Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos anuncian tres días de protestas contra las "amenazas a la Educación"

Convocan una concentración ante el Ministerio el día 14 ó 15 de septiembre y manifestaciones para el 20 de septiembre y el 22 de octubre

Consulte la situación de la Educación y los diferentes recortes en toda España aquí.

Los sindicatos nacionales han convocado esta mañana tres jornadas de protesta contra los recortes en Educación. La dirección nacional de ANPE, CSI-F, FE-CCOO, FETE-UGT y STES han anunciado que habrá protestas el día 14 ó 15 de septiembre, 20 de septiembre y 22 de octubre. Los sindicatos han destacado que estos recortes en Educación son los más importantes "en la historia de la democracia", y por ahora descartan convocar una huelga general, ya que no afectan a todas las comunidades autónomas.

La primera protesta será el día 14 ó 15 de septiembre, en forma de concentración ante el Ministerio de Educación, coincidiendo con la conferencia sectorial en la que estarán presentes los consejeros de Educación de toda España. Para el día 20, se van a convocar manifestaciones en todas las provincias, haciéndolas coincidir con la inauguración oficial del curso escolar por el Rey, y el 22 de octubre se ha comunicado que se realizará una "gran manifestación" en Madrid.

En el comunicado que han presentado los sindicatos han indicado que "es obligado significar la educación pública y defender de ciertas amenazas que en nuestro país pueden acabar relegándola a un papel secundario que no garantiza la igualdad de oportunidades". Además, han resaltado que "las administraciones públicas no dan a la educación la importancia que se merece".

Augusto Serrano, de STES, ha dicho que "esto es un mensaje para el PP, ya que los mayores recortes se están produciendo en comunidades con gobiernos de derechas". "Rajoy dijo que el programa de Castilla-La Mancha tenía que servir de espejo y esto nos preocupa. Queremos denunciarlo y decir que la educación pública debe ser un eje vertebrador y prioritario", ha comentado.

"Se van a ver afectados todos los programas que se han puesto en marcha en los últimos años: los desdobles, las tutorías... Los ataques que han hecho algunos representantes políticos no ayudan a reforzar la autoridad del profesorado. Esa ligereza es lo que más nos ha dolido", ha dicho Nicolás Fernández, de ANPE. José Campos, de CCOO, ha manifestado que en las comunidades afectadas por los recortes "se pierden más de 2.000 millones en presupuestos de los centros y recorte de interinos". "Esto es un mensaje claro para el PP. Nos va a tener enfrente si sigue con esa política", ha explicado.

El profesorado de cuatro autonomías -Madrid, Galicia, Castilla-La Mancha y Navarra- está en pie de guerra por el recorte de las plantillas y el aumento de horas lectivas. Y también padres y directores, que creen que se resentirá la calidad de una enseñanza, que ya soporta una tasa de fracaso escolar que supera el 30% y queda siempre por detrás del puesto 30 en todos los Informe Pisa, a la altura de Turquía.

En Madrid, miles de docentes, padres y alumnos (10.000, según las estimaciones de los organizadores) se concentraron ayer frente a la sede de la Consejería de Educación contra los recortes que este curso afectarán principalmente a la etapa de enseñanza secundaria.

En el caso de la Comunidad de Madrid, las instrucciones de inicio de curso aprobadas el pasado julio suponen dejar fuera de los institutos madrileños a más de 3.000 docentes interinos (sin plaza), según estimaciones de los sindicatos. La Consejería de Educación, que no ofrece un dato concreto, asegura que la cifra debe de ser menor porque el curso pasado solo se contrató a 1.700.

Sindicatos, docentes e inspectores alertan desde el verano de que el recorte tendrá consecuencias en la calidad de la enseñanza pública porque supondrá, entre otros perjuicios, menos tiempo para preparar las clases, conllevará la pérdida de recursos para la orientación educativa e impedirá dividir a los alumnos de una clase en dos grupos en las materias de inglés o lengua, los llamados desdobles.

Los sindicatos docentes reclamaron el martes a la presidenta Esperanza Aguirre una rectificación pública por las "mentiras" y "falsedades" vertidas sobre el colectivo. Aguirre dijo la semana pasada, al ser preguntada por el conflicto, que la mayoría de los madrileños "trabaja más de 20 horas". Obvió que la jornada semanal de un profesor asciende a 37,5 horas, igual que la de cualquier funcionario. La presidenta se disculpó un día después desde su cuenta de Twitter, y ayer lo volvió a hacer en rueda de prensa. Sin embargo, los sindicatos exigen que rectifique en el mismo lugar en el que se pronunció la primera vez: en la comparecencia pública que sigue cada jueves a la reunión del Consejo de Gobierno.