicamente a su ministro de Educación

Hace tiempo que José Ignacio Wert actúa como pararrayos de las críticas al Gobierno, al tiempo que se mantiene como objetivo prioritario de la oposición en el Congreso. Solo le disputa en ocasiones contadas ese papel el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, y a cuenta de episodios muy concretos.

Y, casi siempre, el ministro de Educación da la impresión de actuar en solitario y con el resto del Gobierno escondido detrás y esperando que sea él el que siga cargando con la pesada cruz del desgaste político. El propio presidente del Gobierno ha eludido una ocasión de oro para apoyar públicamente a su ministro de Educación, con la solemnidad y el eco que tiene el pleno del Congreso. La portavoz del PSOE, Soraya Rodríguez, ha pedido a Mariano Rajoy en la sesión de control al Gobierno el relevo de Wert y el presidente ni le contestó. “Él es ministro porque usted le nombró. Sigue de ministro porque usted no le cesó. Y usted hoy puede anunciar la retirada del decreto de becas, la retirada de la Lomce, la apertura de una mesa de diálogo en el Ministerio de Educación para que vuelva el diálogo y el ministro a las tertulias, de las que nunca debió salir”, le dijo la portavoz socialista a Rajoy, sin obtener respuesta alguna.

De las filas del PP en los últimos días solo han salido evasivas o presiones de consejeros autonómicos para que se modifique el decreto de becas. Como ya ha anunciado la rectificación, diputados del PP explican que prefieren evitar el apoyo público a los anuncios del ministro, por si acaban con el pie cambiado y defendiendo posiciones que termina por no mantener ni el propio Wert.

Objetivo prioritario

En todo caso, pasada la breve tregua del acuerdo sobre Europa, los socialistas han vuelto a la carga en el Congreso, para convertir la Educación en el terreno de su labor de oposición y al ministro en su objetivo político prioritario. La reforma anunciada por Wert deja abierto un terreno de oposición. En este caso, fueron tres preguntas de la diputada Carmen Montón que acusó a Wert de “machista y homófobo” por suprimir la asignatura de Educación para la Ciudadanía.

Y el ministro, haciendo buena la comparación que hizo de sí mismo con el toro castigado que se viene arriba, respondió que la pregunta era “caprichosa, gratuita, totalmente carente de fundamento y basada en el prejuicio”.