Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV se queda solo en la defensa de la unidad didáctica sobre la historia de ETA

EH Bildu decide no presentar alegaciones para "no legitimar" un "producto malo"

Desde la izquierda, Jonan Fernández, Maite Alonso y los tres autores de 'Herenegun', Mariano Ferrer, Mari Carmen Garmendia y Juan Pablo Fusi, este viernes en el Parlamento.
Desde la izquierda, Jonan Fernández, Maite Alonso y los tres autores de 'Herenegun', Mariano Ferrer, Mari Carmen Garmendia y Juan Pablo Fusi, este viernes en el Parlamento.

La unidad didáctica Herenegun (Anteayer) que el Gobierno vasco quiere implantar este curso en las escuelas para reflexionar sobre la historia reciente de Euskadi (1960-2018) y los efectos del terrorismo de ETA solo concita el apoyo del PNV. El resto de los partidos del arco parlamentario (EH Bildu, Podemos, PSE y PP) han expresado este viernes su disconformidad con el enfoque y el contenido de este proyecto piloto que se pretende ensayar con estudiantes de entre 15 y 18 años —de 4º de la ESO y 2º de Bachillerato—.

Los grupos políticos han expuesto hoy en el Parlamento Vasco sus críticas al material pedagógico en presencia de los tres autores de Herenegun (el historiador Juan Pablo Fusi, la exconsejera Mari Carmen Garmendia y el periodista Mariano Ferrer) y del secretario general de Derechos Humanos, Jonan Fernández, quien ha insistido en que el Ejecutivo vasco, antes de trasladarlo a las aulas, tiene la voluntad de incorporar las aportaciones planteadas por distintos agentes para lograr "el máximo consenso posible".

Ocho centros de la red pública y concertada incluirán desde abril en la asignatura de Historia la controvertida unidad didáctica. Es una experiencia piloto que después podría extenderse al conjunto de la red educativa si resulta positiva. Herenegun consta de cinco vídeos de 20 minutos de duración en los que se repasan las cinco décadas que transcurren desde 1960 hasta 2018, que prácticamente coinciden con la existencia de ETA. Además, se han elaborado unos cuadernos dirigidos al profesorado y al alumnado en los que se ofrece una síntesis histórica de este periodo y unas pautas para propiciar entre los escolares una reflexión sobre los efectos que ha tenido la violencia terrorista en la sociedad.

Las principales asociaciones de víctimas del terrorismo, intelectuales e historiadores han hecho público su rechazo con la orientación de la unidad didáctica. Los principales reproches están relacionados con lo que no aparece —apenas reciben espacio los que protagonizaron la resistencia cívica contra ETA, jugándose la vida a diario—, pero también con ligar los orígenes de ETA a la resistencia antifranquista y la lucha contra la dictadura, o con el espacio que reciben las torturas y los crímenes de Estado como si pudiese haber algún tipo de equivalencia.

Fernández ha explicado que el material con el que trabajarán los estudiantes no legitima la violencia terrorista de ETA. Muy al contrario, el secretario general de Derechos Humanos ha querido remarcar que de la lectura de los cuadernos se desprende que "el terrorismo de ETA no fue legítimo, fue injusto y causó un daño irreparable, por su gravedad y su prolongación en el tiempo". Y ha añadido que la experiencia que se quiere poner en marcha tiene como finalidad que los alumnos "comprendan la necesidad de defender los derechos humanos y la vida, y la defensa del pluralismo".

"Una perspectiva de verdad"

Los tres expertos han defendido su trabajo, aunque han reconocido que como cualquier otro es mejorable. Han precisado que no se trata de un libro de texto y han incidido en que es un relato "honesto", con "vocación de objetividad" y elaborado desde la "neutralidad expositiva". Fusi ha manifestado que el cuaderno sobre el relato histórico de Euskadi es "decididamente historiográfico, una apretadísima síntesis con vocación de objetividad, una perspectiva de verdad".

Todos los grupos políticos, salvo el PNV, han expresado con matices su descontento con la unidad didáctica. EH Bildu y el PP han sido los más críticos con su contenido. Julen Arzuaga, de la coalición abertzale, ha pedido su retirada porque supone "trasladar la polémica [política] al profesorado". "Nosotros no vamos a avalar este proyecto. Es un mal producto y no vamos a legitimarlo", ha dicho para justificar que EH Bildu no va a registrar las alegaciones que ha preparado contra el material pedagógico. Arzuaga lo ha calificado de "poco equilibrado y muy ideologizado".

Las víctimas exigen la retirada del material pedagógico

M. O.

La Fundación de Víctimas del Terrorismo, en representación de una veintena de asociaciones, vuelve a exigir la retirada de la guía educativa Herenegun al considerar que ofrece "una visión sesgada, carente de rigor, que alimenta la teoría del conflicto" y supone "un claro intento de blanquear la actividad terrorista de ETA".

Entre estos colectivos, Covite ha presentado una enmienda a la totalidad que solicita la modificación "completa" de la unidad didáctica porque en la misma "no se abordan las causas reales de victimación de ETA y no se deslegitima ni su trayectoria criminal ni su proyecto político totalitario y excluyente".

En un documento de 16 páginas de extensión, Covite critica que el material parte de "un punto de partida ético equivocado" porque apoya la “teoría del conflicto”, conistente según este colectivo en "una equidistancia en el análisis y la defensa del empate entre varios agentes violentos enfrentados al mismo nivel". "ETA surgió para imponer un proyecto político nacionalista vasco radical en el País Vasco y en Navarra, independientemente de que en España hubiese democracia o no", defiende Covite, que reclama al Gobierno vasco que sustituya esta unidad didáctica por otra en la que "ponga en el centro del relato a las víctimas del terrorismo".

En el texto de alegaciones, la formación soberanista considera que se hace un "relato político e ideológico" que resulta "discutible". "No es sino otro instrumento para la denominada “batalla del relato” que toma como eje el relato del PNV concretamente, un relato parcial que discrimina otros", añade. EH Bildu dice que "es absolutamente injustificable que se mencione la guerra sucia como una respuesta a ETA", porque "no hay mejor manera de legitimarla".

El popular Borja Sémper ha criticado las "carencias ensordecedoras" y la "asepsia histórica" que dan a Herenegun "un sesgo evidente" que hace que "se diluya la responsabilidad exclusiva de ETA en la violencia". Ha lamentado que "en algunas cuestiones se entra al detalle y en otras se pasa de puntillas", y se ha preguntado por qué no se aborda la escisión de ETA, la política de persecución contra los cargos no nacionalistas o el papel de la Iglesia vasca.

Los socialistas, socios del PNV en el Ejecutivo vasco, han tramitado un documento de 16 páginas donde argumentan que Herenegun "no puede llegar a las aulas", ha dicho su portavoz parlamentario, José Antonio Pastor. "No contribuye a la deslegitimación de ETA, ni se dice que aquí se mató sin justificación por pensar diferente", ha agregado. Los socialistas también discrepan de "la diferencia que se establece entre los crímenes cometidos por ETA durante el franquismo y después en democracia".

Íñigo Martínez (Elkarrekin Podemos) ha opinado que "Herenegun" no deja claro que en Euskadi "no ha habido un conflicto entre dos bandos", y que obvia el papel que en esos años jugaron los partidos de izquierda no nacionalistas.

Solo el representante del PNV Iñigo Iturrate ha defendido el proyecto educativo y criticado los "ataques desmedidos" que ha recibido. "El trabajo es bueno pero todo es mejorable", ha concluido.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >