Al menos 31 muertos por ébola en la República Democrática del Congo

Un portavoz de la OMS en la zona advierte de que la situación es "grave" El organismo no recomienda que se apliquen restricciones al viajar

El brote de ébola detectado hace unas semanas en la República Democrática del Congo ha causado la muerte de al menos 31 personas entre mayo y septiembre de este año, según ha informado el ministro de sanidad congoleño, Félix Kabange Numbi y que confirma Médicos Sin Fronteras. La cifra duplica la que ofrece el informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que calcula 18 fallecimientos por el virus.

En declaraciones a France Presse, Kabange Numbi ha aseverado que se estima que la epidemia empezó en mayo de 2012, y que se han registrado 69 posibles casos y 159 personas expuestas al virus. Entre los posibles infectados se incluyen 18 trabajadores sanitarios. Sin embargo, la portavoz de la OMS Fadela Chaib ha manifestado vía telefónica que el organismo solo ha confirmado 18 fallecimientos de los 41 posibles infectados (solo nueve de estos han sido confirmados por los laboratorios). Otras 28 personas están en cuarentena por ser posibles portadoras de la enfermedad, que es muy contagiosa y altamente mortal y para la que no existe vacuna.

Según Médicos Sin Fronteras, el epicentro de la epidemia es el poblado de Isiro solo 16 casos han sido confirmados por las pruebas de laboratorio. El organismo califica la situación de seria pero subraya que actualmente solo hay seis casos declarados por ébola y que están siendo tratados.

Las cifras han aumentado considerablemente en la última semana debido a que el Gobierno, junto a organismos internacionales, ha hecho un rastreo de personas que pueden haber estado en contacto con portadores del virus. El ébola es una fiebre hemorrágica que mata a un gran porcentaje de infectados, actúa con rapidez y se contagia con facilidad por contacto.

Los nuevos casos y defunciones notificados se han producido en las zonas sanitarias de Isiro y Viadana, en el distrito de Haut-Uélé , en la Provincia Oriental. La OMS considera que no se han detectado casos de la enfermedad fuera de dichas zonas.

“La epidemia no está bajo control, al contrario, la situación es realmente muy grave", ha dicho el ministro Kabambi. En tanto que Eugene Kabambi, portavoz de la OMS en Kinshasa, la capital del país, ha declarado a la agencia Reuters: “La epidemia no está controlada. Todo lo contrario, la situación es grave, muy grave”. Y ha advertido: “Si no se hace nada ahora, la enfermedad llegará a otras zonas, e incluso las principales ciudades se verán amenazadas".

A pesar del riesgo de contagio, la OMS no recomienda que no se apliquen restricciones a viajar o comerciar con la República Democrática del Congo. Los síntomas del Ébola son fiebre y dolores musculares, seguidos de vómitos, diarrea y, en algunos casos, hemorragias internas y externas.

La mayor epidemia conocida hasta ahora del virus estalló en 1995 en Congo, entonces Zaire, y provocó la muerte de 250 de los 315 afectados.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción