Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Starbucks cede a las presiones para que informe de las calorías

La iniciativa comenzará el próximo 25 junio y se aplicará en todo EE UU

Starbucks.
Starbucks.

Tras meses de presión, Starbucks ha cedido. Con el fin de cumplir la ley, la compañía de cafés más famosa de Estados Unidos ha anunciado este martes que incluirá el valor energético en todos sus productos de todos sus establecimientos del país. La medida que empezará el próximo 25 de junio ya se aplica en ciudades como Nueva York y Washington.

La regulación exige que cualquier compañía con más de 20 franquicias en EE UU está obligada a informar de las calorías que contienen sus productos. Se espera que la medida sea obligatoria a finales de 2014 después de que se ultimen los detalles, según explica la Agencia del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) en su página Web. Esta iniciativa está incluida dentro de la reforma sanitaria del presidente, Barack Obama.

El gigante de Seattle, que cuenta con más de 11.000 localizaciones en EE UU, sigue así los pasos de McDonald´s, Subway y Panera Bread, primeras empresas en ejecutar la medida de forma voluntaria a nivel nacional. A partir de la semana que viene, los ciudadanos podrán saber que un Frapuccino de caramelo contiene 300 calorías o que un Small Iced Caffe Mocha tiene unas 230 calorías.

“Incluir esta información va a hacer que los consumidores sean más conscientes, y consecuentes, con su salud y elijan productos sin azúcar o bajos en calorías en vez de alternativas más hipercalóricas”, ha dicho la portavoz de Starbucks, Lisa Passe, en un comunicado. “Nuestros pasteles también incluirán este recuento”, ha añadido Passe. Por ejemplo, la magdalena de arándanos tiene unas 460 calorías. Starbucks ya incluye esta información en su página Web y aplicaciones para teléfonos inteligentes.

Este paso se produce en un momento en el que los estadounidenses reclaman, cada vez más, comida sana, una situación motivada por la alta prevalencia de la obesidad que supera ya el tercio de la población y es la quinta causa de muerte en el país, según informa el Centro de Prevención y Control de Enfermedades. Además, este cambio es necesario ya que "la tercera parte de las calorías que se consumen en EE UU, se consumen fuera de casa", según un estudio realizado por el Centro de Ciencia Pública.

Las investigaciones están divididas en cuanto a la efectividad de la medida. Una investigación elaborada por la ciudad de Nueva York, ciudad en la que se obliga a dar este tipo de información en los restaurantes y bares desde hace años, encontró que incluir el número de calorías hacía que uno de cada seis clientes se diera cuenta de ellas y comprara comida con un menor aporte calórico.

En cambio, investigadores de la Universidad de Tufts (Medford, Massachusstes) concluyeron que este tipo de información era, en ocasiones, falsa. En su estudio, un 20% de los productos analizados tenían 100 calorías más de las que se indicaba, según informa Reuters.

Mientras algunas cadenas nacionales ya incluyen la información sobre las calorías en sus menús, una "gran mayoría" continúa esperando que la FDA emita sus directrices finales, según Sue Hensley, portavoz de la Asociación Nacional de Restaurantes, informa AP. El grupo espera que el reglamento entre en vigor en algún momento del próximo año.