Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Entrega de los premios Fronteras de la Fundación BBVA

Cristina Garmendia y Francisco González dan los ocho galardones que, en su segunda edición, resumen el saber y el arte contemporáneos

Los galardonados junto a Cristina Garmendia, ministra de Ciencia e Innovación, Javier Rojo, presidente del Senado, Francisco González, presidente de la Fundación BBVA, y Rafael Rodrigo, presidente del CSIC
Los galardonados junto a Cristina Garmendia, ministra de Ciencia e Innovación, Javier Rojo, presidente del Senado, Francisco González, presidente de la Fundación BBVA, y Rafael Rodrigo, presidente del CSIC BBVA

El saber y el arte contemporáneos han sido los protagonistas de la entrega de los Premios Fronteras del Conocimiento, que convoca la Fundación BBVA y este año alcanzan su segunda edición. Los 11 premiados en las ocho categorías agradecieron esta tarde, ante la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, el presidente del BBVA, Francisco González, el presidente del CSIC, Rafael Rodrigo, y más de 200 invitados, los galardones, dotados con un total de 3,2 millones. Lo hicieron a su manera y con su forma de expresarse, y elaboraron así un retrato tanto de la diversidad como de la comunidad de los sabios de hoy en día. En sus palabras iniciales, González recalcó que esta segunda edición de los premios supone la consolidación de una iniciativa que quiere ser un estímulo para las generaciones jóvenes y conseguir que la sociedad valore más la investigación.

"Crecí en un país muy pobre, Ghana, en una aldea (...) donde se daban todos los estereotipos de la pobreza", comentó Yaw Nyarko, quien recogió, junto a William Easterly, el premio al Instituto de Investigación del Desarrollo (DRI) de la Universidad de Nueva York, en la categoría Cooperación al Desarrollo. "Nos importan los pobres, sobre todo en África", dijo, pero también señaló que su investigación y en especial su blog aidwatchers.com , han arrojado una luz crítica sobre las políticas de ayuda exterior de los países ricos a los pobres: "Con demasiada frecuencia se recurre al estribillo "porque son pobres" para justificar enormes gastos en proyectos con pocos beneficios comprobados".

"Es una sensación extraña y agridulce ganar un premio por estudiar cuánto daño ambiental puede soportar nuestra madre tierra antes de derrumbarse y ponernos en auténticos apuros", reconoció Peter B. Reich, premio en Ecología y Biología de la Conservación, para luego pasar al optimismo: "Hemos de continuar alegres y esperanzados, pese a los extraordinarios retos del siglo XXI. Nuestra alegría radica en la belleza de la ciencia y la propia tierra".

Rodeado como estaba por científicos, Cristóbal Halffter, premio Fronteras de Música Contemporánea, no se sintió en absoluto fuera de lugar: "Considero que la creación musical es la disciplina en la que la mente participa con más claridad y absoluta paridad de la ciencia y la estética, el conocimiento y la intuición, la razón y la sensibilidad, el logos y el pathos. Leibnitz expresó la idea de que la única diferencia entre la matemática y la música consistía en que en la música los números tienen alma", dijo, tras resaltar la importancia de los premios y de la labor de la Fundación BBVA en apoyo de la música contemporánea.

Otro español, Andreu Mas-Colell, ha compartido el premio de Economía, Finanzas y Gestión de Empresas con Hugo Sonnenschein, quien se encargó de recordar que los avances de la ciencia, la tecnología y la organización de los mercados nos han llevado a un mundo que es «a grandes rasgos mejor» que el heredado por nosotros y nuestros padres, sin que por ello se pueda olvidar que "las terribles amenazas que Goya captó tan vívidamente en sus pinturas negras siguen siendo muy reales: nos inquieta que no sea posible el crecimiento económico sostenible y no excluyente; hay nuevas formas -y más eficaces- de matanza en masa, y el horror de la actual posibilidad de degradación medioambiental no tiene precedentes", dijo, aunque concluyó con una nota de optimismo.

En la categoría de Cambio Climático, el físico y matemático Klaus Hasselmann aseguró: "La pregunta que hoy debemos hacernos ya no es si podemos detectar el impacto humano sobre el clima, sino cómo vamos a impedir que el cambio climático empeore mucho más en el futuro próximo, si no actuamos hoy", y comentó también: "Para hallar respuestas a esta pregunta crucial, hemos creado recientemente el European Climate Forum , en colaboración con economistas, científicos sociales y representantes del sector empresarial", un esfuerzo al que el dinero del premio, dijo, va a contribuir muy positivamente.

El experto en Tecnologías de la Información y la Comunicación Thomas Kailath, de origen indio, premiado en esta categoría por "generar conocimientos capaces de transformar las tecnologías de la información y la comunicación que permean la vida cotidiana" anunció que dona la dotación de su premio al Instituto de Tecnología de Massachusetts , el famoso MIT, en agradecimiento a que allí "se pusieron los cimientos de mi trayectoria investigadora y docente" y para cumplir "parte de mi compromiso de patrocinar una beca para los graduados en ingeniería eléctrica e informática que deseen aplicar su talento y sus conocimientos a la investigación del cáncer".

En Ciencias Básicas han compartido el premio Fronteras Richard Zare y Michael Fisher, dos científicos cuya carrera se inició al mismo tiempo que se produjeron dos grandes descubrimientos: el láser y la estructura del ADN, y que ayer hablaron del proceso creativo: "De la misma forma que una obra de arte puede cobrar nuevos significados bajo una mirada sensible -visiones que el artista original no contempló- cuando la investigación científica arroja luz sobre un principio fundamental de la naturaleza muchas veces ilumina también de forma imprevista las concepciones de otros científicos, abriendo ventanas a nuevos paisajes y puertas a nuevos pastos".

Y en Biomedicina, el galardonado, Robert Lefkowitz, recordó, y no fue el único, que su trabajo con las moléculas llamadas receptores, diana de la mitad de los medicamentos actuales, "no habría podido realizarse sin el talento y la aplicación de los incontables alumnos y compañeros de profesión que durante tantos años han colaborado conmigo".

Las menciones a la crisis económica no faltaron y algunos galardonados agradecieron específicamente que se hayan mantenido los premios Fronteras en este escenario en el que "sería una decisión fácil descartar las ciencias básicas, cuyos frutos tantas veces parecen muy alejados de los problemas cotidianos más apremiantes del mundo".