Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cospedal defiende el copago de fármacos en función de la renta

Llamazares cree que las farmacéuticas sacarán provecho de la medida

Los médicos de primaria apoyan la propuesta

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

La presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, ha sido la última dirigente del partido —hasta ahora— en manifestarse. Y va en la línea de lo manifestado por el ministro de Economía, Luis de Guindos, o la de Sanidad, Ana Mato: una de las medidas para recortar el gasto sanitario (o para aumentar los ingresos) que se baraja es cambiar el sistema de copago en medicamentos. En vez de hacerlo en función de la situación laboral (los jubilados no pagan, los activos, sí), adaptarlo al nivel de renta.

Las declaraciones de Cospedal en una entrevista radiofónica han ido más allá. Otra de sus propuestas es que el Estado deje de financiar los medicamentos más baratos (los de menos de dos euros). Eso sí, con excepciones, “como los de los enfermos crónicos o de determinadas cuantías” que no se deben dejar de financiar “porque hay gente que los necesita para vivir”.

La secretaria general del PP también ha afirmado que los servicios sanitarios habrán de estudiar “si es viable o no el copago por consulta o por intervención en los casos de las rentas más altas”. En ese caso, ha dicho que habría que establecer baremos dependiendo del tipo de intervenciones o de si es en los servicios públicos o “a través de los seguros privados”.

La propuesta de modificar el copago farmacéutico —una idea que ya figuraba en el informe Abril de 1991— también ha sido refrendada por el Foro de Médicos de Atención Primaria, que, sin embargo, no aprueba que se incluyan tasas de un euro u otro tipo de copago.

“El copago puede ser especialmente peligroso en ciertas áreas, como pacientes crónicos o con rentas bajas", ha dicho José Luis Llisterri, presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), ya que el pago de “un simple euro” puede condicionar un aumento de complicaciones de enfermedades.

Según Llisterri, “ya hay estudios que indican contundentemente que los pacientes en los que se establece un copago dejan de tomar las pastillas, y este incumplimiento conduce a una mayor morbilidad y mayores ingresos”.

Por su parte, el portavoz parlamentario de IU en la Comisión de Sanidad del Congreso, Gaspar Llamazares, ha afirmado que el copago farmacéutico es la “única fórmula” por la que el Gobierno podrá recortar gastos en sanidad, pero advierte de que, de llevarse a cabo esta medida, las compañías multinacionales farmacéuticas lograrán “imponer” a la Administración “fármacos más caros”.

“Recortar el 20% del sistema sanitario no es posible. La única fórmula por la que puede ingresar dinero en el tema sanitario es la que están barajando, que es el incremento del pago farmacéutico”, ha señalado.

Por este motivo, “y por el conocimiento que tengo de la Administración sanitaria”, el Ministerio de Sanidad establecerá próximamente el copago en farmacia. No obstante, “las compañías multinacionales farmacéuticas lograrán corregir esa medida del Gobierno”, ha dicho Llamazares.

Por su parte, la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha denunciado que el establecimiento del copago según la renta es una medida “injusta” e “ineficaz”, que producirá más gasto.

A su juicio, esta medida “acabara penalizando a las clases medias, las rentas elevadas no se verán afectadas y se incrementará la injusticia”. Además entienden que “está planteada como un primer paso del establecimiento de copagos generalizados” que “vulneraran” el derecho de la población a una atención sanitaria de calidad.

La FADSP señala que la medida producirá mucho más gasto que lo que se recaude porque “obligará a renovar las tarjetas sanitarias de toda la población, incorporándoles algún dispositivo electrónico que añada el nivel de la renta (que obviamente es variable)”.