Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El debate para la aprobación definitiva de los Presupuestos será a mediados de marzo

La ministra Montero los registrará el lunes en la Cámara baja y el primer gran pleno se celebrará la segunda semana de febrero

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. EFE

Los primeros Presupuestos Generales del Estado diseñados por el Gobierno de Pedro Sánchez para el ejercicio de 2019 pasarán su última prueba de fuego parlamentaria en la semana del 11 al 15 de marzo en el Congreso. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, los registrará en la Cámara baja este próximo lunes tras su aprobación este viernes por el Consejo de Ministros y ese mismo lunes se cerrará el calendario parlamentario. El primer gran debate político de las cuentas públicas se producirá en el pleno que discutirá y votará las enmiendas a la totalidad en la semana del 11 al 17 de febrero. Enmiendas a la totalidad del proyecto que presentarán, seguro, PP y Ciudadanos, y que serán más que probablemente derrotadas porque en caso contrario se produciría una desautorización política tal que podría precipitar el final de la legislatura.

El gabinete de la ministra Montero ya ha avisado al de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, que este próximo lunes sobre las 10,30 horas acudirá a la Cámara para registrar oficialmente el proyecto de Presupuestos para 2019. A partir de ese momento la ministra pormenorizará todas las partidas desglosadas por departamentos, con sus inversiones y distintos capítulos, la Mesa del Congreso lo calificará y cerrará su calendario de tramitación y será publicado por el Boletín Oficial de las Cortes.

Montero ya comenzó hace días los contactos y la negociación con algunos partidos políticos, especialmente con Podemos, que es su principal socio para esta votación, pero ahora los extenderá a otras formaciones.

La ministra multiplicará esas negociaciones en paralelo a la ronda de comparecencias de altos cargos del Gobierno y los organismos públicos en el Congreso para explicar en la comisión de Presupuestos sus diferentes partidas y proyectos. Los diferentes grupos parlamentarios dispondrán hasta finales de enero para formalizar sus enmiendas a la totalidad. Los partidos que así lo hagan, pretenden cuestionar globalmente las cuentas por lo que ese examen es clave para determinar si la legislatura continúa su rumbo. Ese debate, de votación única, se producirá entre el 11 y 17 de febrero.

Si el Ejecutivo gana esa votación se empezarán a presentar y registrar diferentes enmiendas parciales por parte de todos los partidos en la comisión de Presupuestos hasta finales de febrero, que se votarían en la propia comisión a primeros de marzo. Si se aprueban esas cuentas tras el debate final en el Congreso se enviarán al día siguiente al Senado, que en teoría tendría que empezar su propio trámite de debate y votación de esa ley, que normalmente dura un mes o cinco semanas. El PP dispone de mayoría absoluta en la Cámara alta y lo más previsible es que vete esas cuentas en el primer paso, con una enmienda a la totalidad, con lo que ese plazo normal se acortará a poco más de una semana o dos y el proyecto se tumbe allí a finales de marzo.

Tras el más que probable boicoteo del PP en el Senado, el proyecto de Presupuestos debería volver a mediados de abril al Congreso para ver si se levanta o no ese veto y se resuelve finalmente el enigma de su aprobación definitiva. Ese pleno se calculaba para la tercera semana de abril pero  coincide con las vacaciones de Semana Santa y podría retrasarse unos días.

El Gobierno de Pedro Sánchez espera lograr al final los suficientes apoyos para sacar adelante estas cuentas públicas, como ha reiterado el presidente en varias comparecencias. El Ejecutivo, en cualquier caso, lo que sí confía en superar la primera prueba de las enmiendas a la totalidad, que por ahora presentarán con toda seguridad PP y Ciudadanos, y se está a la espera de ver qué hacen los partidos independentistas catalanes, ERC y PDeCAT, que tampoco se han definido claramente sobre un hipotético apoyo a las cuentas definitivas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información