Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL CONFLICTO EDUCATIVO

El Gobierno responde a la carta de Rajoy que está abierto al diálogo pero que no retirará la LOE

Zapatero insta al PP a que responda a la propuesta escrita "con contenido" que el PSOE le planteó "hace unas semanas"

El Gobierno ha mostrado su respeto al contenido de la carta enviada ayer por el presidente del PP, Mariano Rajoy, al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y, aunque ha subrayado que está dispuesto a dialogar con la oposición sobre la reforma educativa, en ningún caso retirará la Ley Orgánica de Educación (LOE), actualmente en tramitación en el Congreso. Además, el Ejecutivo considera poco creíble el ofrecimiento de diálogo hecho por Rajoy dado el comportamiento mantenido hasta ahora por el PP.

Así se ha pronunciado el Gobierno tras recibir la misiva, en la que Rajoy pide a Zapatero que aparten sus diferencias para abrir "una pausa de reflexión" e iniciar un "diálogo sereno" entre los partidos y el mundo educativo. Fuentes de Moncloa han recordado que el Gobierno tiene la mano tendida al diálogo con todos los partidos, incluido el PP, y con la comunidad educativa, "en contraposición a lo que hizo el PP con su ley de Educación hace dos años, que se quedó sólo". Al Ejecutivo no le parece "razonable" exigir la retirada de la LOE para abordar la reforma educativa, ya que supondría que los cambios no se podrían llevar a cabo esta legislatura, algo a lo que "no está dispuesto el Gobierno".

La carta del líder del PP llega dos días después de su oferta de lograr "un pacto educativo para una generación", que pasaría por retirar la LOE de las Cortes. En la misiva, Rajoy traslada a Zapatero su preocupación por la LOE que ha generado "una profunda división en la sociedad española, suscitando un amplio rechazo entre las familias y el profesorado y provocando una atmósfera de malestar e incertidumbre en amplios sectores de nuestra opinión pública". Horas antes de esta respuesta, Zapatero ha hablado de la LOE en la sesión del control al Gobierno en el Senado. Antes de partir a Marruecos, Zapatero ha instado al PP a que responda a la propuesta escrita "con contenido" que el PSOE le planteó "hace unas semanas" sobre educación, ya que de momento "no ha obtenido respuesta", y deje "los eslóganes y las exageraciones".

Las "mentiras y falsedades" del PP

En respuesta a una pregunta en el Pleno del portavoz del Grupo Popular, Pío García-Escudero, sobre el "millón" de manifestantes contra la LOE, el jefe del Ejecutivo ha manifestado su "respeto" y, además, "sensibilidad" porque mañana recibirá a los convocantes para "escuchar" y "explicar lo que es la política educativa del Gobierno". La reunión será a las 12.00 y a ella acudirán representes de las asociaciones de padres CONCAPA y COFAPA; las de centros de enseñanza CECE y ANCEE; las plataformas Foro Español de la Familia y Tiempo de Educar; los sindicatos USO y Profesores de Secundaria y las estudiantiles CES (Confederación Nacional de Estudiantes) y CODE (Coalición Democrática de Estudiantes). Además, Zapatero tiene la intención de reunirse con otras organizaciones del mundo educativo que no apoyaron las movilizaciones, aunque aún no se ha fijado la fecha del encuentro.

En sus primeras declaraciones sobre la manifestación, Zapatero ha insistido en que la LOE "garantiza" la libertad de elección de centro por parte de los padres y el derecho de que sus hijos estudien religión, y ha retado a que se diga en qué artículo se impiden estos derechos. "Lo demás son mentiras y falsedades, lo diga quien lo diga", ha subrayado. Para el presidente, la ley "garantiza" la cohesión social y las libertades y derechos de la Constitución, que son los del Estado "aconfesional, social y democrático de Derecho". Por su parte, García-Escudero ha recordado la disposición del PP a "reiniciar con el Gobierno" el proceso de reforma educativa", "ni contra nada ni nadie", le ha pedido que retire el proyecto de ley y "piense bien" lo que va a decir mañana, en una reunión que llega "a buenas horas", porque este asunto no se arregla sólo con presupuestos o una "foto simpática".

García-Escudero le ha pedido que "salga de una vez del mundo virtual de 'Matrix'", ya que en su opinión, "aquí no hay ninguna conjura de obispos", pues la movilización no fue una cuestión de "sotanas" o del PP, aunque estuvieran en la manifestación. Ante estas críticas, el presidente ha replicado que siempre procura escuchar a quien expresa en la calle reivindicaciones y críticas, frente a los "desplantes" de la época de gobierno del PP. Está "muy reciente" en la memoria de la sociedad que la Ley Orgánica de Calidad de la Educación (LOCE) se aprobó con el apoyo "sólo del Grupo Popular". El ex presidente del Gobierno José María Aznar "ni llamó ni recibió" a quien protestaba en la calle contra la LOCE y la Ley Orgánica de Universidades.