Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno vasco cambiará la unidad didáctica sobre ETA para dar más presencia a las víctimas

El Ejecutivo evitará sugerir "teorías de legitimación del terrorismo" y se compromete a no incluir afirmaciones que inciten al odio

Jonan Fernández, secretario de Derechos Humanos del Gobierno vasco, en una reunión con víctimas.
Jonan Fernández, secretario de Derechos Humanos del Gobierno vasco, en una reunión con víctimas.

Las víctimas del terrorismo de ETA y los perseguidos por la banda tendrán finalmente una mayor presencia en la unidad didáctica Herenegun (Anteayer) que repasa la historia reciente de Euskadi (1960-2018), cuyo contenido original recibió duras críticas de colectivos de víctimas y partidos políticos y forzó al Gobierno vasco a posponer su puesta en marcha hasta el curso que viene. Tras cuatro meses de contactos con las entidades que realizaron aportaciones, el Ejecutivo de Urkullu ha comunicado este miércoles que cambiará el material educativo para "incorporar testimonios que amplíen los perfiles de víctimas" y suprimirá o retocará aquellas escenas de los vídeos que han suscitado "dudas". Además, evitará sugerir "teorías de legitimación del terrorismo".

Herenegun es una iniciativa impulsada por la Secretaría de Paz y Convivencia del Gobierno vasco que pretende acercar a las escuelas el contexto sociopolítico vasco entre los años 1960 y 2018, un periodo que coincide prácticamente con la historia de ETA. Para ello elaboró textos y un documental de cinco capítulos extraídos de la serie de EiTB Las huellas perdidas, que fue el foco principal de la polémica. Asociaciones de víctimas y todos los partidos políticos, salvo el PNV, exigieron su retirada, una decisión que el Gobierno vasco adoptó en enero pasado.

La unidad didáctica está dirigida a estudiantes de entre 15 y 18 años —de 4º de la ESO y 2º de Bachillerato— y contiene testimonios de exmiembros de la organización terrorista y de representantes políticos e institucionales, entre otros. Fueron especialmente críticas con el plan las asociaciones de víctimas del terrorismo, que presentaron una enmienda a la totalidad por considerarlo un modo de "blanquear la historia de ETA". En el terreno político, el PP y EH Bildu, desde posiciones antagónicas, también enmendaron a la totalidad el programa mientras el PSE, socio de gobierno del PNV, mantuvo una crítica más matizada.

El equipo dirigido por Jonan Fernández, secretario de Paz y Convivencia, han mantenido una ronda de contactos con los organismos y colectivos que reclamaron la retirada o la modificación del programa educativo, que presentaron un total de 31 aportaciones. El Ejecutivo vasco considera que la "receptividad favorable" de estas entidades es "lo suficientemente amplia y transversal" para iniciar la modificación de Herenegun y tenerla lista para su implantación en ocho centros durante el próximo curso escolar.

Entre las sugerencias aceptadas, las que "mayor consenso" han concitado, asegura el Gobierno autonómico en su comunicado, es la incorporación de testimonios de más víctimas de ETA que han sido planteadas por algunos colectivos. También se replantearán o eliminarán de los vídeos "escenas que tienen valor historiográfico" pero al mismo tiempo "suscitan dudas".

El Gobierno matizará "el tratamiento de algunos temas" y añadirá referencias de otros que han sido sugeridos, aunque no cita cuáles. Para evitar algunas críticas recibidas, incluirá testimonios "de todas las sensibilidades políticas" representadas en el Parlamento, y no recogerá "afirmaciones que pudieran alentar el odio o la exclusión, ni sugerir teorías de legitimación del terrorismo".

Un representante de Covite ha asegurado a EL PAÍS que el pasado lunes mantuvieron una reunión con Jonan Fernández en la que les trasladó oficialmente que se iba a rehacer la unidad didáctica, una decisión que valora “positivamente”, aunque este colectivo se mantiene “a la espera” del resultado de la futura versión de Herenegun para realizar una valoración más precisa. En los mismos términos se ha manifestado un portavoz de la Fundación Buesa: “Hasta que no veamos el producto final no sabremos el alcance real de la voluntad que ahora muestra el Gobierno vasco”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >