Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno vasco dice que no tiene problema en incluir a víctimas y policías en la asignatura de ETA

Jonan Fernández asume que "el material es mejorable" y anuncia un trimestre de diálogo "para intentar que sea más compartido"

Aintzane Ezenarro, Maite Alonso y Jonan Fernández, en la presentación del programa educativo 'Herenegun'.
Aintzane Ezenarro, Maite Alonso y Jonan Fernández, en la presentación del programa educativo 'Herenegun'.

El Gobierno vasco está abierto a modificar, pero no a retirar, los contenidos de Herenegun (Antes de Ayer), la historia de Euskadi de 1960 a 2018, contada en textos y vídeos que incluye la de ETA, para que llegue a los alumnos de cuarto de ESO y segundo de Bachillerato, con mayor consenso político y social. El documento, que ha concitado el acuerdo de una buena parte de la comunidad educativa, pero ha sido rechazado por todos los partidos políticos, salvo el PNV, y muchas de las asociaciones de víctimas porque "no contribuye a la deslegitimación del terrorismo", va a ser revisado durante los próximos tres meses en base a las 31 alegaciones que ha recibido. El secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación, Jonan Fernández ha dicho que "no va a ser ningún problema para esta secretaría incluir ese tipo de aportaciones", en referencia a la de las víctimas y las de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, "porque nuestro objetivo siempre ha sido la deslegitimación del terrorismo".

En el material didáctico que elaboraron el propio Fernández, el historiador Juan Pablo Fusi, la exconsejera del Gobierno vasco Mari Carmen Garmendia y el periodista Mariano Ferrer, no había testimonios de las víctimas más críticas con los criterios de la Secretaría, y tampoco de las familias de centenares de policías y militares que fueron asesinados durante esas cinco décadas de análisis.

"El material es mejorable y eso vamos a intentar para que sea más compartido", ha anunciado Jonan Fernández, unas horas después de anunciar que retrasan hasta el próximo curso, 2019-2020 su llegada a las aulas. "El objetivo ha sido y es concienciar de que cualquier violación al derecho a la vida, a los derechos humanos o cualquier ataque al pluralismo es lo más grave que se puede cometer en materia de convivencia, lo haga quien lo haga", ha explicado Fernandez 24 horas después de verse forzado a retrasarlo y de sufrir un aluvión de críticas.

El programa escolar se iba a implantar, como experiencia piloto, en ocho centros educativos pero tras las críticas recibidas, el lehendakari Íñigo Urkullu ha decidido retrasar su aplicación de abril a principios del próximo curso escolar y abrir un trimestre de diálogo "con tiempo" y con ánimo de "receptividad". El objetivo fundamental es lograr que el material sea más compartido y superar esa percepción que tenían las víctimas, y partidos como el PP, y con más matices el PSE-EE de que las unidades didácticas “blanquean la historia de ETA”. Una vez reformado el material didáctico, los centros tendrán a su disposición unos contenidos que se apoyan en la versión reducida de la serie de cinco documentales que se estrenó en EiTB en 2016, Las huellas perdidas.

De las 31 alegaciones, siete piden la retirada del material; otras siete sugieren una reforma profunda del mismo y 16 lo consideran válido o adecuado aun que proponen diversas modificaciones parciales. El contenido de dichas alegaciones se difundirá este viernes, en la reunión de Fernández con el Consejo Vasco de Participación de Víctimas del Terrorismo. El documento que las recoge se denomina "Propuesta para el diálogo en relación con las aportaciones recibidas".

 "El pasado nos duele y nos divide intensamente todavía. Lo sabíamos y hemos vuelto a comprobarlo. Hemos repetido muchas veces que trabajar sobre el pasado en situaciones como la nuestra es una de las tareas más delicadas", ha afirmado. Fernández ha explicado que tanto para su diseño original como para la reforma se ha puesto dos límites éticos: "No se puede aceptar ninguna forma de legitimación del terrorismo y la violencia, y no se puede omitir ni ocultar ningún hecho que en estos 60 años haya supuesto un ataque grave a los derechos humanos o a la vida".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información