Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU progresa lentamente en seguridad alimentaria

Los expertos en salud solicitan la aprobación de la nueva ley para prevenir infecciones

El Gobierno de Estados Unidos está haciendo leves progresos en los últimos años para combatir las infecciones alimentarias, según se concluye del informe 2011 presentado esta semana por el Centro de Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). La salmonelosis -infección por la bacteria de la salmonela, presente en carnes y aves no cocinadas a la temperatura adecuada- fue la más frecuente el año pasado, seguida de la campilobacteriosis -causada por consumir leche sin pasteurizar, carnes o aves crudas o no cocidas completamente-. En ambos casos, su prevalencia se mantuvo estancada o incluso creció levemente en comparación con datos del 2006, mientras que las contaminaciones por E. coli y Shigella disminuyeron notablemente en los mismos cinco años.

Tras estas conclusiones, los expertos en salud estadounidenses solicitan una aplicación rápida del proyecto de ley firmado por el presidente Barack Obama el 4 de enero de 2011. La norma renueva, después de 70 años, la regulación sobre seguridad y alimentación en EE UU y otorga a la Agencia del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) un papel proactivo; de modo que en vez de actuar tras la infección, podría requerir a los productores de comida y granjeros la implantación de planes preventivos.

Los resultados del CDC indican que la prevalencia de salmonela, Vibrio -bacteria cuya contaminación provoca enfermedades del tracto digestivo-, Campylobacter y Listeria -la infección por esta bacteria afecta con mayor riesgo a las mujeres embarazadas y personas inmunodeprimidas- se ha estancado e incluso ha crecido de 2007 a 2011, mientras que las contaminaciones por E. coli se han reducido levemente en el mismo periodo de tiempo.

“Todo el mundo esperaba que esta nueva ley de seguridad alimentaria estuviera implantada ya y que empezáramos a ver resultados”, ha dicho al diario de The Washington Post Erik Olson, director del Pew Health Group. Los datos también concluyen que el Gobierno estadounidense no ha alcanzado la meta que se impuso de reducir los casos de salmonelosis a siete infecciones por cada 100.000 habitantes. Los resultados presentados esta semana confirman que en 2010 se dieron 17 casos de cada 100.000 personas y unas 16 infecciones el pasado año. Lo que supone que 1,4 millones de personas se infectan y más de 400 mueren al año, según cifras de este mismo organismo.

“Estos datos muestran que todavía miles de americanos se ponen enfermos por consumir alimentos contaminados”, ha añadido Olson. El informe recoge las infecciones diagnosticadas en 10 laboratorios estatales, lo que incluye a 47 millones de habitantes o “lo que representa un 15% de la población total de EE UU”, puntualiza el CDC.

A pesar de estos resultados, en algunas infecciones se han hecho ciertos progresos. Desde 1990, continua el informe del CDC, las infecciones relacionadas con la E.coli y la Shigella, que provoca diarrea en los humanos, han descendido. En concreto, la shigella bajó un 43% en 2011 comparado con datos de 2006, y un 65% con los resultados que se obtuvieron en el periodo comprendido entre 1996 y 1998. En cuanto a los casos de infección por E. coli, la incidencia ha disminuido un 42% con respecto a este mismo rango de años y un 25% en comparación con 2006.