Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Traslado exprés de Forn desde la cárcel Soto del Real para asistir al pleno del Ayuntamiento de Barcelona

El político encarcelado por el procés sale de la prisión madrileña poco después de las siete de la mañana en una conducción "directa" de la Guardia Civil

Quim Forn, en la prisión de Soto del Real en una imagen de archivo.
Quim Forn, en la prisión de Soto del Real en una imagen de archivo.

Sin escalas. El exconseller de Interior de la Generalitat y concejal electo en el Ayuntamiento de Barcelona, Joaquim Forn, ha salido poco después de la siete de la mañana de este jueves de la prisión de Soto del Real (Madrid), donde se encuentra recluido desde poco antes de que se iniciara el juicio del procés, rumbo a Barcelona en un vehículo de la Guardia Civil para que pueda asistir al pleno de constitución del consistorio de la capital catalana. A diferencia de cuando fue trasladado por primera vez a Cataluña, en esta ocasión Forn será trasladado sin escalas en otras cárceles. El destino es el Centro Penitenciario de Brians 2, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), donde permanecerá recluido hasta el día 15, fecha fijada para su vuelta a la prisión madrileña. La Generalitat había pedido al Supremo que Forn se quedara en una cárcel de Cataluña tras tomar posesión, pero el Supremo ha instado este jueves a que vuelva a Soto del Real el próximo sábado.

Fuentes del Ministerio del Interior justifican esta conducción "especial y directa" en la falta de tiempo, ya que el político, que ayer asistió a la última jornada de la vista oral que el Tribunal Supremo ha seguido contra él y otros once líderes independentista, debe estar este sábado en el pleno del Ayuntamiento en el que se elegirá quién es el próximo alcalde de Barcelona. La custodia del recluso será responsabilidad de la Guardia Civil hasta la llegada a la cárcel de Brians, centro de enlace entre las administraciones penitenciarias de la Generalitat y del Gobierno. Una vez allí, esta pasará a estar en manos de los Mossos d'Esquadra, que también serán los responsable de su vigilancia durante los desplazamientos que Forn tenga que hacer en Barcelona para asistir a la constitución del consistorio de la capital catalana. El traslado de vuelta a Madrid será, de nuevo, responsabilidad de agentes de la Guardia Civil.

Los magistrados del Tribunal Supremo autorizaron el martes en un auto que Forn fuese trasladado a Barcelona los días 14 y 15 para participar en el primer pleno del Ayuntamiento. En el escrito, subrayaron que debería ir acompañado de las medidas que garantizasen su seguridad y que el retorno al Centro Penitenciario de Soto del Real se realizará "sin aplazamiento ni dilación el día 15". La Secretaria de Medidas Penales de la Generalitat de Cataluña y la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ofrecieron esta semana al Supremo la posibilidad de que, una vez acabado el juicio del procés, Forn se quedara ya en una cárcel catalana, pero el tribunal ha dictado este jueves una providencia en la que reitera que el acusado debe ser volver a la prisión de Soto del Real (Madrid) cuando concluya los trámites en el Ayuntamiento de Barcelona.

Tanto en el traslado de este jueves como el previsto para el próximo sábado, el Ministerio del Interior ha adoptado especiales medidas de seguridad para evitar ningún tipo de incidente. Entre ellas, la discrección que ha hecho que, por ejemplo, Forn abandonase la prisión madrileña muy temprano y no se informara si viajaba en un vehículo con logotipos de la Guardia Civil o camuflado. Fuentes policiales señalan que el objetivo es que los desplazamientos se hagan con la máxima “seguridad y dignidad”, como ya indicó el Tribunal Supremo el pasado mes de enero para proceder al traslado del Forn y el resto de los presos del procés desde las cárceles catalanas a Madrid para dar comienzo al juicio que ha quedado visto para sentencia este miércoles.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información