Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CC OO denuncia el recorte en I+D y pide volver al nivel de 2008

El estudio advierte que la situación "condena a nuestros jóvenes investigadores y técnicos a un destino de precariedad laborar permanente o a una nueva fuga de cerebros"

El presupuesto dedicado a I+D+i el año que viene será de 8.494,36 millones de euros, lo que significa una reducción del 8,37% respecto al presupuesto aprobado este año, contando todas las actuaciones en este ámbito, desarrolladas en los ministerios de Ciencia e Innovación, Industria, Sanidad, Educación, Cultura y Defensa, es decir, la llamada Función 46 del presupuesto, según el estudio de Comisiones Obreras. El recorte propuesto para 2011 es, por tanto, superior al 5% de reducción de 2010 respecto a 2009. "Volvemos a asistir a un recorte sustancial de los presupuestos de I+D+i como forma de enfrentar la crisis", resume el análisis, pese a la voluntad proclamada de cambiar el modelo productivo español. Con estas cifras se demuestra que el apoyo a la ciencia y la tecnología como estrategia, "crece sólo en ciclos expansivos, en contra de las tendencias de los países desarrollados, que fortalecen dichas políticas en tiempos de crisis como herramientas para superarlas". EEUU aumentó su inversión en I+D un 8,6% en plena crisis financiera y aumentará en un 8% el presupuesto de su Fundación Nacional para la Ciencia en 2011, destaca CC OO. También Francia y Alemania refuerzan financieramente sus grandes centros científicos.

En esta situación, la sección sindical de CC OO en el CSIC, autora del análisis de presupuestos 2011, advierte que con este recorte se sitúa el sistema español de I+D en el nivel de financiación de 2006, y pide al Gobierno que se vuelva al de 2008, el último en que se produjo un crecimiento notable del gasto en este sector. El presupuesto de 2011 para I+D+i "da otra vuelta de tuerza al sector público", señala el análisis. El proyecto, "vuelve a castigar sin paliativos al sector público de la I+D, con duros recortes en los presupuestos de los Organismos Públicos de Investigación (OPI)", que se suman al ajuste brutal de 2010".

Los OPI experimentan un recorte presupuestario del 6,2%, acumulando una disminución del 19% respecto a 2009. Esto se plasma en la caída en picado de las inversiones y el recorte de gastos corrientes "de forma que será difícil asegurar el funcionamiento normal de sus laboratorios e instalaciones experimentales", señala CC OO. El Instituto Geológico y Minerode España (IGME) sufre un corte del 15,2%, lo que, al acumular el registrado este año, supone un presupuesto inferior al de 2009 en un 40%. Los recortes para el Instituto de Salud Carlos III, el Instituto de Astrofísica de Canarias, el Instituto Español de Oceanografía y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial rondan el 20%, señala la sección sindical. El Ciemat, pese a que ve congelado su presupuesto para 2011, tiene ya una reducción del 26% respecto a 2009, lo que parece un grave contrasentido tratándose de una institución que se ocupa de investigación en energías limpias y renovables. En cuanto al mayor OPI, el CSIC, ve reducida la subvención estatal en el 19% respecto a 2009 (626 millones de euros frente a 514 en 2010 y menos de 500 millones el año que viene). .

En cuanto a los recursos humanos, el análisis de CC OO destaca el problema de la reducción de plazas en los OPI, señalando que para 2011, y acorde con 2010, "se espera una oferta pública de empleo casi nula en el sector". "Esta nueva vuelta de tuerca pone en peligro la subsistencia del sistema y condena a nuestros jóvenes investigadores y técnicos a un destino de precariedad laborar permanente o a una nueva fuga de cerebros". También se registra un recorte en las becas, tanto del Ministerio de Educación como en las del MICINN, señala el estudio.

Créditos al 50%

El capítulo de los créditos, que el programa electoral del PSOE, en 2004, se comprometía a reducir, han aumentado un 91% desde los presupuestos de 2005, los primeros de Gobierno de Rodriguez Zapatero. Para el año que viene, esta herramienta crediticia, dirigida a las empresas, supone el 61% de toda la Función 46, pese a que se reduce respecto a 2010 en un 9,6%. Sin embargo, esos créditos no se utilizan en su totalidad. Hace casi un año, al presentar los presupuestos para 2010, el Ministerio de Ciencia e Innovación (MICINN), pese a sufrir un recorte de casi el 15%, argumento un incremento porque aumentaban los fondos para créditos. La ministra Cristina Garmendia dijo que ese crecimiento respondía a la demanda de créditos para I+D+i por parte de las empresas. Sin embargo, "casi el 50% de los créditos del MICINN de 2010 no estaban comprometidos a 30 de septiembre, en a fechas en que todas las convocatorias están resueltas", señala el estudio de CC OO, añadiendo que esto demuestra "las dificultades de acceso a estos créditos por parte de las PYMES". La ejecución de los créditos (capítulo VIII) en 2009 en Ciencia e Innovación fué aproximadamente del 70%. El Ministerio de Industrial, sin embargo, ha comprometido la casi totalidad de sus créditos este año, "destinados principalmente a grandes empresa y sectores, y caracterizados por la falta de transparencia en la adjudicación, la opacidad o ausencia de convocatoria, así como de los órganos de evaluación y control de resultados".

La sección sindical denuncia además, que el Consejo Económico y Social del IV y V Plan Nacional de I+D+i, recomendó reducir el capítulo de los créditos de los presupuestos y en todo caso dar cuentas precisas de todos los concedidos, su gestión y devolución. "Unas cuentas que hasta ahora se siguen esperando", dice CC OO.

La sección sindical de CC OO en el CSIC termina su análisis con varias propuestas de política presupuestaria en lo que se refiere a la I+D. Para fortalecer los recursos hace falta un crecimiento y rejuvenecimiento de las plantillas, una disminución de la precariedad en las condiciones laborales, dotación adecuada de los programas de contratos y becas, mejorar los niveles retributivos del personal de los OPI y aplicar el 100% de tasa de reposición de personal de estos organismos de investigación. También es preciso recuperar los presupuestos de los OPI al nivel de 2008, invertir en infraestructuras, aumentar los fondos para los proyectos competitivos del Plan Nacional y del Fondo de Investigaciones Sanitarias (que para el año que viene sufre una caída del 8,8%) y "dotar financieramente los planes estratégicos de los OPI en el marco del Plan Nacional de I+D 2008-2011".

Más información

  • El estudio advierte que la situación "condena a nuestros jóvenes investigadores y técnicos a un destino de precariedad laborar permanente o a una nueva fuga de cerebros"