Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aprobado un fármaco que quintuplica la supervivencia al melanoma metastásico

El medicamento estimula la respuesta inmune ante el cáncer de piel más peligroso

El Ministerio de Sanidad ha aprobado el uso y la financiación pública del ipilimumab, una novedosa inmunoterapia contra el melanoma metastásico. Según los ensayos del laboratorio que lo ha desarrollado, BMS, este fármaco prolonga la supervivencia de los afectados de una media de seis o nueve meses a hasta cinco años.

“Hasta ahora teníamos resultados muy pobres para el tratamiento del melanoma metastásico, porque esta enfermedad acostumbra a ser resistente al tratamiento estándar como la quimioterapia o la radioterapia”, ha dicho Alfonso Berrocal, médico del Servico de Oncología del Hospital General Universitario de Valencia. “Ipilimumab actúa de una manera muy diferente al estimular la respuesta inmune para que este seleccione y destruya las células del melanoma. Ipilimumab ha cambiado el pronóstico de esta enfermedad en pacientes con melanoma metastásico, ya que tiene el potencial de que algunos pacientes alcancen una supervivencia de hasta cuatro años”, ha añadido.

El anuncio de la aprobación de este medicamento es el primero de una serie que se espera fructífera en el tratamiento del melanoma metastásico después de 30 años sin que hubiera novedades. En el Congreso de la Sociedad Americana de Oncología (ASCO) de octubre pasado se presentaron resultados prometedores para otros cuatro, pero de otra familia: los inhibidores de rutas moleculares (dicho de una manera general, medicamentos que interfieren procesos que necesita el tumor para crecer). Berrocal, que asistía a aquel encuentro, ya manifestó su intención de ensayar uno de ellos, el verumafenib de Roche con el ipilimumab, y que otra posibilidad era combinarlos con la terapia tradicional (quimioterapia). Y está pendiente la llegada de dos productos de GSK.

El melanoma es un cáncer que va en aumento. De representar el 1% de los tumores malignos en 1975 ha pasado a ser el 3%, según un estudio de la Universidad de Navarra. La exposición sin protección al sol es la causa principal.