Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas expresa su “pleno respeto” al “orden constitucional español”

Berlín defiende que el conflicto catalán se resuelva "dentro del derecho español"

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. En vídeo, declaraciones de Mina Andreeva, portavoz jefe de la Comisión Europea.

Bruselas sigue considerando que Cataluña es “un asunto interno” de España. “Nuestra posición es bien conocida y no ha cambiado”, ha sostenido este lunes una portavoz de la Comisión Europea, que rechazó formular cualquier valoración sobre la sentencia del Tribunal Supremo que condena a entre 9 y 13 años de prisión a nueve líderes del procés por sedición y malversación. El Ejecutivo de Jean-Claude Juncker ha expresado su "pleno respeto" por el “orden constitucional español, incluyendo las decisiones de los tribunales”, dentro del cual considera que debe resolverse el conflicto catalán.

“Es un asunto de España que debe ser abordado en línea con el orden constitucional español”, ha sostenido Mina Andreeva, portavoz jefe de la Comisión Europea. Andreeva no ha querido ir más allá. Solo ha afirmado que la libertad de manifestación pacífica está garantizada en Europa, en referencia a las movilizaciones que han arrancado en Cataluña tras conocerse la sentencia. Pero ha rechazado valorar si la Comisión Europea cree que la decisión judicial pueda suponer un punto de inflexión en España. Pocos minutos antes, la comisaria de Comercio, la sueca Cecilia Malmström, rechazó hacer comentarios al respecto. “No tengo opinión”, respondió a las preguntas de un periodista.

También el Gobierno alemán ha reiterado que el conflicto catalán debe resolverse dentro del marco de la legalidad española. El portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, indicó en la comparecencia de prensa ordinaria que el Ejecutivo no tenía “nada que comentar sobre la sentencia”. Como viene siendo habitual en las declaraciones del Gobierno desde que el expresident Carles Puigdemont fuera detenido y encarcelado en Alemania, en marzo del año pasado, Berlín se remitió a la “convicción de que el conflicto catalán se debe resolver dentro del derecho español y el orden constitucional”. Y añadió: “Eso es lo que ha ocurrido hoy con la sentencia del Tribunal Supremo”.

Sí ha reaccionado a la sentencia la alemana Ska Keller, copresidenta del grupo de Los Verdes en el Parlamento Europeo (en el que se sienta Esquerra Republicana, el partido que preside Oriol Junqueras, junto a otras formaciones territoriales europeas). Keller ha llamado "urgentemente", a través de un comunicado al Gobierno español, a "trabajar para liberar a los líderes políticos sentenciados" usando los "medios legales más efectivos". La dirigente verde considera que "no puede haber una solución política" para la crisis catalana con los nueve líderes en prisión. "La situación en Cataluña requiere una solución política y no debería abordarse desde los tribunales", ha sostenido.

Consciente de que el flanco exterior ha resultado fundamental en la estrategia independentista, el Ministerio de Exteriores convocó a los embajadores acreditados en España a una sesión informativa sobre la sentencia del Supremo. Acudieron prácticamente todos (más de 110 de los 119 existentes, según datos de la Secretaría de Estado de la España Global). Fue la responsable de esta cartera, Irene Lozano, la encargada de informar a los diplomáticos sobre la sentencia del Supremo. “Toca y urge pensar en el futuro, y apostar por la convivencia”, señaló Lozano en un comunicado oficial.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información